¿Por qué hacer la Poda Apical en las Plantas de Marihuana?

0
3511
Cómo Hacer la Poda Apical - Por qué Hacer la Poda Apical en la Marihuana
Cómo Hacer la Poda Apical - Por qué Hacer la Poda Apical en la Marihuana

Poda Apical en las Plantas de Marihuana

La poda apical es una técnica de poda que se aplica a las plantas de marihuana para que puedan mejorar el crecimiento, para que puede ser complicado y peligroso para nuestra planta de marihuana pero nada más lejos de la realidad si se hace bien, es una técnica sencilla.

¿Para qué sirve la poda apical? ¿Por qué hacer la poda apical?

Uno de los motivos por los que se hace la poda apical es para que no crezca a lo alto todo lo no podemos controlar en un indoor.

Y otro de los motivos, también para que no sobresalga mucho si tenemos nuestra planta de marihuana en el balcón y queremos que no sobrepase la barandilla y la vea todo el mundo.
Se puede hacer la poda apical cuando queremos que crezcan las ramas laterales para hacer clones.

¿Cuándo es buen momento para hacer la poda apical? ¿Cuándo hacer la poda apical?

No siempre es bueno momento para hacer la poda apical, hay que buscar el momento adecuado para hacer la poda apical en nuestro cultivo de marihuana. Lo ideal sería hacer la poda apical cuando al menos tenemos tres nudos, los cotiledones y tres pares de horas reales o cuatro pares de hojas reales, será entonces cuando se puede hacer la poda apical.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana
Cómo Hacer la Poda Apical - Por qué Hacer la Poda Apical en la Marihuana
Cómo Hacer la Poda Apical – Por qué Hacer la Poda Apical en la Marihuana

¿Se puede hacer la poda apical en la fase de crecimiento?

Eso es, es cuando hay que hacerla, en la fase de crecimiento es cuando se puede hacer la poda apical, que es cuando se puede desarrollar nuevas ramas nuestra planta de marihuana. Mejor no hacerlo en la fase de floración puesto que puede afectar a nuestra cosecha de marihuana.

¿Cómo hacer la poda apical?

Es muy sencillo pero hay que hacerlo bien, y consiste en cortar la punta de la planta de marihuana. Una vez hecho, no hay que hacer nada más, hay que dejar que la planta de marihuana se desarrolle, no llegando a crecer como debería haber crecido.

¿Cuántas veces se puede hacer la poda apical?

Todo dependerá de la cantidad de plantas que tenga en su cultivo. En promedio lo recomendable es hacerle un máximo de tres cortes a cada una.

¿Con qué tengo que hacer la poda apical?

Mejor hacerlo con unas tijeras afiladas que corten bien, evitando hacer chapuzas como cortarla con la mano o con tijeras poco afiladas, mejor que sea un corte limpio. A la hora de hacer el corte, que sea buen y no tengamos que dañar las ramas laterales ya que son las ramas que se tienen que desarrollar creciendo más a lo ancho y no a lo alto.

¿Cuándo hacer poda apical en autoflorecientes?

En primer lugar debemos realizar esta poda durante el crecimiento de la planta, en las autos durante las 3 primeras semanas. En segundo lugar la planta tiene que contar, como mínimo, con 3 nudos para que pueda soportar el estrés producido por la poda y recuperarse.

¿Es importante la poda apical?

Con la poda apical podrás controlar el tamaño y la producción de las plantas de marihuana, es muy importante conocer qué tipo de planta quieres cultivar, dependiendo de su tamaño pequeño, mediano o grande; es muy importante tomar en cuenta el espacio que dispones para el cultivo

La poda apical es de vital importancia si queremos que nuestras plantas de marihuana pasen desapercibidas y puedan crecer a lo ancho y no a lo largo, para que los vecinos no vean nuestro cultivo de exterior. o bien para que en nuestro jardín la planta de marihuana no exceda de una altura para no ser descubierto por los vecinos.

ÉXITO en el cultivo de marihuana con la POCA APICAL

¿Qué pasa si no hago poda apical?

La poda apical es una técnica utilizada en el cultivo de marihuana para controlar el crecimiento de la planta y promover el desarrollo de múltiples cogollos. Si no se realiza la poda apical, la planta probablemente seguirá creciendo en altura con una sola cola principal, lo que puede resultar en una cosecha menos abundante y en cogollos más pequeños. Sin embargo, si prefieres un cultivo más natural y sin intervenciones, puedes optar por no realizar la poda apical y permitir que la planta crezca libremente. En este caso, deberás ajustar el tamaño del recipiente y la altura de la planta para que pueda crecer sin problemas en el espacio disponible.

