¿Hemos de tomar pastillas para poder dormir?

0
73
Son Buenas las Pastillas para Poder Dormir
Son Buenas las Pastillas para Poder Dormir

¿Son buenas las pastillas para dormir?

Las pastillas de venta libre para poder dormir tienen efectos secundarios adversos. La mayoría de los somníferos de venta libre (Benadryl y otros) tienen como ingrediente principal el antihistamínico difenhidramina. Puede dejarlo inconsciente, pero es poco probable que le proporcione un sueño verdaderamente reparador.

El uso de la difenhidramina está asociado con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, aunque cuál es la causa y cuál el efecto es ciertamente incierto. Un aspecto bien conocido de la difenhidramina es que es anticolinérgica (bloquea el neurotransmisor acetilcolina), que produce algunos síntomas cardíacos a veces, así como síntomas digestivos como el estreñimiento.

Muchas pastillas para dormir también incluyen el acetaminofeno, un analgésico que puede ser terapéutico en pequeñas dosis, pero un aumento puede ser tóxico para el hígado. Con demasiada frecuencia, los consumidores no leen las etiquetas de advertencia en los prospectos sobre estas drogas y las consumen con alcohol y otros medicamentos. Esto puede causar toxicidad hepática y/o falta de oxígeno al respirar.

Estos medicamentos es mejor utilizarlos sólo para uso ocasional o a corto plazo, nunca más de dos semanas a la vez. Aquellos que usan medicamentos de venta libre y ayudas para dormir recetadas encuentran que una vez que empiezan es difícil de parar, se convierten en adictivos.

El Sistema Endocannabinoide y el Sueño

Dados los problemas con los soporíferos convencionales, los científicos médicos han estado explorando otras formas de mejorar el sueño mediante la focalización del sistema endocannabinoide. Como el principal regulador homeostático de la fisiología humana, el sistema endocannabinoide juega un papel importante en el ciclo sueño-vigilia y otros procesos circadianos.

Etapas del Sueño

Existen dos tipos de sueño: el sueño sin movimiento ocular rápido (NREM), que tiene tres etapas, y el sueño con movimiento ocular rápido (REM), que es su propia etapa de sueño.

Un ciclo completo de sueño ocurre de cinco a seis veces por noche. El primer ciclo completo de la noche es de 70-100 minutos con ciclos restantes de 90-120 minutos cada uno. Las etapas del sueño son las siguientes:

Etapa 1 del sueño

El sueño NREM es el cambio de vigilia a sueño.
Durante este período corto (que dura varios minutos) de sueño relativamente ligero, los latidos del corazón, la respiración y los movimientos oculares son lentos, y los músculos se relajan con contracciones ocasionales. Las ondas cerebrales comienzan a disminuir a partir de sus patrones de vigilia diurna.

Etapa 2 del Sueño

El sueño NREM de la etapa 2 del sueño es un período de sueño ligero antes de que se entre en un sueño más profundo.

Los latidos del corazón y la respiración son lentos, y los músculos se relajan aún más. La temperatura corporal baja y los movimientos oculares se detienen. La actividad de las ondas cerebrales se ralentiza, pero está marcada por breves ráfagas de actividad eléctrica.

Etapa 3 del sueño

El sueño NREM es el período de sueño profundo (sueño de onda lenta) que usted necesita para sentirse fresco por la mañana.

Ocurre en períodos más largos durante la primera mitad de la noche. Los latidos de su corazón y la respiración lenta son los más bajos durante el sueño. Sus músculos están relajados, sus ondas cerebrales se vuelven aún más lentas, es difícil despertar durante este ciclo. Esto es cuando el cuerpo está estimulando el crecimiento y el desarrollo, reparando el tejido muscular, estimulando el sistema inmunológico y creando energía para el día siguiente.

Etapa 4 del sueño

La etapa 4 del sueño REM ocurre inicialmente alrededor de 90 minutos después de quedarse dormido.

Sus ojos se mueven rápidamente de lado a lado detrás de los párpados cerrados. La actividad de las ondas cerebrales de frecuencia mixta se acerca más a la que se observa en estado de vigilia.

La respiración se vuelve más rápida e irregular y la frecuencia cardíaca y la presión arterial aumentan hasta niveles cercanos a los de vigilia. La mayor parte de su sueño ocurre durante el sueño REM.

Los músculos de sus brazos y piernas se paralizan temporalmente. Esta etapa es cuando se procesa lo que se ha aprendido el día anterior y se consolidan los recuerdos. A medida que envejece, duerme menos tiempo en el sueño REM.

La forma en que nos quedamos dormidos, permanecemos dormidos, nos despertamos y permanecemos despiertos es parte de un proceso biológico interno regulado por nuestros ritmos circadianos y nuestro sistema endocannabinoide.

Este mecanismo biológico se ve afectado por fuerzas externas como los viajes, los medicamentos, los alimentos, las bebidas, el medio ambiente, el estrés y más.

¿El sistema endocannabinoide regula nuestra experiencia de los ritmos circadianos o viceversa?

La evidencia de una fuerte relación entre los dos se observa en las fluctuaciones del ciclo sueño-vigilia de la anandamida y la 2-AG (las propias moléculas similares a la marihuana del cerebro), junto con las enzimas metabólicas que crean y descomponen estos compuestos endógenos de cannabinoides.

La anandamida está presente en el cerebro a niveles más altos durante la noche y trabaja con los neurotransmisores. Por el contrario, el 2AG es más alto durante el día, lo que sugiere que está involucrado en la promoción de la vigilia.

Tanto la anandamida como el 2AG activan los receptores cannabinoides CB1 que se concentran en el sistema nervioso central, incluyendo partes del cerebro asociadas con la regulación del sueño.

Los receptores CB1 modulan la liberación de neurotransmisores de una manera que reduce la actividad neuronal excesiva, reduciendo así la ansiedad, el dolor y la inflamación. La expresión del receptor CB1 es, por lo tanto, un factor clave en la modulación de la homeostasis del sueño.

Este no es el caso, sin embargo, con respecto a la CB2, el receptor cannabinoide localizado principalmente en las células inmunes, el sistema nervioso periférico y el tejido metabólico.

El reto de estudiar y tratar los trastornos del sueño se complica por el hecho de que los trastornos del sueño son sintomáticos de muchas enfermedades crónicas. En muchos casos, la falta de sueño resulta en una enfermedad crónica, y la enfermedad crónica siempre implica un desequilibrio o desregulación subyacente del sistema endocannabinoide.

¿La marihuana nos puede ayudar en los trastornos del sueño?

Efectivamente, aunque no en todos, es cierto que la marihuana Activan los receptores CB1 que ya hemos visto que regulan, la ansiedad, el dolor y la inflamación, haciendo que nos podamos relajar, nuestro corazón reduzca los latidos, y nuestro cerebro deje de ir acelerado, vamos más lentos, nuestros reflejos bajan, y el cuerpo nos pesa, es una sensación de relajación y tranquilidad.

COMPARTIR
Artículo anteriorSemilla de Marihuana Amnesia#7 del banco Exotic Seed
Artículo siguienteSemilla de Marihuana Blue Monkey del banco Exotic Seed
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here