Síntomas habituales de la abstinencia de codeína

0
33
Síntomas Habituales de la Abstinencia de Codeína

¿Cuáles son los síntomas habituales de la abstinencia de codeína?

Los síntomas de abstinencia de la codeína pueden variar de una persona a otra, y pueden ser de leves a graves.

Si quieres dejar de tomar codeína, es importante que busques consejo médico antes de intentar hacerlo, para determinar el mejor curso de acción. Cuando se es físicamente dependiente de la codeína, puede ser necesaria una desintoxicación asistida médicamente para ayudar a controlar los síntomas de abstinencia y cualquier otro problema que se pueda experimentar durante este tiempo, como la deshidratación y otras complicaciones de salud.

¿Por qué la gente experimenta síntomas de abstinencia de la codeína?

Cuando se toma codeína con regularidad, la persona puede crear una tolerancia a la droga. En consecuencia, es necesario tomar más cantidad, a intervalos más frecuentes, para experimentar los efectos deseados. Las personas que son físicamente dependientes de la codeína tienen que seguir tomando la droga para evitar el síndrome de abstinencia.

Si una persona adicta a la codeína intenta reducir o dejar de consumir la droga, experimentará síntomas de abstinencia mientras su cuerpo intenta volver a aprender a funcionar sin ella.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

Síntomas de abstinencia de la codeína

Los síntomas típicos de la abstinencia de la codeína pueden ser los siguientes

Goteo nasal y ojos llorosos
Escalofríos y piel de gallina
Dificultad para dormir
Inquietud
Irritabilidad
Pérdida de apetito
Tirones musculares

Accesorios para el Cultivo
Paraguas de Marihuana
Paraguas Marihuana
Accesorios de Marihuana
Bong de Marihuana
Bong Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Máquinas de liar de Marihuana
Maquinas para Liar

Las personas también pueden experimentar síntomas graves de abstinencia de la codeína, como

Insomnio
Fiebre
Respiración rápida
Presión arterial alta
Calambres estomacales
Náuseas, vómitos y diarrea
Agitación

Las personas que se están absteniendo de consumir codeína también pueden experimentar pensamientos suicidas, psicosis y delirios paranoides.

Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Guantes de Cocina de Marihuana
Guantes Cocina
Accesorios de Marihuana
Gorros de Marihuana
Gorros de Punto

Los síntomas agudos de abstinencia de la codeína pueden comenzar unas 12 horas después del último consumo de codeína, alcanzan su punto álgido a los tres o cinco días y pueden durar de una a cuatro semanas.

La importancia de abordar el consumo de codeína y la adicción
Entendemos que la retirada de la codeína puede parecer increíblemente aterradora. Sin embargo, bajo la supervisión de nuestros expertos, tendrá la oportunidad de retirarse de una manera segura, discreta y lo más cómoda posible.

Nuestra desintoxicación médicamente asistida trabajará para reducir el impacto de la abstinencia. Nuestros equipos de profesionales médicos pueden recetar medicamentos y proporcionar una intervención médica especializada si es necesario para apoyarle en su viaje.

Durante este tiempo, participará en terapias individuales y de grupo que le ayudarán a abordar el origen de su adicción, así como los desencadenantes de su comportamiento adictivo. También tendrá tiempo para aprender estrategias para la vida en adelante, dando pasos reales hacia una recuperación sostenible.

¿Cómo reducir el consumo de codeína?

La codeína es uno de los diversos medicamentos opiáceos que se utilizan para aliviar el dolor en pacientes de todo el mundo. La mayoría está familiarizada con su uso principal como supresor de la tos en forma de líquido o píldora. La codeína está clasificada como un opiáceo, que se descompone en morfina dentro del sistema nervioso central. El alivio eficaz y oportuno del dolor se produce unos instantes después.

Este analgésico de prescripción es un predecesor de muchos opiáceos. Junto con la morfina, la codeína se creó por primera vez hace casi 200 años. La droga se ha aislado de la planta del opio desde hace más de un siglo. Esto ha hecho que se produzcan millones de kilogramos de codeína cada década. Técnicamente, dado que la codeína procede de la adormidera, es un opiáceo de origen natural, diferente de los opiáceos artificiales como la hidrocodona.

Aunque puede ser el precursor de varios opioides modernos, su longevidad no significa nada en lo que respecta a la potencia. En general, la codeína es diez veces menos potente que la morfina, lo que significa que también es menos potente que la oxicodona y la hidrocodona, y cientos de veces más débil que los nuevos análogos de los opioides, como el fentanilo.

Gran parte de su riesgo tiene su origen en una popular variedad recreativa de la codeína.