¿Cuándo es conveniente hacer poda apical?

La poda apical es una técnica de cultivo de la marihuana que se utiliza para controlar la altura de la planta y para aumentar su rendimiento. Esta técnica se realiza cortando el ápice de la planta (la parte superior de la misma) para estimular el crecimiento de nuevas ramas laterales.

En general, la poda apical se realiza cuando la planta tiene entre 3 y 5 pares de hojas verdaderas, lo que suele ocurrir a las 3 o 4 semanas de vida de la planta. Es importante esperar a que la planta tenga suficientes hojas para que pueda recuperarse rápidamente del corte y comenzar a desarrollar nuevas ramas.

La poda apical también se puede realizar más adelante en el ciclo de vida de la planta, durante la etapa de floración, para controlar la altura de la planta y aumentar la producción de cogollos. En este caso, es importante tener cuidado de no cortar demasiado cerca de los cogollos existentes para evitar dañarlos.

La poda apical es conveniente realizarla cuando la planta tiene entre 3 y 5 pares de hojas verdaderas, aunque también se puede realizar durante la etapa de floración. Esta técnica es importante para controlar la altura de la planta y aumentar su producción, pero debe realizarse con cuidado para no dañar la salud de la planta.

¿Cuándo hacer poda apical en marihuana?

La poda apical en la marihuana se puede realizar en diferentes momentos, dependiendo de las necesidades y objetivos de cultivo. En general, se recomienda hacer la primera poda apical cuando la planta ha desarrollado de 3 a 4 pares de hojas verdaderas y ha alcanzado una altura de 15-20 cm.

Después de la primera poda, se recomienda esperar a que la planta recupere su crecimiento y vuelva a desarrollar de 3 a 4 pares de hojas antes de realizar otra poda apical. Este proceso puede repetirse varias veces para controlar el crecimiento vertical de la planta y fomentar un desarrollo más lateral y denso.

Es importante tener en cuenta que la poda apical debe hacerse con precaución y siguiendo técnicas adecuadas para evitar dañar la planta y afectar su crecimiento y producción. También es recomendable hacer la poda apical durante la fase vegetativa de la planta, ya que en la fase de floración puede disminuir la producción de cogollos.

¿Cuántas veces se puede hacer la poda apical?

La poda apical se puede hacer varias veces durante el ciclo de vida de la planta de marihuana, pero se recomienda no hacerla más de dos o tres veces. Es importante tener en cuenta que cada poda puede reducir el rendimiento final de la planta, por lo que se debe evaluar cuidadosamente si es necesario hacer más podas o no. Además, se debe dejar suficiente tiempo para que la planta se recupere y vuelva a crecer antes de hacer otra poda.

¿Qué pasa si se corta el ápice de una planta?

Cortar el ápice de una planta puede tener diferentes efectos, dependiendo de la especie vegetal y la etapa de crecimiento en la que se encuentra la planta. En el caso de las plantas de marihuana, si se corta el ápice principal se produce un estímulo para que la planta desarrolle múltiples ramas laterales y una forma más compacta y tupida.

Si se realiza una poda apical controlada y en el momento adecuado, puede aumentar significativamente la producción de cogollos de la planta de marihuana. Sin embargo, si se corta demasiado pronto o de manera incorrecta, se puede retrasar el crecimiento de la planta o incluso provocar su muerte.

En resumen, cortar el ápice de una planta de marihuana puede tener efectos positivos o negativos dependiendo de cómo se realice la poda y en qué momento se haga. Es importante seguir técnicas de poda adecuadas y realizarla en la etapa de crecimiento correcta para obtener los mejores resultados.

¿Cuándo no se puede realizar la poda apical?

La poda apical es una técnica de cultivo que consiste en cortar el ápice o parte superior de una planta para estimular el crecimiento de nuevas ramas laterales. Sin embargo, no siempre es conveniente realizar esta técnica y hay situaciones en las que no se debe hacer.

No se recomienda hacer la poda apical en las siguientes situaciones:

Planta muy joven: si la planta es demasiado joven y no ha alcanzado un tamaño y fuerza adecuados, la poda apical puede debilitarla y retrasar su crecimiento.

Planta enferma o estresada: si la planta está enferma o experimentando algún tipo de estrés, como sequía, frío extremo o daño por insectos, la poda apical puede empeorar su situación y llevar a una disminución en la salud general de la planta.

