¿Por qué al tabaco se le considera una Droga?

0
88
¿Por qué al Tabaco se le Considera una Droga?

¿Qué es el tabaco?

El tabaco es una planta que se cultiva por sus hojas, que se secan y fermentan antes de ser introducidas en los productos del tabaco. El tabaco contiene nicotina, un ingrediente que puede provocar adicción, razón por la cual a muchas personas que lo consumen les resulta difícil dejarlo. También hay muchas otras sustancias químicas potencialmente dañinas que se encuentran en el tabaco o que se crean al quemarlo.

¿Cómo se consume el tabaco?

La gente puede fumar, masticar o esnifar tabaco. Los productos de tabaco para fumar incluyen cigarrillos, puros, bidis y kreteks. Algunas personas también fuman tabaco suelto en una pipa o narguile (pipa de agua). Los productos de tabaco masticado incluyen el tabaco de mascar, el rapé, el dip y el snus; el rapé también se puede esnifar.

¿Cómo afecta el tabaco al cerebro?

La nicotina de cualquier producto del tabaco se absorbe fácilmente en la sangre cuando una persona lo consume. Al entrar en la sangre, la nicotina estimula inmediatamente las glándulas suprarrenales para que liberen la hormona epinefrina (adrenalina). La epinefrina estimula el sistema nervioso central y aumenta la presión arterial, la respiración y el ritmo cardíaco.

Al igual que ocurre con drogas como la cocaína y la heroína, la nicotina activa los circuitos de recompensa del cerebro y también aumenta los niveles del mensajero químico dopamina, que refuerza los comportamientos gratificantes. Los estudios sugieren que otras sustancias químicas del humo del tabaco, como el acetaldehído, pueden potenciar los efectos de la nicotina en el cerebro.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

¿Qué otros efectos tiene el consumo de tabaco sobre la salud?

Aunque la nicotina es adictiva, la mayoría de los efectos graves del consumo de tabaco sobre la salud provienen de otras sustancias químicas. Fumar tabaco puede provocar cáncer de pulmón, bronquitis crónica y enfisema. Aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, lo que puede provocar un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco.

El tabaquismo también se ha relacionado con otros tipos de cáncer, leucemia, cataratas, diabetes de tipo 2 y neumonía. Todos estos riesgos se aplican al uso de cualquier producto fumado, incluido el tabaco para narguile. El tabaco sin humo aumenta el riesgo de cáncer, especialmente el de boca.

Cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos, también conocidos como e-cigarrillos o e-vaporizadores, son dispositivos que funcionan con pilas y suministran nicotina con aromas y otras sustancias químicas a los pulmones en forma de vapor en lugar de humo. Las empresas de cigarrillos electrónicos suelen anunciarlos como más seguros que los cigarrillos tradicionales porque no queman tabaco. Sin embargo, los investigadores saben muy poco sobre los riesgos para la salud del uso de estos dispositivos.

Accesorios para el Cultivo
Paraguas de Marihuana
Paraguas Marihuana
Accesorios de Marihuana
Bong de Marihuana
Bong Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Máquinas de liar de Marihuana
Maquinas para Liar

Las mujeres embarazadas que fuman cigarrillos corren un mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo, de que sus hijos nazcan muertos o prematuros, o de que nazcan con bajo peso. Fumar durante el embarazo también puede estar asociado a problemas de aprendizaje y comportamiento en los niños expuestos.

Las personas que están de pie o sentadas cerca de otras que fuman están expuestas al humo de segunda mano, ya sea el que proviene de la parte quemada del producto del tabaco o el que exhala la persona que está fumando. La exposición al humo de segunda mano también puede provocar cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas.

Puede causar problemas de salud tanto en adultos como en niños, como tos, flema, reducción de la función pulmonar, neumonía y bronquitis. Los niños expuestos al humo de segunda mano tienen un mayor riesgo de padecer infecciones de oído, asma grave, infecciones pulmonares y muerte por síndrome de muerte súbita del lactante.

Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Guantes de Cocina de Marihuana
Guantes Cocina
Accesorios de Marihuana
Gorros de Marihuana
Gorros de Punto

¿Cómo conduce el consumo de tabaco a la adicción?

