¿Qué es una lavado de raíces en las Plantas de Marihuana?

0
3463
Lavado de Raíces Marihuana - Lavado de Raíces Plantas de Marihuana
Lavado de Raíces Marihuana - Lavado de Raíces Plantas de Marihuana

Estamos acostumbrados a escuchar sobre el sábado de las raíces de una planta de marihuana, pero ¿Qué es el lavado de las raíces de una planta de marihuana?

El lavado de raíces de una planta de marihuana es muy importante antes de cortar nuestras plantas de marihuana para eliminar todo los excesos de fósforo, potasio, nitrógeno y silicio que pueda tener en exceso la planta de marihuana, ya que luego la tenemos que meter en nuestro organismo.

Las plantas de marihuana como todas las plantas se nutren de sales que son los abonos que pueden ser orgánicos y químicos. Estos abonos tanto orgánicos como químicos al mezclarlos con agua las raíces de la planta los absorbe y los reparte por toda la planta de marihuana.

Las raíces de la planta de marihuana absorben el líquido que le echamos y a la vez los nutrientes. Si a una planta de marihuana echamos exceso de abono la planta de marihuana no será capaz de absorber el agua. Y si no bebe agua con los abonos entonces será cuando nuestra planta de marihuana se secará y morirá.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

Para que esto no suceda, se suele realizar un lavado de raíces de la planta de marihuana. Y después tendremos que intentar recuperar la planta de marihuana con muy bajas dosis de fertilizante, con poca agua, para que poco a poco vaya otra vez chupando y se vayan regenerando otra vez las raíces.

Se suele pecar de sobre abonar la tierra porque pensamos que cuanto más agua y fertilizante echemos mucha más cantidad de cogollos nos dará, y es un error que se suele cometer siempre.

Cuando encontramos nuestra planta de marihuana con un verde muy oscuro, y las hojas se parten con facilidad, es que hay un exceso de nitrógeno, y las hojas se arrugan en las puntas.

Es importante solucionar este tema de sobrefertilización, y es necesario hacer un rápido lavado de las raíces. Hay que recuperarla con pocas dosis de fertilizante y poca agua, y que poco a poco la planta de marihuana vaya recuperando las raíces y vaya chupando.

Si todo va bien y cuando nuestras plantas de marihuana vayan estupendamente, tendremos que hacer una limpieza de nutrientes por dentro, y así poder fumar nuestra planta de marihuana sin que sepa a productos químicos o restos de abonos.

El lavado de raíces de una planta de marihuana se hace para que amarilleen las hojas de la planta de marihuana y no tenga tanta concentración de clorofila.

Es importante hacer un lavado de raíces antes de cortar la planta de marihuana y esperar a que amarillee y se nos seque la tierra antes de cortar la planta de marihuana, y es importante respetar los tiempos de curado de una planta de marihuana para que tengamos una cosecha excelente.

¿Cómo hacer este lavado de raíces de una planta de marihuana?

Es muy fácil hacer el lavado de raíces de una planta de marihuana, hay que regar con abundante agua hasta dejar nuestra tierra limpia de fertilizantes, no hay que echar agua caliente ya que podriría las raíces, ni agua sacada del congelador que estresaría a la planta de marihuana, una temperatura ambiente.

El lavado de las raíces de una planta de marihuana se puede hacer de varias maneras, echar agua del grifo y ver como arrastra todo el exceso de fertilizante, y ver cómo sale el agua limpia o casi limpia.

Se puede hacer el lavado de raíces de una planta de marihuana con quelatadores de nutrientes, ya que estos absorben todos los nutrientes, empresas que los venden THC, advanced nutrients, grotek.

Podremos usar Canna Flush que sirve tanto para excesos de nutrientes en vida de la planta como para el lavado de raíces final antes de tener que cosechar la planta de marihuana.

Es importante realizar un lavado de raíces en la planta de marihuana para solucionar los excesos de sobrefertilización, así obtener una planta de marihuana de calidad, con mucho sabor, eliminando sabores que nos son buenos a la hora de consumir nuestra marihuana.

¿Cómo hacer un lavado de raíces rápido de una planta de marihuana?

Para hacer un lavado de raíces rápido de una planta de marihuana, sigue los siguientes pasos:

Deja de fertilizar la planta por lo menos una semana antes del lavado de raíces.

Riega la planta con agua pura y sin cloro, la cantidad debe ser tres veces la capacidad de la maceta.

Espera unos minutos para que el agua penetre bien en la tierra.

Drena el agua de la maceta y repite el proceso de riego con agua limpia.

