¿Qué pasa cuando se enferma nuestra planta de marihuana?

0
1724
Cuando una Planta de Marihuana Enferma que Hacemos
Cuando una Planta de Marihuana Enferma que Hacemos

¿Qué enfermedades pueden tener nuestras plantas de marihuana?

Son muchas las causas por las que nuestras plantas de marihuana pueden estar o caer enfermas, por eso hemos de prestar mucha atención y tener mucho cuidado. Hemos de estar pendientes de nuestras plantas de marihuana viendo todos los síntomas que pueden tener.

Es importante poder saber las causas por las que nuestra planta de marihuana, pero porque causas puede enfermar nuestras plantas de marihuana.

Las Plagas de la marihuana

Una de las causas puede ser las plagas, que son insectos que se posan sobre nuestras plantas y nos pueden hacer mucho daño a nuestro cultivo de marihuana, por eso debemos estar atentos, si vemos un gusano, o moscas o cualquier otro insecto que pulule por nuestro cultivo.

Enfermedad en las raíces

La podredumbre radicular es otra de las afecciones que puede hacer que nuestra planta de marihuana caiga enferma y muera, y esta podredumbre radicular puede ser causada por hongos, no hemos de regar demasiado nuestro sustrato, para que las plantas de marihuana tengan oxígeno y no se ahoguen de agua, tampoco la temperatura de la maceta tiene que ser excesiva.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

Escasez de nutrientes o exceso de nutrientes

Tan malo es una como la otra, no podemos sobre alimentar a la planta de marihuana porque las raíces se colapsan y no son capaces de absorber más nutrientes, por eso hemos de alimentar a la planta de marihuana lo justo. Si la planta de marihuana se empieza a cambiar de olor y se curva hacia abajo, dejará de crecer o crecerá muy lentamente, por eso es tan malo muchos nutrientes como pocos nutrientes.

La Carencia de Nitrógeno

En la fase de crecimiento es fundamental el nitrógeno para que nuestra planta de marihuana puede crecer hacerse grande y poder llegar a la siguiente fase que sería la fase de floración, grande, potente y con muchos nutrientes. Si las hojas de vuelven amarillas empezarán a caerse solas, es por falta de nitrógeno, tendremos que aportar nitrógeno para que pueda volver a recuperarse.

Carencia de Fósforo

Aquí es cuando la planta no crece casi nada, las hojas de tornan a color azulado, el tallo de la misma forma se vuelve azul, habrá que aportarle fósforo en el fertilizante para que poco a poco vaya cambiando de color y pueda recuperarse.

Accesorios para el Cultivo
Paraguas de Marihuana
Paraguas Marihuana
Accesorios de Marihuana
Bong de Marihuana
Bong Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Máquinas de liar de Marihuana
Maquinas para Liar

Carencia de Potasio

Con carencia de potasio la planta de marihuana crecerá mucho pero de forma débil y se podrá debilitar, y romperse o doblarse el tallo, las hojas toman un color amarillo, hay inmediatamente que aplicar un fertilizante rico en potasio como el té de banana.

Ataque de hongos

Si los hongos no se eliminan a tiempo terminarán por afectar a la fotosíntesis, y lo que quiere decir que no le llegará el alimento al tallo y a las hojas por lo que la planta de marihuana podrá morir.

Son muchas las adversidades que sufre la planta de marihuana y los cultivadores de marihuana, que hemos de tener muy presente lo que tenemos que hacer en cada momento y la observación es fundamental en el cultivo de nuestras plantas de marihuana.

Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Guantes de Cocina de Marihuana
Guantes Cocina
Accesorios de Marihuana
Gorros de Marihuana
Gorros de Punto

Diagnóstico temprano de las enfermedades de la Marihuana

El diagnóstico de la enfermedad de la marihuana no es una tarea fácil, ya que los síntomas de la infección pueden estar muy extendidos y a menudo se diagnostican erróneamente. ¿Son las hojas de sus plantas amarillas y marchitas? El culpable puede ser simplemente el riego excesivo o insuficiente. Pero también podría serlo un pH desequilibrado, una fertilización excesiva y un consumo de nutrientes, una colocación inadecuada de la luz o un clima extremo, y eso ni siquiera incluye las plagas que causan la mayoría de las pérdidas de cultivos de marihuana.

Las hojas amarillas son un síntoma común de muchas enfermedades de la marihuana… pero también un síntoma de deficiencias de nutrientes y un entorno de cultivo desequilibrado.

