Uso Terapéutico y Uso Recreativo de la Marihuana

0
48
Bueno y Malo de la Marihuana para Uso Terapéutico y Recreativo
Bueno y Malo de la Marihuana para Uso Terapéutico y Recreativo

Bueno y Malo de la Marihuana para Uso Terapéutico y Recreativo

Mientras contin√ļan los debates sobre la legalizaci√≥n de la marihuana siguen los cient√≠ficos y universidades sus estudios acerca de la legalizaci√≥n de la marihuana y sus posibles consecuencias y beneficios para las personas.

La eficacia medida de la marihuana a nivel terapéutico

Certeza o evidencia sustancial: los estudiosos de la marihuana creen que hay evidencia concluyente que ayuda en el dolor cr√≥nico en adultos (los pacientes experimentan una disminuci√≥n significativa de sus s√≠ntomas) y n√°useas y v√≥mitos causados ‚Äč‚Äčpor la quimioterapia ya que algunos cannabinoides tomados por v√≠as orales son eficaces para prevenir y tratar estos trastornos. Contra los espasmos musculares asociados con la esclerosis m√ļltiple, la “evidencia sustancial” indica que el uso a corto plazo de preparaciones orales mejora los s√≠ntomas.

Evidencia moderada: los cannabinoides parecen ser eficaces contra las dificultades para dormir asociadas con ciertas patolog√≠as (s√≠ndrome de apnea obstructiva del sue√Īo, fibromialgia, dolor cr√≥nico, esclerosis m√ļltiple).

Sin embargo, la evidencia es limitada en t√©rminos de apetito mejorado en pacientes con VIH, mejoras cl√≠nicas de ciertos s√≠ntomas en pacientes con esclerosis m√ļltiple, s√≠ndrome de Tourette o s√≠ntomas de ansiedad. Estr√©s postraum√°tico. Una asociaci√≥n estad√≠stica limitada aboga por un mejor pron√≥stico despu√©s de un traumatismo craneal o una hemorragia intracraneal si se ha tratado con marihuana que si no se ha tratado con marihuana.

РNo se puede concluir sobre la eficacia contra el cáncer, incluido el glaucoma y la anorexia, el cáncer, el síndrome del intestino irritable, la epilepsia, algunos síntomas relacionados con la lesión de la médula espinal, la esclerosis o Parkinson, ayuda con la abstinencia de otras sustancias adictivas, psicosis esquizofrénicas.

Los peligros reales o percibidos de la marihuana del uso recreativo

Lesiones o accidentes: al conducir, el consumo de marihuana sin duda aumenta el riesgo de accidentes. Los estados estadounidenses que han legalizado el uso de marihuana han visto un aumento significativo en el n√ļmero de sobredosis accidentales en ni√Īos (evidencia moderada). No hay evidencia o evidencia insuficiente sobre otros tipos de accidentes (en particular, riesgo de sobredosis).

Cáncer: la evidencia moderada muestra que no existe un vínculo estadístico entre el consumo de marihuana per se y el mayor riesgo de cánceres asociados con el consumo de tabaco (pulmones, cabeza, cuello, etc.). ); sin embargo, la evidencia limitada lo asocia con un tipo particular de cáncer testicular. Por otro lado, es imposible concluir a favor o en contra de un vínculo con otros tipos de cáncer.

Riesgos cardiometabólicos: se ha sugerido un mayor riesgo de ataque cardíaco, pero se necesita más investigación para determinar la influencia del consumo en el desarrollo de estas condiciones (evidencia limitada sugiere un mayor riesgo cardíaco y apoplejía pero un menor riesgo de diabetes), pero esto sucede exclusivamente con personas que ya son propensas a sufrir riesgo cardíaco por alguna posible enfermedad asociada.

Enfermedades respiratorias: fumar marihuana con regularidad parece estar asociado a largo plazo con episodios más frecuentes de bronquitis crónica y síntomas respiratorios más graves (tos crónica, producción de flemas). El vínculo con otras enfermedades respiratorias (asma, pérdida de la función pulmonar) es mucho menos pronunciado, por eso recomiendan en vez de fumar marihuana vaporizar marihuana.

Sistema inmunológico: evidencia limitada argumenta la actividad antiinflamatoria de la marihuana. Sin embargo, hay una falta de datos para juzgar el impacto en el sistema inmunológico de personas sanas o infectadas por el VIH, y hay evidencia igualmente insuficiente de un aumento en las infecciones orales del virus del papiloma entre los usuarios habituales.

Consumo durante el embarazo: las mujeres que fuman marihuana durante el embarazo tienen ni√Īos con pesos m√°s peque√Īos. Sin embargo, el v√≠nculo con otros problemas del embarazo o la primera infancia (complicaciones obst√©tricas, necesidad de reanimaci√≥n neonatal …) es mucho menos claro y la evidencia es claramente insuficiente en cuanto a las consecuencias a largo plazo para los ni√Īos ( Muerte infantil s√ļbita, dificultades cognitivas, uso posterior de drogas), son situaciones en las que el tabaco es mucho m√°s perjudicial que la marihuana.

Salud mental: el consumo de marihuana est√° asociado estad√≠sticamente con el riesgo de desarrollar esquizofrenia u otras psicosis, con un mayor riesgo para los consumidores de uso diario y asociados a consumos con excesito THC, pero imposible de afirmar un v√≠nculo causal. Por otro lado, los pacientes psic√≥ticos que han consumido marihuana durante mucho tiempo parecen tener un mejor desempe√Īo en tareas de aprendizaje y memoria (evidencia moderada);

La influencia sobre los s√≠ntomas de la esquizofrenia a√ļn no se ha demostrado (evidencia moderada a limitada). La evidencia tambi√©n es moderada para el aumento de los s√≠ntomas bipolares cuando se usa casi a diario, as√≠ como para la aparici√≥n de trastornos de ansiedad, depresi√≥n, pensamientos o actos suicidas.

Usos problem√°ticos y adicci√≥n: Comenzar temprano desde muy joven, ser hombre y fumar tabaco aumenta el riesgo de consumo problem√°tico de marihuana; por el contrario, tomar tratamientos estimulantes para el d√©ficit de atenci√≥n o hiperactividad en la adolescencia no es un factor de riesgo. Aqu√≠ est√° la evidencia considerada “sustancial”.

La evidencia es m√°s moderada sobre el hecho de que un consumo problem√°tico puede ser favorecido por la depresi√≥n, el consumo de drogas m√ļltiples, las dificultades de comportamiento durante la adolescencia, etc. Est√°n limitados por el aumento del riesgo de iniciaci√≥n a otras drogas, comenzando con el tabaco, y moderada a la de desarrollar una dependencia de otra sustancia (alcohol, tabaco u otras drogas il√≠citas).

Consecuencias psicosociales: el aprendizaje, la memoria y la atención se ven afectados inmediatamente después del consumo de marihuana (evidencia moderada). La evidencia es más limitada sobre las consecuencias a largo plazo para las personas que han dejado de consumir, sobre las posibilidades de los consumidores de hacer una carrera o establecer relaciones sociales, así como sobre los riesgos de desempleo o bajo nivel social, hacen una vida normal, sin problemas, bien poder estudiar una carrera o llevar una vida cotidiana de forma perfecta.

Por otro lado, los riesgos parecen ser más importantes cuando el consumo empieza a una edad joven, en una época en que se desarrollan las capacidades cognitivas. En cuanto a una posible mejora en las capacidades cognitivas después de una larga abstinencia, la evidencia es limitada, ya que aquí sí que el sujeto se ha visto afectado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here