Espera unos minutos y drena de nuevo el agua.

Si la planta todavía parece tener residuos de fertilizantes, repite el proceso de lavado de raíces hasta que el agua salga limpia.

Después del lavado de raíces, asegúrate de que la planta tenga un buen drenaje y no quede agua estancada en la maceta.

Un lavado de raíces rápido es una buena manera de eliminar cualquier acumulación de nutrientes no deseados en la tierra, lo que puede mejorar el sabor y la calidad de tus cogollos.

¿Cómo se lavan las raíces de una planta de marihuana?

El lavado de raíces de una planta de marihuana es un proceso importante para eliminar los excesos de nutrientes en la tierra y mejorar el sabor y la calidad de los cogollos. Sigue estos pasos para hacerlo:

Deja de fertilizar la planta una semana antes del lavado de raíces.

Riega la planta con agua pura y sin cloro, la cantidad debe ser tres veces la capacidad de la maceta.

Espera unos minutos para que el agua penetre bien en la tierra.

Drena el agua de la maceta y repite el proceso de riego con agua limpia.

Espera unos minutos y drena de nuevo el agua.

Si la planta todavía parece tener residuos de fertilizantes, repite el proceso de lavado de raíces hasta que el agua salga limpia.

Después del lavado de raíces, asegúrate de que la planta tenga un buen drenaje y no quede agua estancada en la maceta.

Es importante hacer el lavado de raíces correctamente para evitar que la planta sufra estrés y para obtener los mejores resultados en cuanto a sabor y calidad de los cogollos.

¿Qué pasa si no hago el lavado de raíces de una planta de marihuana?

Si no haces el lavado de raíces de una planta de marihuana, puede haber acumulación de nutrientes y sales en la tierra, lo que puede afectar negativamente el sabor y la calidad de los cogollos. Además, el exceso de nutrientes puede quemar las raíces de la planta y causar problemas de salud en la planta, como amarillamiento de las hojas y una disminución en el crecimiento.

También puede afectar el proceso de secado y curado de los cogollos, ya que los nutrientes pueden alterar el sabor y la calidad del producto final. Por lo tanto, es importante hacer el lavado de raíces antes de la cosecha para asegurarte de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable.

¿Cuánto tiempo hay que hacer el lavado de raíces de una planta de marihuana?

El tiempo que se necesita para hacer el lavado de raíces de una planta de marihuana puede variar, pero generalmente se recomienda hacerlo durante una semana antes de la cosecha.

El proceso de lavado de raíces es importante para eliminar el exceso de nutrientes y sales de la tierra, lo que puede mejorar el sabor y la calidad de los cogollos. Durante el lavado de raíces, debes regar la planta con agua pura y sin cloro varias veces hasta que el agua que sale de la maceta sea clara.

Es importante no prolongar el lavado de raíces por mucho tiempo ya que esto puede afectar la salud de la planta y el desarrollo de los cogollos. Por lo tanto, se recomienda hacer el lavado de raíces durante una semana antes de la cosecha y no extenderlo más allá de ese tiempo.

¿Cómo saber cuándo empezar con el lavado de raíces de una planta?

Para saber cuándo empezar con el lavado de raíces de una planta de marihuana, debes prestar atención a los síntomas que la planta puede mostrar. Algunos indicadores que pueden ayudarte a saber cuándo es el momento de comenzar el lavado de raíces son:

Hojas amarillas: si notas que las hojas de la planta comienzan a amarillear, puede ser un signo de acumulación de nutrientes en la tierra.

Exceso de nutrientes: si estás usando nutrientes para la planta, y ves que hay un exceso de ellos en la tierra, puede ser un signo de que necesitas hacer el lavado de raíces.

Sabor desagradable: si has notado que los cogollos tienen un sabor desagradable, puede ser un indicador de acumulación de nutrientes en la tierra.

Madurez de la planta: si la planta se acerca a su madurez, puede ser el momento adecuado para empezar con el lavado de raíces.

Es importante recordar que el lavado de raíces debe hacerse una semana antes de la cosecha para asegurarte de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable.

¿Qué hacer después de lavar las raíces?

Después de lavar las raíces de una planta de marihuana, es importante asegurarse de que la planta tenga un buen drenaje y que no quede agua estancada en la maceta. También es recomendable seguir algunos pasos adicionales para maximizar la calidad de los cogollos, tales como:

Dejar que la planta se seque: después del lavado de raíces, es importante dejar que la planta se seque durante unos días antes de la cosecha. Esto ayudará a que los cogollos sean más fáciles de manejar y a reducir el riesgo de moho.