El Informe del Cirujano General sobre el abandono del tabaco, publicado en enero de 2020, ofrece pruebas de que dejar de fumar es beneficioso a cualquier edad, mejora el estado de salud y aumenta la calidad de vida. También reduce el riesgo de muerte prematura y puede añadir hasta una década a la esperanza de vida.

Para muchas personas que consumen tabaco, los cambios cerebrales a largo plazo provocados por la exposición continuada a la nicotina provocan adicción. Cuando una persona intenta dejar de fumar, puede tener síntomas de abstinencia, como

irritabilidad
problemas de atención
problemas para dormir
aumento del apetito
fuertes deseos de consumir tabaco

¿Cómo se puede tratar la adicción a la nicotina?

Tanto los tratamientos conductuales como los medicamentos pueden ayudar a las personas a dejar de fumar, pero la combinación de medicamentos con asesoramiento es más eficaz que cualquiera de los dos por separado.

Tratamientos conductuales

Los tratamientos conductuales utilizan una variedad de métodos para ayudar a las personas a dejar de fumar, desde materiales de autoayuda hasta asesoramiento. Estos tratamientos enseñan a las personas a reconocer las situaciones de alto riesgo y a desarrollar estrategias para afrontarlas. Por ejemplo, las personas que se juntan con otras que fuman tienen más probabilidades de fumar y menos de dejar de hacerlo.

Otros medicamentos

El bupropión (Zyban®) y la vareniclina (Chantix®) son dos medicamentos sin nicotina aprobados por la FDA que han ayudado a las personas a dejar de fumar. Se dirigen a los receptores de nicotina en el cerebro, aliviando los síntomas de abstinencia y bloqueando los efectos de la nicotina si se vuelve a fumar.

¿Puede una persona sufrir una sobredosis de nicotina?

La nicotina es tóxica y, aunque no es frecuente, es posible sufrir una sobredosis. Una sobredosis se produce cuando la persona consume demasiada cantidad de una droga y tiene una reacción tóxica que provoca síntomas graves y perjudiciales o la muerte. La intoxicación por nicotina suele producirse en niños pequeños que mastican accidentalmente chicles o parches de nicotina utilizados para dejar de fumar o ingieren el líquido de los cigarrillos electrónicos.

Los síntomas incluyen dificultad para respirar, vómitos, desmayos, dolor de cabeza, debilidad y aumento o disminución del ritmo cardíaco. Cualquier persona a la que le preocupe que un niño o un adulto pueda estar sufriendo una sobredosis de nicotina debe buscar ayuda médica inmediata.

Informes de muertes relacionadas con el vapeo

Muchos de los productos sospechosos analizados por los estados o las autoridades sanitarias federales han sido identificados como productos para vapear que contienen THC, el principal ingrediente psicotrópico de la marihuana. Algunos de los pacientes declararon haber consumido una mezcla de THC y nicotina, y otros declararon haber consumido sólo nicotina.

No se ha identificado ninguna sustancia en todas las muestras analizadas, y no está claro si las enfermedades están relacionadas con un único compuesto. Hasta que se conozcan más detalles, han advertido a la gente que no utilice ningún producto de vapeo comprado en la calle, y advierten que no se modifique ningún producto comprado en las tiendas. También piden a la gente y a los profesionales de la salud que informen de cualquier efecto adverso.

Puntos a recordar

El tabaco es una planta que se cultiva por sus hojas, que se secan y fermentan antes de ser introducidas en los productos del tabaco. El tabaco contiene nicotina, el ingrediente que puede provocar adicción.

Las personas pueden fumar, masticar o esnifar tabaco.

La nicotina actúa en el cerebro estimulando las glándulas suprarrenales para que liberen la hormona epinefrina (adrenalina) y aumentando los niveles del mensajero químico dopamina.

Fumar tabaco puede provocar cáncer de pulmón, bronquitis crónica y enfisema. Aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón, lo que puede provocar una apoplejía o un ataque cardíaco. El tabaquismo también se ha relacionado con otros tipos de cáncer, leucemia, cataratas y neumonía. El tabaco sin humo aumenta el riesgo de cáncer, especialmente el de boca.

El humo de segunda mano puede provocar cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas, así como otros efectos sobre la salud de adultos y niños.

Para muchos consumidores de tabaco, los cambios cerebrales a largo plazo provocados por la exposición continuada a la nicotina dan lugar a la adicción.

