Motivos de Estrés en las plantas de marihuana en el cultivo de Interior

0
228
¿Cómo no Estresar a las Plantas de Marihuana en el Cultivo de Interior?
¿Cómo no Estresar a las Plantas de Marihuana en el Cultivo de Interior?

¿Cómo no estresar a las plantas de marihuana en cultivo de interior?

El cultivo de interior es un proceso en el que muchos cultivadores se basan para poder tener marihuana durante todo el año, y más si necesitas la marihuana para poder aceite de marihuana, donde se necesita algo más de cantidad de marihuana que si la utilizas para fumar un porro todas las noches, por eso el cultivo de marihuana de interior es fundamental para muchas personas que necesitan la marihuana terapéutica.

Pero aunque sea un cultivo de marihuana de interior y nos dejemos atrás determinados problemas que podemos tener en el cultivo de marihuana en exterior como las heladas, el exceso de sol o las plagas de la marihuana, también el cultivo de interior tiene sus pequeños problemas que vamos a enumerar.

En un cultivo de marihuana un problema importante pude ser el estrés que pueden sufrir las plantas de marihuana, lo que puede suponer un efecto negativo para nuestro cultivo, haciendo que podamos tener en nuestro cultivo de interior un menor crecimiento de nuestras plantas y por lo tanto una menor producción.

Ya poniéndonos en el peor de los casos pero es algo que suele suceder nuestras plantas de marihuana femeninas puede convertirse en macho y generar flores masculinas, un desastre para nuestra cosecha, pudiendo polinizar el resto de cogollos de marihuana y convertir nuestro cultivo en una catástrofe.

¿Cuáles son las principales causas de estrés en nuestro cultivo de marihuana?

Estrés hídrico

EL estrés hídrico puede ser causado bien por dos circunstancias, bien por un exceso de agua, que parece que no tiene nunca una cantidad razonable de agua, o por el defecto de agua, que pensamos que con cuatro gotas nuestra planta de marihuana tiene suficiente. El riego en nuestra planta de marihuana se consigue acertar con la experiencia y con pequeños trucos que año tras año vamos aprendiendo.

Estrés por hipoxia

Estrés por hipoxia, esto es causado por falta de oxígeno en las raíces, lo que hace que en el mejor de los casos se ralentice el crecimiento y en el peor de los casos que se convierta en una planta macho. Lo ideal es tener un buen drenaje ya que el exceso de riego puede ser una de las causas de la hipoxia, por eso una hipoxia continuada ralentizan el crecimiento de las plantas de marihuana, las hojas cambian de color a más amarillento y hay veces que mueren.

Estrés por temperatura

Estrés por temperatura: lo cierto es que los grandes cambios de temperatura hace que nuestras plantas de marihuana sufran, sobre todo los cambios entre la noche y el día, una temperatura por la noche de 7 grados y 27 grados por el día es suficiente para que nuestras plantas de marihuana sufran de estrés. Por eso en esos momentos en los que la climatología es bastante adversa y pude provocar estos casos de estrés, contar con un pequeño invernadero, nos ayudará a que no sufran tanto nuestras plantas de marihuana.

Lo que está claro que no es bueno ni las bajas temperaturas donde la actividad en las raíces se detiene, y en las altas temperaturas las plantas de marihuana pueden sufrir quemaduras. Por eso se recomienda con las altas temperaturas cubrirlas con una loca de tela, para que pasen los rayos de sol pero que no la machaquen y la terminen quemando.

Estrés por plagas

Estrés por plagas: lo cierto que en un cultivo de interior no sufriremos plaga, pero nunca se sabe, es como los gatos que tenemos en casa y no salen a la calle y terminan teniendo pulgas. ¿Por qué? Pues porque las traemos nosotros en la ropa, lo mismo que lo podemos traer nosotros en nuestro calzado.

Una planta en un cultivo de interior afectada por una plaga, hongo, o enfermedad, se volcarán sus energías en recuperarse y pelear contra la plaga o la enfermedad, por eso no crecerá, se quedará más pequeña y claro está que no nos dará una buena cosecha de marihuana. Muchas veces la planta de marihuana que se estresa, ralentiza su desarrollo e incluso deja de crecer.

Estrés por exceso de nutrientes

Estrés por exceso de nutrientes o por carencia de nutrientes: Está claro que una mala alimentación hace que la planta de marihuana pueda sufrir deficiencias en su desarrollo, si no aportamos nitrógeno en su fase de crecimiento está claro que no crece y estará más expuesta a las plagas y enfermedades, pero si le aportamos un exceso de nitrógeno, también las raíces se paralizan y deja de absorber el resto de nutrientes.

Por eso siempre decimos que es tan malo la falta de nutrientes que el exceso de nutrientes. Pero lo cierto que yo prefiero pecar de echar a la planta de marihuana pocos nutrientes a muchos nutrientes. Si fertilizo poco la planta de marihuana tengo la posibilidad de recuperarla. Si  fertilizo la planta con un exceso de nutrientes lo que hará la planta es bloquearse, y para quitar este bloqueo de nutrientes lo que habrá que hacer es un lavado de raíces, y si se hace bien, se puede recuperar, pero es algo más costoso y el estrés es muy alto.

Estrés por variaciones de Ph

Estrés por variaciones de Ph: para que los nutrientes estén en perfecto estado para nuestra planta de marihuana tienen que estar en un rango de ph d 5.5 hasta 6.5. Por encima de estos varemos la planta de marihuana no asimilará bien los nutrientes que le aportemos por lo que la planta de marihuana dejará de crecer y empezará a tener carencias, de Nitrógenos, de Pósforo, de Potasio, de Magnesio, Niquel, Hierro…

Estrés por daños

Estrés por daños: Nuestras plantas de marihuana a estas alturas ya sabremos y nos hemos dado cuenta que son muy frágiles, que hay que tener mucha precaución con nuestros animales en casa o a la hora de hacer una poda. Si causamos un daño a nuestra planta de marihuana bien en una mala poda, la planta de marihuana empleará sus recursos en recuperarse, en mejorar y cerrar la herida, por lo que tenemos que tener cuidado que no sea refugio de hongos, la hemos de cuidar bien, para que no detenga su crecimiento, y se nos quede pequeña o peor ser el refugio de hongos.

Contaminación lumínica

Contaminación lumínica: Está claro que la fase de oscuridad tiene que ser fase de oscuridad, si tenemos que andar en nuestro armario de cultivo tiene que ser en las horas se luz que tienen nuestras plantas de marihuana, aquí las plantas de marihuana hembras se pueden convertir en machos si constantemente estamos interrumpiendo su fase de oscuridad.

Lo mismo ocurre si tenemos nuestras plantas de marihuana en el balcón y tenemos a nuestras plantas de marihuana con la luz de la farola pegada a ellas, las estamos estresando. Una idea clara de la contaminación lumínica es si tenemos nuestras plantas de marihuana en el balcón y salimos uno un libro de letras gordas y las podemos leer.

Lo ideal para que nuestro cultivo de marihuana pueda salir bien es cumplir todos estos tips o consejos sobre cómo no estresar a nuestras plantas de marihuana, para que puedan crecer y se puedan desarrollar a la vez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here