Controlar la humedad: durante el proceso de secado, es importante mantener la humedad relativa en un nivel adecuado para evitar la aparición de moho. El rango ideal de humedad relativa es del 45% al 55%.

Controlar la temperatura: la temperatura ideal para el secado de los cogollos es de alrededor de 20°C, y es importante evitar temperaturas demasiado altas o demasiado bajas para asegurarse de que los cogollos mantengan su calidad.

Cosechar la planta: después de que la planta se haya secado adecuadamente, es importante cosecharla con cuidado para evitar dañar los cogollos.

Siguiendo estos pasos, podrás asegurarte de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable después del lavado de raíces de la planta de marihuana.

¿lavado de raíces en una planta de marihuana si o no?

Sí, se recomienda hacer el lavado de raíces en una planta de marihuana. El lavado de raíces ayuda a eliminar el exceso de nutrientes y sales acumulados en la tierra, lo que puede mejorar el sabor y la calidad de los cogollos. También puede ayudar a reducir la cantidad de ceniza que queda después de quemar los cogollos, lo que es beneficioso para la salud.

Sin embargo, el lavado de raíces no es obligatorio y algunos cultivadores prefieren no hacerlo. En última instancia, depende de la preferencia y el estilo de cultivo de cada persona. Pero si se quiere obtener una cosecha de alta calidad con un sabor agradable, es recomendable hacer el lavado de raíces durante una semana antes de la cosecha.

¿Lavado de raíces con agua del grifo?

No es recomendable hacer el lavado de raíces con agua del grifo, ya que esta puede contener cloro, cloramina y otros químicos que pueden afectar negativamente a las plantas y al sabor de los cogollos. Estos químicos pueden matar los microorganismos beneficiosos del suelo y dejar residuos en los cogollos, lo que puede afectar su sabor y calidad.

Es recomendable utilizar agua filtrada o destilada para el lavado de raíces, ya que estas opciones no contienen cloro ni otros químicos dañinos. También se puede dejar el agua del grifo en un recipiente durante al menos 24 horas antes de usarla para el lavado de raíces, para que el cloro se evapore y no dañe las plantas.

En resumen, es mejor evitar el uso de agua del grifo para el lavado de raíces y optar por alternativas más seguras para asegurarse de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable.

¿Cómo hacer el lavado de raíces en un cultivo orgánico?

El lavado de raíces en un cultivo orgánico es similar al lavado de raíces en cualquier otro tipo de cultivo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en un cultivo orgánico, no se utilizan productos químicos sintéticos como fertilizantes o pesticidas, por lo que es menos probable que se acumulen altos niveles de sales en la tierra.

Para hacer el lavado de raíces en un cultivo orgánico, se recomienda seguir los siguientes pasos:

Dejar de fertilizar: Deja de aplicar cualquier tipo de fertilizante al menos una semana antes de comenzar el lavado de raíces. Esto permitirá que la planta use los nutrientes almacenados en la tierra y reduzca la acumulación de sales.

Riego con agua limpia: Riega las plantas con agua limpia y sin nutrientes durante los últimos días antes de la cosecha. La cantidad de agua que se debe usar para el lavado de raíces debe ser el doble del volumen de la maceta. Por ejemplo, si tienes una maceta de 5 litros, utiliza 10 litros de agua para el lavado de raíces.

Repetir el riego: Repite el riego con agua limpia varias veces al día durante al menos una semana antes de la cosecha. La idea es que el agua arrastre los nutrientes y las sales acumuladas en la tierra.

Controlar el pH del agua: Es importante asegurarse de que el pH del agua que se utiliza para el lavado de raíces esté en el rango adecuado para las plantas de marihuana. El rango ideal de pH es de 6.0 a 6.5. Si el pH del agua es demasiado alto o demasiado bajo, ajustarlo con productos orgánicos para que esté dentro del rango adecuado.

Siguiendo estos pasos, podrás hacer el lavado de raíces en un cultivo orgánico y asegurarte de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable.

¿Cuántos días se hacer el lavado de raíces?

El tiempo recomendado para hacer el lavado de raíces en las plantas de marihuana es de aproximadamente una a dos semanas antes de la cosecha. Durante este tiempo, se debe regar las plantas solo con agua limpia y sin nutrientes, para que las raíces se limpien de las sales acumuladas en la tierra y los nutrientes almacenados en las hojas y ramas sean trasladados hacia los cogollos.

El tiempo exacto para hacer el lavado de raíces puede variar según la variedad de la planta, las condiciones del cultivo y el método de cultivo utilizado. Sin embargo, es importante no prolongar demasiado el lavado de raíces, ya que esto puede afectar el crecimiento de las plantas y reducir su rendimiento.