Tanto los tratamientos conductuales como la medicación pueden ayudar a las personas a dejar de fumar, pero la combinación de la medicación con el asesoramiento es más eficaz que cualquiera de los dos por separado.

La sobredosis de nicotina es posible, aunque suele ocurrir en niños pequeños que mastican accidentalmente chicles o parches de nicotina o ingieren líquido de cigarrillos electrónicos.
Cualquier persona a la que le preocupe que un niño o un adulto pueda estar sufriendo una sobredosis de nicotina debe buscar ayuda médica inmediata.

El tabaco es muy demandado en la sociedad

El tabaco es una planta que contiene nicotina, una droga psicoactiva (que altera la mente) que acelera la actividad de nuestro sistema nervioso central, pero también tiene efectos relajantes.

El tabaco está disponible en muchas formas, como los cigarrillos, el tabaco de pipa, el tabaco de mascar y el rapé o snus (un polvo que se huele o se pone entre el labio inferior o la mejilla y las encías). La nicotina también está disponible en productos que no son tabaco, como los chicles, los parches y otras ayudas para dejar de fumar.

¿Por qué consumimos tabaco?

Los seres humanos han consumido tabaco durante muchos años por diversas razones. Para algunos, el tabaco ha desempeñado un papel importante en las ceremonias y ha servido para marcar ocasiones especiales, como el nacimiento de un bebé. Para otros, se ha utilizado para aumentar el estado de alerta o para relajarse y conectar con amigos y conocidos en reuniones sociales. Pero, al igual que otras sustancias psicoactivas, el tabaco puede ser perjudicial.

Mientras que alguien puede fumar un cigarrillo para relajarse después del trabajo, utilizar el tabaco como herramienta para aliviar el estrés puede llevarle a echar mano de un cigarrillo cada vez que se sienta irritado o tenso. Y puede empezar a asociar el fumar con esos sentimientos. Si utilizamos el tabaco para ayudarnos a concentrarnos, con el tiempo puede resultarnos difícil estudiar y trabajar sin fumar. Y cuando socializamos, podemos disfrutar de los efectos estimulantes y de la camaradería, pero fumar también puede resultar desagradable o inaceptable para los demás.

¿Qué ocurre cuando consumimos tabaco?

Cuando se fuman hojas de tabaco, la nicotina se absorbe a través de los pulmones y llega al torrente sanguíneo. Cuando el tabaco se mastica o se esnifa, la nicotina se absorbe a través de las membranas de la boca y la nariz. A continuación, viaja por el cuerpo hasta el cerebro.

La nicotina provoca la liberación de dopamina, una sustancia química del cerebro asociada al placer. Los efectos pueden ir desde una leve estimulación hasta la relajación. Pero el tabaco (y otros productos con nicotina) puede afectar a distintas personas de manera diferente, según la cantidad que se consuma y la frecuencia.

Efectos sobre la salud

El humo del cigarrillo contiene más de 4.000 sustancias químicas, muchas de las cuales se sabe que causan cáncer. Quienes fuman un poco de vez en cuando pueden disfrutar de los efectos estimulantes o relajantes del tabaco y pueden no notar cambios en su salud. Pero incluso el tabaquismo ligero y ocasional aumenta el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el tabaco.

El consumo de tabaco también puede afectar negativamente a nuestra vida social. Por ejemplo, unos pocos cigarrillos pueden ayudarnos a relajarnos en un entorno social. Pero las políticas de no fumar se han convertido en la norma en los lugares públicos y en muchos hogares, lo que puede dar lugar a menos oportunidades de socializar con amigos que no quieran estar cerca del humo de segunda mano.

Cuanto más tiempo fume una persona o esté rodeada de humo, mayores serán sus posibilidades de desarrollar una enfermedad relacionada con el tabaquismo, como un infarto de miocardio, un derrame cerebral, un cáncer de pulmón o de boca o garganta, y enfermedades respiratorias como el enfisema y la bronquitis crónica. Fumar también supone un riesgo de desarrollar problemas en los dientes y las encías. Si las mujeres fuman durante el embarazo, corren un mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo y sus bebés pueden tener un menor peso corporal.

¿Cuándo es un problema consumir tabaco?

