Marihuana medicinal para la prevención de enfermedades

0
97
Marihuana Medicinal para la Prevención de Enfermedades
Marihuana Medicinal para la Prevención de Enfermedades

Prevención de enfermedades con Marihuana

Nuestros cuerpos consisten en muchos sistemas fisiológicos únicos cuyo único propósito es mantener un equilibrio interno llamado homeostasis. Sabemos que el páncreas libera insulina para equilibrar los niveles de glucosa entre el torrente sanguíneo y las células.

La glándula tiroides libera hormona tiroidea, que regula las funciones vitales del cuerpo relacionadas con el metabolismo, la temperatura corporal y mucho más. En pocas palabras, nuestros cuerpos están trabajando constantemente para mantener el equilibrio en respuesta a nuestro entorno externo.

En la búsqueda de entender cómo el THC causa sus conocidos efectos intoxicantes, los científicos descubrieron que tenemos otro sistema fisiológico regulador, llamado sistema endocannabinoide, cuya función es mantener la homeostasis de los mensajes enviados entre nuestras células.

Investigaciones adicionales han demostrado que la enfermedad, la inflamación y las lesiones provocarán que el sistema endocannabinoide tome medidas, trabajando para restablecer nuestro entorno interno a la homeostasis. Este sistema ha sido descrito como protector y necesario para la vida.

¿Qué pasaría si pudiéramos enfocarnos en este sistema para prevenir enfermedades y mantener una mejor salud?

El sistema endocannabinoide es el sistema receptor más extendido en el cuerpo humano. Se compone de tres partes principales: receptores cannabinoides; compuestos llamados endocannabinoides; y las enzimas que producen y descomponen los endocannabinoides.

Los endocannabinoides, a los que a menudo se hace referencia como nuestro «cannabis interno», se sintetizan bajo demanda a partir de fuentes saludables de grasa dietética.

El cerebro controla muchas funciones

Los receptores cannabinoides se encuentran en las membranas de las células de ciertas partes del cerebro y del cuerpo, a saber, las áreas del cerebro que controlan el dolor, la memoria, las emociones, el control motor, las náuseas y el apetito, así como el intestino, el sistema inmunológico y el sistema nervioso periférico.

Cuando hay un desencadenante que causa un desequilibrio, como una lesión o enfermedad, se liberan endocannabinoides, que actúan como «llaves» que se unen a los receptores, que actúan como «cerraduras» en nuestras células. Una vez que el receptor es activado, una reacción química tiene lugar en la célula, diciéndole a la célula que cambie su mensaje.

El funcionamiento del sistema endocannabinoide depende de muchos factores, incluyendo la genética, la edad, los niveles de estrés, la dieta y el nivel general de salud.

Además, las enfermedades crónicas, el estrés crónico y/o la privación crónica del sueño pueden llevar a la disminución de los endocannabinoides. Estas interrupciones en el funcionamiento normal del sistema endocannabinoide interfieren con su capacidad para regular los desequilibrios celulares y lograr la homeostasis.

Sistema endocannabinoide un papel muy importante

Investigaciones han demostrado que la deficiencia de endocannabinoides juega un papel importante en las enfermedades autoinmunes, la epilepsia, el síndrome de dolor regional complejo, las enfermedades cardiovasculares, la depresión, la ansiedad, la esquizofrenia, la esclerosis múltiple, las náuseas, la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson, los síntomas menstruales, el retraso en el desarrollo de los recién nacidos y otras afecciones difíciles de tratar.

La planta de marihuana produce más de 100 fitocannabinoides, incluidos el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Estos compuestos imitan a los endocannabinoides al interactuar con el sistema endocannabinoide y restaurar la homeostasis.

En lugar de esperar hasta que la enfermedad esté presente, hay muchas maneras de cuidar bien de su sistema endocannabinoide, lo que le permitirá funcionar adecuadamente, evitar deficiencias y mantener la homeostasis.

Es de conocimiento general que una dieta saludable y equilibrada es necesaria para el bienestar emocional y físico. Nuestros cuerpos dependen de nuestra dieta para producir la cantidad adecuada de endocannabinoides para funcionar a su capacidad óptima. Los cannabinoides se sintetizan a partir de los ácidos grasos de nuestra dieta y requieren un equilibrio específico de omega-6 y omega-3 para poder ser producidos en las cantidades adecuadas.

La proporción óptima de ácidos grasos omega-6 y omega-3 de los alimentos está entre 5:1 y 1:1, cuanto menor sea la proporción, mejor para las personas con enfermedades crónicas.

Otro factor que promueve el bienestar del Sistema endocannabinoide es el ejercicio aeróbico.

Los estudios en animales reportan que el funcionamiento voluntario de la rueda aumenta los receptores cannabinoides en el cerebro y aumenta la sensibilidad de los receptores a los endocannabinoides. Los estudios en humanos han demostrado que el ejercicio, como correr, andar en bicicleta y caminar, aumenta los niveles de endocannabinoides en el torrente sanguíneo. De hecho, los endocannabinoides son probablemente responsables del fenómeno descrito como el «subidón del corredor».

Los probióticos también pueden beneficiar al Sistema endocannabinoide. Lactobacillus acidophilus, una bacteria probiótica que se encuentra en alimentos fermentados como el yogur y el chucrut, ha demostrado inducir la expresión de los receptores cannabinoides en el intestino, promoviendo la homeostasis intestinal.

Tanto la acupuntura como la manipulación osteopática mejoran la SEC

El yoga y la meditación provocan la «respuesta de relajación», un fenómeno fisiológico por el cual uno puede participar conscientemente en comportamientos que promueven el bienestar mental y físico; aunque no se han hecho estudios hasta la fecha, la mayoría de los expertos sospechan que estas modalidades de control del estrés mejoran el Sistema endocannabinoide, promoviendo así la homeostasis.

¿Qué ocurre con la capacidad de la marihuana para prevenir enfermedades?

Los cannabinoides vegetales son conocidos por ser muy seguros y por tener propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras. En casos de deficiencia de endocannabinoides, el uso de la marihuana puede ser el compuesto corrector, eliminando los síntomas de la afección.

El consumo regular de marihuana puede disminuir la inflamación crónica y la acumulación de radicales libres, que se cree que son las causas fundamentales de muchas afecciones, incluidos los trastornos autoinmunes y neurodegenerativos.

La marihuana se asocia con menores niveles de insulina en ayunas y menor resistencia a la insulina, lo que sugiere protección contra el desarrollo de la diabetes. A principios de este año, científicos alemanes encontraron que las dosis bajas crónicas de THC revertían la disminución del rendimiento cognitivo relacionada con la edad en ratones viejos.

Además, la investigación ha documentado la reducción significativa del uso de medicamentos recetados en estados con leyes de marihuana medicinal, lo que ha resultado en una reducción de alrededor de una cuarta parte de las muertes por opiáceos.

Muchos pacientes informan que el consumo de marihuana mejora su salud general al promover un sueño de calidad, reducir la ansiedad y la depresión, y disminuir el dolor y la inflamación para que puedan seguir siendo participantes activos en sus vidas.

COMPARTIR
Artículo anteriorSemilla de Marihuana Blue Monkey del banco Exotic Seed
Artículo siguienteSemilla de Marihuana Exotic Colours del banco Exotic Seed
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here