En general, se recomienda hacer el lavado de raíces durante una semana para plantas cultivadas en suelo y durante dos semanas para plantas cultivadas en hidroponía o en medios de cultivo sin tierra. Es importante monitorear las plantas durante el lavado de raíces para asegurarse de que no estén experimentando ningún tipo de estrés y para ajustar el tiempo del lavado si es necesario.

¿Cómo hacer un lavado de raíces en Coco?

Para hacer un lavado de raíces en coco, sigue los siguientes pasos:

Dejar de fertilizar: Deja de aplicar cualquier tipo de fertilizante al menos una semana antes de comenzar el lavado de raíces. Esto permitirá que la planta use los nutrientes almacenados en el coco y reduzca la acumulación de sales.

Riego con agua limpia: Riega las plantas con agua limpia y sin nutrientes durante los últimos días antes de la cosecha. La cantidad de agua que se debe usar para el lavado de raíces debe ser el doble del volumen de la maceta. Por ejemplo, si tienes una maceta de 5 litros, utiliza 10 litros de agua para el lavado de raíces.

Repetir el riego: Repite el riego con agua limpia varias veces al día durante al menos una semana antes de la cosecha. La idea es que el agua arrastre los nutrientes y las sales acumuladas en el coco.

Controlar el pH del agua: Es importante asegurarse de que el pH del agua que se utiliza para el lavado de raíces esté en el rango adecuado para las plantas de marihuana. En el caso del cultivo en coco, el rango ideal de pH es de 5.5 a 6.0. Si el pH del agua es demasiado alto o demasiado bajo, ajustarlo con productos para pH.

Usar enzimas: Para mejorar la efectividad del lavado de raíces, se pueden utilizar enzimas que descompongan la materia orgánica y las sales acumuladas en el coco. Estas enzimas se pueden añadir al agua de riego durante el lavado de raíces, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Siguiendo estos pasos, podrás hacer el lavado de raíces en un cultivo en coco y asegurarte de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable.

¿Cómo hacer un correcto lavado de raíces?

Para hacer un correcto lavado de raíces en tus plantas de marihuana, sigue estos pasos:

Deja de fertilizar: Deja de aplicar cualquier tipo de fertilizante al menos una semana antes de comenzar el lavado de raíces. Esto permitirá que la planta use los nutrientes almacenados en el sustrato y reduzca la acumulación de sales.

Riego con agua limpia: Riega las plantas con agua limpia y sin nutrientes durante los últimos días antes de la cosecha. La cantidad de agua que se debe usar para el lavado de raíces debe ser el doble del volumen de la maceta. Por ejemplo, si tienes una maceta de 5 litros, utiliza 10 litros de agua para el lavado de raíces.

Repetir el riego: Repite el riego con agua limpia varias veces al día durante al menos una semana antes de la cosecha. La idea es que el agua arrastre los nutrientes y las sales acumuladas en el sustrato.

Controlar el pH del agua: Es importante asegurarse de que el pH del agua que se utiliza para el lavado de raíces esté en el rango adecuado para las plantas de marihuana. El rango ideal de pH para la mayoría de las variedades es de 6.0 a 6.5. Si el pH del agua es demasiado alto o demasiado bajo, ajustarlo con productos para pH.

Controlar el EC del agua: También es importante controlar la conductividad eléctrica (EC) del agua que se utiliza para el lavado de raíces. El objetivo es reducir gradualmente el EC del agua de riego durante el proceso de lavado de raíces. El EC del agua debe ser inferior a 0,4 mS/cm en la última semana antes de la cosecha.

Controlar la temperatura del agua: La temperatura del agua utilizada para el lavado de raíces debe ser la misma que la temperatura ambiente de la habitación donde se encuentra la planta. No utilices agua muy fría o muy caliente, ya que esto puede causar estrés en las plantas.

Siguiendo estos pasos, podrás hacer un correcto lavado de raíces en tus plantas de marihuana y asegurarte de obtener cogollos de alta calidad y sabor agradable.

¿Cómo regar después del lavado de raíces?

Después de realizar el lavado de raíces en tus plantas de marihuana, debes cambiar el tipo de agua que utilizas para regarlas. En lugar de utilizar agua limpia sin nutrientes, deberás comenzar a regar con agua que contenga nutrientes pero en menor cantidad.

Es recomendable utilizar un fertilizante que sea específico para la etapa final de la planta, que tenga menos nitrógeno y más fósforo y potasio, ya que esto promoverá el desarrollo de los cogollos.