El consumo de tabaco es un problema cuando afecta negativamente a nuestra vida o a la de los demás. Nuestros patrones de consumo de tabaco -es decir, la cantidad y la frecuencia con la que lo consumimos- pueden influir en el nivel de riesgo. Si consumimos tabaco con regularidad, además de aumentar nuestra probabilidad de padecer enfermedades crónicas, como se ha indicado anteriormente, también podemos desarrollar una dependencia.

Esto significa que necesitamos consumir tabaco para sentirnos normales y funcionar en la vida diaria. Las personas que fuman regularmente y luego intentan dejarlo pueden experimentar sentimientos de abstinencia: irritabilidad, inquietud, trastornos del sueño y dificultades de concentración.

Mucha gente piensa que los problemas relacionados con el tabaco sólo les ocurren a las personas que fuman mucho todos los días. Sin embargo, incluso el consumo ocasional de pequeñas cantidades de tabaco aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud. Y el humo del tabaco puede perjudicar a quienes lo inhalan en forma de humo ajeno. El humo que llena el aire alrededor de un fumador contiene toxinas peligrosas.

Mezclar el tabaco con otras sustancias

A muchas personas les gusta fumar cigarrillos mientras beben alcohol con los amigos. Algunas personas sólo fuman cuando socializan con las bebidas, mientras que otras fuman más de lo normal en esos momentos. Combinar el tabaco con otras sustancias puede aumentar el riesgo de sufrir daños. Las posibles consecuencias pueden variar según el tipo de drogas y las cantidades utilizadas. A continuación se indican algunas combinaciones comunes y sus posibles resultados.

Alcohol

Combinar el alcohol con el tabaco puede aumentar el riesgo de padecer algunos cánceres más de lo que lo haría cualquiera de las dos drogas por separado.

Medicamentos

El humo del tabaco interactúa con algunos medicamentos y existe la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios o se reduzcan los beneficios medicinales. Consultar con su profesional sanitario y leer las etiquetas de los medicamentos puede ayudar a reducir este riesgo.

Cannabis

Dado que el humo de los cigarrillos contiene toxinas cancerígenas, añadir tabaco a un porro para que el suministro dure más tiempo es más arriesgado que fumar cannabis por sí mismo.

¿Cómo tomar decisiones más saludables sobre el tabaco?

La mayoría de la gente sabe que el consumo de tabaco no es saludable. Sin embargo, a muchas personas les resulta difícil reducir el número de cigarrillos que fuman, y mucho menos dejar de fumar por completo. Siempre que decidamos consumir tabaco, es útil saber qué medidas podemos tomar para que nuestro consumo sea lo menos perjudicial posible. Por ejemplo, masticar tabaco o vaporizar nicotina en un cigarrillo electrónico es menos perjudicial que fumar la sustancia.

A continuación se exponen otras pautas útiles para seguir.

No demasiado. Limitar la cantidad que consumimos en un periodo determinado nos ayuda a controlar cuidadosamente nuestro consumo y puede ser un paso para dejar de fumar.

Compre un paquete cada vez y establezca un límite para la cantidad de cigarrillos que va a fumar en un día o una semana (evite compensar inhalando más profundamente). Ayúdate a cumplir tu plan guardando el dinero que habrías gastado si te hubieras pasado de tu límite, o date un capricho con una alternativa saludable.

No demasiado a menudo. Reflexionar sobre nuestros patrones de consumo de tabaco nos ayuda a descubrir qué situaciones y sentimientos desencadenan nuestro deseo de fumar. Restringir las veces que nos permitimos fumar puede ayudarnos a romper nuestros patrones.

Evite fumar todos los días o todos los fines de semana. Si es necesario, planifique cosas divertidas o interesantes que hacer en los días y fines de semana en los que no fuma para no pasar el tiempo pensando en fumar.

Sólo en contextos seguros. Tomar decisiones informadas sobre dónde y con quién podemos fumar ayuda a evitar daños a quienes nos rodean y puede ayudar a modificar nuestros patrones de consumo de tabaco.

Fume fuera de su casa y de su vehículo, especialmente si tiene niños u otras personas a su cargo.

 

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
COMPARTIR
Artículo anterior¿Cómo Cultivar Marihuana?
Artículo siguienteProductos Farmacéuticos donde está la Marihuana
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.