Entre hongos, virus, bacterias, animales e insectos, no faltan las plagas que buscan cavar en sus preciosos cultivos.

Sin embargo, si no está buscando un análisis en profundidad, o simplemente quiere aprender más acerca de las enfermedades y plagas comunes de la marihuana – aquí están nuestros cinco principales para estar atentos:

1. Mildiu blanco en polvo (Culpable: Hongos Golovinomyces)

No los jugosos champiñones servidos sobre un filete en un restaurante elegante, y no las útiles «micorrizas» que complementan las redes de raíces subterráneas… los siguientes hongos son simplemente malas noticias. Los hongos patógenos podrían considerarse la «mafia» de la comunidad de plagas de la marihuana, con al menos 88 especies diferentes que atacan la marihuana y trabajan en redes ocultas para replicarse y destruirse.

El mildiú polvoroso es un notorio patógeno de la cannabis que, cuando muestra su cara, no es difícil de identificar. Con una sustancia polvorienta de color blanco-grisáceo visible en la superficie de la planta, la presencia del mildiú polvoroso es ciertamente alarmante. El mildiú polvoroso es extremadamente bueno para propagarse, usualmente desde las hojas y la base de la planta, hasta el brote y las flores, donde esencialmente los vuelve inútiles.

Aunque la mildiú polvoroso es muy común en la marihuana, todavía hay mucho que no sabemos acerca de esta plaga de hongos. Aunque todavía se discute si el mildiú polvoroso se extiende sobre la superficie de las hojas o viaja dentro del sistema vascular de las plantas, se sabe que el mildiú polvoroso dificulta la capacidad de las plantas para obtener nutrientes esenciales. También existe un debate sobre si el consumo de marihuana infectado con PM es peligroso para los humanos (especialmente en aquellos con sistemas inmunológicos comprometidos), pero no hay debate sobre cómo se propaga (a través del aire y el agua), y si puede arruinar un cultivo (SÍ, ciertamente puede).

La prevención es, con mucho, la mejor manera de enfrentar el mildiú polvoroso, que prospera en ambientes frescos y húmedos, con hacinamiento y demasiada agua. Es esencial mantener un espacio de cultivo higiénico con un buen flujo de aire y un equipo limpio.

Sin embargo, independientemente de las medidas de precaución, la infección es a veces inevitable. Vigilar las plantas jóvenes y las hojas para detectar ampollas y olores extraños ayudará a detectar esta infección a tiempo, ya que estos signos preceden al polvo blanco más evidente. Si la prevención falla, afortunadamente hay una variedad de tratamientos orgánicos para el mildiú polvoroso disponibles.

2. Moho Gris. Pudrición del brote (Culpable: Hongos Botrytis)

La botritis es un hongo que afecta a cientos de especies de plantas, incluida la marihuana. Aunque esta plaga puede atacar todas las partes de la planta de marihuana, se encuentra más comúnmente en los brotes de la planta en la etapa tardía de la floración.

Al igual que nuestra anterior plaga, el próspero moho gris es fácilmente visible a simple vista, y debe dar lugar a una acción inmediata, ya que su presencia puede destruir toda una cosecha en cuestión de días. Algunos incluso argumentarían que el moho gris es la mayor amenaza de los cultivadores de marihuana.

Entonces, ¿cómo combatimos el moho gris?

Su mejor apuesta, como con todas las infecciones por hongos, es la prevención y la detección temprana. La prevención, como vimos con el mildiú polvoroso, comienza con un espacio de cultivo sanitario con buen flujo de aire y drenaje (baja humedad), y suficiente espacio entre las plantas.

La detección temprana puede comenzar incluso antes de que aparezcan los característicos brotes de color gris algodonoso. Los primeros signos de una infección de moho gris pueden verse en el color y la textura de la propia planta. Las hojas aparecen secas y los tallos se vuelven suaves y marrones. El moho gris temprano también puede presentarse como una sustancia blanca pulverulenta, que se oscurecerá con el tiempo hasta convertirse en una pelusa gris (a veces incluso negra o púrpura), y eventualmente en una baba gris-marrón.

Una vez que es visible a simple vista, el daño interno de la planta a menudo está demasiado lejos para ser tratado. Lo mejor que se puede hacer en este momento es eliminar las plantas o tejidos infectados, para evitar la contaminación de las plantas cercanas.

3. Marchitamiento del fusarium y pudrición de la raíz (Culpable: Fusarium)

Debido a la capacidad del Fusarium para mutar y a la posibilidad de que pudiera «irse al garete» y acabar con otros cultivos, los ecologistas protestaron.

