¿Qué es lo que nunca tenemos que hacer con nuestra planta de marihuana?

2
665
¿Qué no Tenemos que Hacer a Nuestras Plantas de Marihuana?
¿Qué no Tenemos que Hacer a Nuestras Plantas de Marihuana?

No tenemos que hacer con la planta de marihuana

Si estás pensando en tener tu plantita para tu consumo personal y no sabes por dónde partir o lo has estado intentando pero sin buenos resultados, entonces llegaste al lugar correcto.

Está claro que los que amamos a la planta de marihuana y nos gusta tanto plantarla como consumirla hemos de buscar los lugares para poder cultivar nuestra pasión sin levantar sospechas o las menos posibles.

Pero para cultivar nuestras plantas de marihuana hemos de saber unas cuantas cosas de cómo cultivar la planta de nuestros amores. Es importante saber que tenemos que hacer en el cultivo de marihuana.

Par empezar:

¿Qué planta de marihuana tengo que cultivar?

Está claro que si queremos hacer nuestro cultivo de interior, hemos de saber el espacio que tenemos a nuestra disposición, normalmente 1,5 metros cuadrados y hasta dos metros de altura, hasta aquí bien, porque podemos cultivar cualquier variedad. Pero mejor cultivar semillas de marihuana indicas en vez de sativas porque las sativas se nos pueden desmadrar un poco y crecer demasiado, si es así y decidimos cultivar plantas sativas tenemos que hacer las podas pertinentes.

Tendremos que elegir variedades de marihuana de fácil cultivo, con una resistencia alta a las temperaturas, resistencia a las plagas y con pocos cuidados, aunque en casa plagas pocas podemos tener, eso sí hay que hacer las cosas bien.

Lo que está claro que en un cultivo de interior es mucho mejor, elegir unas variedades Indicas, que son menos exuberantes, crecen mucho menos, y por regla general no sobrepasan de los dos metros, son más controlables.

¿Qué tengo que hacer a la hora de preparar la semilla de marihuana?

Es bueno saber que tenemos que hacer con las semillas de marihuana, cómo podemos cultivar o germinar nuestras semillas de marihuana.

Lo más fácil es germinar nuestras semillas de marihuana entre servilletas, es el mejor método, el que casi todos los cultivadores de marihuana realizan.

Tomamos un plato colocaos la primera servilleta en el plato un poco húmeda, posteriormente ponemos la semilla o las semillas de marihuana un poco distanciadas unas de otras y la segunda servilleta que cubra todas las semillas, humedecemos la segunda servilleta y listo.

Intentaremos aplicarles un poco más de agua en el momento que veamos que va perdiendo humedad. No hay que dejar que nuestras semillas de marihuana se queden sin humedad, no dejar que las servilletas se queden secas.

Evitar que les de la luz  que superen o bajen de los 22 grados, normalmente las semillas suelen germinar en menos de una semana, hay veces que 10 días, pero lo importante es que no se queden sin agua.

La importancia de la temperatura y de la luz

Las plantas de marihuana pueden cultivarse durante todo el año, y hasta en invierno, claro que sí. Pero lo bueno para las plantas de marihuana es que la temperatura ambiente sea de entre 20 y 24 grados, esa es la temperatura ideal.

Si hace frío en el exterior es mucho mejor poder cultivar nuestras semillas de marihuana en el interior. Podemos utilizar una lámpara sobre nuestra planta de marihuana que le aporte luz y a la vez calor, evitando que el foco esté muy cerca de nuestra planta de marihuana que lo que puede hacer es quemar la planta.

Ahora se están imponiendo las luces led en el cultivo de marihuana de interior, ya que dan una luz más clara y no aportan tanto calor a las plantas de marihuana, ya que las plantas de marihuana necesitan una temperatura constante, no que se eleve mucho la temperatura.

¿Hay que elegir un buen sustrato?

Claro que sí, hemos de elegir un sustrato de calidad o bien poder hacerlo nosotros mismos. Podemos hacer nuestro compost para que nuestro sustrato quede esponjoso y evitar la aparición de hongos en tierra.

¿Qué tipo de abonos hemos de aplicar?

Ahí hemos de valorar si queremos un cultivo de marihuana orgánico, intentando comprar o hacer nosotros mismos nuestro abono, o un abono químico con todo lo que ello supone.

Lo importante es que nuestra planta de marihuana tenga en la fase de crecimiento un abono rico en nitrógeno, menos de fósforo y potasio, y en la fase de crecimiento tener un abono rico en fósforo y potasio y menos nitrógeno.

Intentaremos con el abono no pasarnos ni quedarnos cortos, ya que si nos pasamos podremos matar a nuestra planta de marihuana, y si nos quedamos cortos de abono la planta de marihuana no dos dará todo su potencial, no crecerá si en la fase de crecimiento le falta nitrógeno y no nos dará los cogollos de marihuana, grandes, pesados y cargados de resina que necesitamos.

¿Hemos de trasplantar las plántulas?

Aquí hemos de tener cuidado, yo personalmente no prefiero trasplantar las plántulas de marihuana de una maceta a otra, prefiero germinar las semillas de marihuana en una sola maceta y que se vayan desarrollando ahí.

Si decides trasplantar la plántula a otra maceta un poco más grande,  es que sea la definitiva, procurar no hacer tres o cuatro trasplantes como suelen hacer algunos cultivadores, ya que los trasplantes en la marihuana les crea estrés, es mejor evitarlos.

Y si se trata de una variedad de marihuana autofloreciente,  casi que mejor no hagáis los trasplantes ya que la vida de una variedad de marihuana autofloreciente es muy corta, y si encima le hacemos un trasplante, aparte de estresar a la planta de marihuana, lo que estamos haciendo es restar días en su crecimiento.

 

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here