Tal vez lo peor de todo sea que la dependencia de la codeína puede hacer que las personas sean susceptibles de pasarse a sus contemporáneos más formidables y mortales. La esperanza es que una persona que usa codeína nunca llegue al punto en que el uso de la codeína cree un deseo que ya no pueda satisfacer.

Es primordial que quienes consumen codeína -de forma recreativa o clínica- busquen tratamiento lo antes posible. ¿Cómo podría ser exactamente ese tratamiento? Será diferente de una persona a otra. Pero hay un hilo conductor en la mayoría de las dependencias de la codeína, y es que el consumidor probablemente necesitará alguna forma de desintoxicación.

No hay duda de que la desintoxicación puede ser una idea aterradora. La palabra en sí evoca pensamientos desagradables en la mente del público en general, por no hablar de una persona que lucha contra un trastorno de consumo. Sin embargo, hay un método de desintoxicación que cambia este paradigma: la reducción gradual. Decidir abandonar la codeína es un primer paso monumental hacia una vida libre de opiáceos.

Reducción de la codeína

Antes de profundizar en cómo reducir la codeína, es mejor comenzar con algunos conocimientos básicos pertinentes para informar mejor una decisión de desintoxicación.

Dicho esto, ¿por qué utilizar una reducción? Desde la perspectiva de los profesionales médicos, la respuesta suele ser triple:

Soportar la abstinencia

Lo primero y más importante es pensar en los tapers como el antagonista de la abstinencia de la codeína. El tapers, como su nombre indica, requiere una disminución gradual y progresiva de la presencia de la codeína en el cuerpo. El sistema nunca carece por completo de la droga, lo que significa que no es probable que se produzca un síndrome de abstinencia. Incluso los pacientes con una dependencia grave pueden evitar o reducir el alcance de la abstinencia reduciendo lentamente la codeína.

Adeptos a la adaptación

El cuerpo necesita mucho tiempo para reacondicionarse, independientemente del tiempo que la persona haya estado consumiendo codeína. Las disminuciones permiten al cuerpo hacer lo que mejor sabe hacer: curarse a sí mismo, físicamente y mentalmente, y luego seguir adelante.

Paradas directas

Las pausas están diseñadas para funcionar según un calendario establecido por un médico. Dejar de fumar en seco no forma parte de ese plan. Los dos beneficios mencionados anteriormente se invierten cuando un usuario intenta abandonar la codeína por completo: el cuerpo no puede adaptarse y el síndrome de abstinencia ataca con toda su fuerza. Por extraño que parezca, no dejar la codeína puede ser la decisión correcta. Al menos, no dejarla instantáneamente.

Si una persona intenta una desintoxicación en frío, le esperan potencialmente semanas de dolor implacable.

Algunos de los efectos secundarios que pueden presentar son

Síntomas similares a los de la gripe: Sudoración excesiva, mucosidad o lágrimas, son habituales durante la abstinencia de codeína.

Náuseas: Los vómitos o el vómito seco pueden amplificar los síntomas gripales.

Insomnio: El sueño puede no ser fácil al comienzo de la abstinencia.

Pueden pasar días hasta que se consiga una noche completa de sueño.

Calambres: Los dolores y espasmos abdominales son comunes, al igual que los episodios de estreñimiento o diarrea.

Dolor muscular: El malestar no se detiene en el estómago, los músculos de todo el cuerpo pueden mostrar un comportamiento anormal o doloroso.

Síntomas psicológicos: Suele ser una señal de que el síndrome de abstinencia está a punto de terminar, la víctima puede acabar sufriendo intensos sentimientos de ansiedad, pánico e incluso depresión.

Cómo reducir la dosis de codeína

Siempre que sea posible, la reducción de la codeína debe realizarse con la ayuda de profesionales médicos cualificados. Aunque la abstinencia no sea mortal en sí misma, intentar superar la codeína por uno mismo reduce drásticamente el margen de error. Para tener alguna posibilidad de éxito, la retirada de la codeína en casa debe planificarse meticulosamente y contar con el apoyo de los seres queridos.

La retirada de la codeína requiere una reducción constante de la dosis. Una buena cantidad intermedia se sitúa en el rango del 10% semanal. Algunos pacientes podrán reducir un 25 por ciento, o incluso un 50 por ciento, dependiendo de su historial con la codeína. En general, cuanto más tiempo haya utilizado el opioide, más larga debe ser la reducción.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
COMPARTIR
Artículo anterior¿Para qué se utiliza el Peyote?
Artículo siguienteMatar los ácaros en las plantas que están en las Macetas
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.