No sabemos si el fusarium se ha utilizado para eliminar los cultivos de drogas, pero sí sabemos que se ha sometido a pruebas de su eficacia para eliminar las malas hierbas. El fusarium también ha sido propuesto como un arma biológica para interrumpir la producción de alimentos y dañar las economías nacionales.

El Fusarium es un hongo que habita en el suelo y que ataca tanto a nivel de las raíces como de las hojas, bloqueando la entrega de nutrientes dentro de la planta y restringiendo el flujo de agua. El Fusarium puede causar que las hojas se marchiten, con la característica distintiva de manchas oscuras en las hojas inferiores, que se vuelven amarillo-marrón antes de marchitarse. Las hojas colapsadas permanecerán adheridas al tallo, cayendo hacia abajo, en todo el camino hacia arriba de la planta. También se puede observar un rizado ascendente de las puntas de las hojas.

El fusarium también causa comúnmente la putrefacción de las raíces, donde las raíces y eventualmente el tallo se tornan rojas por dentro y se revientan en áreas, invitando a la entrada de más agentes causantes de enfermedades. Sin un tratamiento efectivo y con su capacidad de propagarse fácilmente a través del suelo, el agua y el aire, el Fusarium es algo que debe evitarse a toda costa.

4. Ácaros araña (Culpable: Arácnido Tetranychus urticae)

Estos ácaros no sólo pueden dar a sus plantas un aspecto de Halloween, sino que también son muy eficaces en la destrucción de los cultivos y puede ser muy difícil de deshacerse de ellos.

Los primeros signos de infestación son las marcas de mordeduras en las hojas, que aparecen como pequeños puntos en la superficie (también conocido como punteado). Al examinarlas de cerca, se pueden ver pequeños ácaros que residen en el envés de la hoja, pero desafortunadamente, la mayoría de los ácaros pasan desapercibidos.

Los ácaros araña son extremadamente pequeños, y como sus huevos son aún más pequeños, las infestaciones a menudo permanecen ocultas hasta que una gran cantidad de daño se ha hecho. Las hojas eventualmente se vuelven amarillas, y poco después, las telarañas comienzan a aparecer.

Los ácaros araña trabajan duro y rápido, por lo que una vez más, su mejor apuesta para hacer frente a esta plaga es la prevención. A diferencia de los anteriores enemigos de los hongos, los ácaros araña prosperan en un ambiente caliente y seco. Controlar la temperatura y la humedad es una gran manera de prevenir la infestación, así como seguir constantemente las buenas prácticas de saneamiento. La circulación del aire es también una gran manera de prevenir enfermedades, ya que tanto los ácaros como los hongos prefieren el aire estancado.

5. Pudrición del Pythium (Culpable: Hongos/Pythium protista)

En las semillas, la infección impide la germinación, lo que resulta esencialmente en semillas «muertas» que aparecen suaves y de color oscuro. En las plántulas, se produce un oscurecimiento visible en la línea del suelo, que finalmente da lugar a un tallo que se cae y deja que se amarillee y se marchite.

El oscurecimiento afecta a las semillas y plántulas, destruyendo las plantas antes de que tengan la oportunidad de crecer. Si las plantas de semillero muestran signos de humectación, lo mejor es retirarlas para evitar la contaminación circundante. Como esta enfermedad no deja tiempo para el tratamiento, vemos de nuevo que la prevención es la clave.

Puedes prevenir la humectación siguiendo los procedimientos sanitarios adecuados, y asegurándote de que tu medio de cultivo esté «limpio» y no sobresaturado con agua. Tomar medidas de precaución para asegurar que el suelo esté libre de contaminación es un primer paso vital. Como esta plaga favorece la humedad, un ambiente con poca humedad y buena circulación de aire también es esencial.

Lamentablemente, el Pythium no se detiene en las semillas y plántulas. Esta plaga también puede causar la putrefacción de las raíces, que a menudo es difícil de detectar en las raíces de las plantas que residen en el suelo.

Los síntomas de una planta infectada con la podredumbre de la raíz imitan muchas otras enfermedades de la planta y deficiencias de nutrientes, como el amarillamiento de una deficiencia de nitrógeno. La señal delatora está en las raíces, donde se encuentra un limo marrón con un olor fétido.

Los microbios benéficos son una de las formas más efectivas de prevenir y tratar la putrefacción del pythium, especialmente a nivel de las raíces, donde residen las bacterias aeróbicas (un producto del té de compostaje) y las micorrizas.

 

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/