El primer riego después del lavado de raíces debe ser con la mitad de la dosis recomendada por el fabricante del fertilizante, y luego aumentar gradualmente la cantidad de nutrientes en los siguientes riegos.

Recuerda también que es importante controlar el pH y la EC del agua de riego para evitar problemas de sobrefertilización o deficiencias nutricionales.

En resumen, después del lavado de raíces, debes regar con agua que contenga nutrientes pero en menor cantidad, utilizando un fertilizante específico para la etapa final de la planta, y controlando el pH y la EC del agua de riego.

¿Qué PH para lavado de raíces?

El pH del agua para el lavado de raíces debe ser neutro o cercano a 7.0. Esto se debe a que un pH demasiado alto o demasiado bajo puede interferir en el proceso de eliminación de sales y nutrientes acumulados en el sustrato.

Para lograr un pH neutro, se recomienda utilizar agua destilada o desionizada. Si el agua del grifo tiene un pH muy alto o muy bajo, se puede corregir con productos específicos para ajustar el pH del agua.

Es importante realizar pruebas de pH del agua antes de usarla para el lavado de raíces y ajustarla si es necesario para asegurarse de que esté en el rango adecuado.

Para garantizar un buen crecimiento y desarrollo

El cuidado de las plantas es esencial para garantizar un buen crecimiento y desarrollo. Uno de los aspectos más importantes es el lavado de raíces antes de cortar. Es recomendable lavar las raíces antes de trasplantar o podar para evitar dañarlas y facilitar su recuperación.

Además, después del lavado de raíces es importante abonar para proporcionar los nutrientes necesarios a la planta. Se recomienda utilizar un abono orgánico para mantener la salud del suelo y de la planta.

Es importante tener en cuenta que cortar sin lavar las raíces puede provocar un estrés en la planta y dificultar su crecimiento. Por eso, es recomendable hacer el lavado de raíces antes de cualquier poda o trasplante.

Para saber cuándo es el momento adecuado para cortar después del lavado de raíces, se debe observar la planta y verificar que esté en un estado óptimo para ser podada. Una vez que se ha hecho el lavado de raíces, es importante esperar un tiempo prudencial para que la planta se recupere antes de hacer cualquier corte.

Después del lavado de raíces, se puede utilizar un abono orgánico para mantener la salud de la planta. Esto ayudará a que la planta recupere los nutrientes perdidos durante el lavado de raíces y a que crezca más saludable y fuerte.

En conclusión, el lavado de raíces es una práctica esencial para el cuidado de las plantas y se recomienda hacerlo antes de cortar o trasplantar. Además, es importante abonar después del lavado de raíces para proporcionar los nutrientes necesarios y mantener la salud de la planta. Si se sigue esta práctica, se obtendrá un crecimiento saludable y óptimo de las plantas.

Una práctica común en el cuidado de las plantas

El lavado de raíces es una práctica común en el cuidado de las plantas. Después del lavado de raíces, se elimina la tierra y otros materiales que se han acumulado en las raíces de la planta, lo que ayuda a que la planta absorba mejor los nutrientes.

Sin embargo, hay quienes prefieren no hacer lavado de raíces, ya sea por comodidad o por temor a dañar las raíces. Es importante tener en cuenta que no hacer el lavado de raíces puede afectar el crecimiento de la planta, ya que se pueden acumular sales y otros residuos en las raíces, lo que puede afectar la absorción de nutrientes.

La frecuencia con la que se debe hacer el lavado de raíces depende de varios factores, como el tipo de planta y el suelo en el que se cultiva. En general, se recomienda hacer el lavado de raíces una vez al año, aunque puede ser necesario hacerlo más a menudo en algunas situaciones.

En el caso del cultivo de marihuana, el lavado de raíces es especialmente importante, ya que las raíces pueden acumular sales y otros residuos que pueden afectar el sabor y el aroma de la planta. Además, el lavado de raíces puede ayudar a prevenir el exceso de nutrientes en el suelo y mejorar la calidad de la cosecha.

La limpieza de raíces es un proceso importante en el cuidado de las plantas. Si no se hace el lavado de raíces, las raíces pueden acumular sales y otros residuos que pueden afectar el crecimiento y la salud de la planta. Por lo tanto, se recomienda hacer el lavado de raíces regularmente para garantizar un crecimiento óptimo de las plantas.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anteriorSegún la Jueza, cuatro Plantas de Marihuana no es un delito
Artículo siguiente¿Qué es el Masaje Sueco? Un masaje Relajante
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.