Fase de floración: una vez que la planta ha comenzado a florecer, no se recomienda realizar la poda apical, ya que esto puede retrasar o detener la producción de flores.

Tamaño de la planta: en plantas pequeñas o de bajo crecimiento, la poda apical puede reducir drásticamente el tamaño de la planta y afectar negativamente la producción.

En general, es importante evaluar el estado de la planta y la etapa de su ciclo de crecimiento antes de decidir realizar la poda apical. Si se realiza en el momento y condiciones adecuados, puede ser una técnica beneficiosa para el cultivo de marihuana.

¿Cuántas veces puedo Realizar la Poda Apical?

En general, se recomienda realizar la poda apical en una planta de marihuana una vez, en la fase vegetativa temprana, cuando la planta tiene al menos 3 pares de hojas verdaderas y ha alcanzado una altura de alrededor de 15 a 20 centímetros. Hacer la poda apical más de una vez puede causar estrés en la planta y disminuir su rendimiento y calidad de los cogollos. Por lo tanto, se recomienda evitar hacer la poda apical varias veces en una misma planta.

¿Cuándo y Cómo Realizar la Poda Apical?

La poda apical es una técnica de cultivo de marihuana que consiste en cortar la parte superior de la planta para fomentar un mayor crecimiento en las ramas inferiores. Esta técnica se realiza durante la fase vegetativa de la planta y debe realizarse con precaución para no dañarla.

Para realizar la poda apical, se debe esperar a que la planta tenga al menos 3-4 nudos de crecimiento. Se debe identificar el ápice principal, el cual se cortará cuidadosamente con unas tijeras o cuchillo esterilizado. Es importante cortar por encima del último par de hojas y asegurarse de no dañar las hojas restantes.

Después de la poda, es importante vigilar la planta para asegurarse de que se recupere adecuadamente y comience a crecer en las ramas laterales. Se recomienda mantener las condiciones de cultivo óptimas, como la iluminación, la temperatura y la humedad, para maximizar el crecimiento de la planta.

Es importante tener en cuenta que la poda apical no se recomienda para todas las variedades de marihuana y que puede haber diferencias en la técnica dependiendo de la cepa. Además, es importante no realizar demasiadas podas en una planta y permitir que se recupere adecuadamente antes de realizar otra.

¿Errores que se cometen a la hora de realizar la poda apical?

Algunos errores comunes al realizar la poda apical en las plantas de marihuana son:

Cortar demasiado: Al cortar demasiado en la planta, se puede dañar el crecimiento y desarrollo saludable de la misma.

Cortar demasiado temprano: Es importante esperar a que la planta tenga suficiente altura antes de realizar la poda apical, de lo contrario, se puede dañar el crecimiento natural.

Cortar demasiado tarde: Si se espera demasiado para hacer la poda apical, la planta puede haberse desarrollado demasiado y la poda ya no será efectiva.

No esterilizar las herramientas: Es importante esterilizar las herramientas antes de realizar la poda para evitar la propagación de enfermedades y/o hongos.

No tener en cuenta el ángulo del corte: El ángulo del corte puede afectar la forma en que la planta crece después de la poda.

No mantener la limpieza en el área de trabajo: La limpieza es esencial para mantener una buena salud de la planta y evitar la propagación de enfermedades y/o hongos.

¿Ventajas de realizar la poda apical?

La poda apical es una técnica muy utilizada por los cultivadores de marihuana debido a las numerosas ventajas que ofrece. Entre las principales ventajas de realizar la poda apical, se encuentran:

Incremento en la producción: Al cortar el ápice principal, la planta comienza a ramificarse, lo que conduce a un aumento en el número de cogollos y, por lo tanto, en la producción.

Control de la altura: La poda apical también ayuda a controlar la altura de la planta, lo que es especialmente importante si se cultiva en espacios pequeños o en interiores.

Mejora de la iluminación: Al cortar el ápice principal, se permite que la luz penetre más en la planta, lo que ayuda a un mejor crecimiento y desarrollo de los cogollos.

Reducción de la densidad: La poda apical permite que la planta tenga una estructura más abierta, lo que reduce la densidad y mejora la circulación de aire, lo que puede prevenir problemas como el moho y la pudrición.

Aceleración del crecimiento: Al cortar el ápice principal, la planta comienza a ramificarse, lo que acelera el crecimiento y el desarrollo de los cogollos.

Control de la floración: La poda apical también puede ayudar a controlar el momento de la floración, lo que puede ser útil si se desea obtener una cosecha en un momento específico.

Es importante tener en cuenta que la poda apical debe realizarse de manera adecuada y cuidadosa para evitar dañar la planta y obtener los mejores resultados.

¿Desventajas de realizar la poda apical?

Algunas de las desventajas de realizar la poda apical son:

Estrés para la planta: Al podar la parte superior de la planta, se le está quitando una parte importante de la fuente de alimento y crecimiento, lo que puede causar un estrés en la planta.

Demora en el tiempo de floración: La poda apical puede retrasar la floración, lo que significa que la planta necesitará más tiempo para alcanzar la madurez.

Mayor necesidad de atención: Al realizar la poda apical, la planta necesita más atención y cuidado para asegurarse de que se está desarrollando correctamente.

Riesgo de enfermedades e infecciones: Al cortar la planta, se le está haciendo una herida y esto aumenta el riesgo de enfermedades e infecciones que pueden afectar negativamente su crecimiento.

Es importante tener en cuenta que aunque la poda apical puede tener algunas desventajas, si se realiza correctamente y se toman las medidas necesarias para cuidar la planta, sus beneficios pueden superar con creces sus desventajas.

Una técnica común en el cultivo de cannabis

La poda apical es una técnica común en el cultivo de cannabis para mejorar la producción de cogollos y controlar el tamaño y la forma de la planta. Sin embargo, en el caso de las variedades autoflorecientes, es importante considerar algunos factores antes de decidir cuándo y cómo realizar esta técnica.

En general, se recomienda evitar la poda apical en las variedades autoflorecientes durante las primeras semanas de vida, ya que su ciclo de crecimiento es mucho más rápido que el de las variedades fotodependientes. Una buena regla general es esperar a que la planta tenga al menos 4-5 nudos antes de realizar la poda apical.

Otro factor importante a tener en cuenta es el tamaño de la planta. Las variedades autoflorecientes tienden a ser más pequeñas que las fotodependientes, por lo que es posible que no necesiten la poda apical para controlar su tamaño. En caso de que se decida hacer la poda apical, es recomendable hacerlo con cuidado y solo si se tiene experiencia en la técnica.

En cuanto a la poda FIM (F*ck I Missed), es otra técnica que consiste en cortar solo una parte del ápice en lugar de todo el tallo. Esta técnica se realiza cuando la planta tiene 3-4 nudos y se quiere controlar la altura. Se puede realizar varias veces durante el ciclo de crecimiento, pero es importante tener en cuenta que esta técnica puede ser más estresante para la planta que la poda apical.

En resumen, la poda apical y la poda FIM son técnicas útiles en el cultivo de cannabis, pero deben realizarse con cuidado y solo cuando sea necesario. En el caso de las variedades autoflorecientes, es importante esperar a que la planta tenga al menos 4-5 nudos antes de considerar la poda apical, y tener en cuenta su tamaño y ritmo de crecimiento.

Una técnica que puede resultar beneficiosa

La poda apical en plantas autoflorecientes es una técnica que puede resultar beneficiosa para lograr un mayor control del tamaño y la forma de la planta, así como aumentar la producción de cogollos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta técnica no es recomendable para todas las variedades de autoflorecientes, ya que algunas no responden bien a este tipo de manipulación.

Si se decide realizar la poda apical en una planta autofloreciente, es recomendable esperar hasta que tenga al menos 4-6 nudos, para asegurarse de que la planta esté lo suficientemente desarrollada como para soportar el estrés del corte. También es importante realizar el corte con cuidado, utilizando herramientas limpias y afiladas para evitar dañar la planta.

Una vez realizado el corte apical, la planta comenzará a ramificarse y a producir más cogollos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada vez que se realiza una poda apical se corre el riesgo de retrasar el crecimiento y la floración de la planta, por lo que se recomienda no realizar más de una o dos podas apicales en una planta autofloreciente.

En la web se pueden encontrar numerosos videos y tutoriales que explican cómo realizar la poda apical en plantas de marihuana, incluyendo aquellas autoflorecientes. No obstante, es importante tener en cuenta que cada planta es única y puede responder de manera diferente a la poda apical, por lo que es recomendable realizar esta técnica con precaución y siempre observando el desarrollo de la planta.

Consiste en cortar la punta del ápice de la planta

La poda apical es una técnica de cultivo que consiste en cortar la punta del ápice de la planta para promover el crecimiento de nuevas ramas y aumentar la producción de cogollos. Es una práctica muy utilizada por cultivadores de marihuana, especialmente en plantas de gran tamaño o autoflorecientes.

Cuando se realiza la poda apical, se corta la parte superior de la planta justo por encima del último par de hojas, lo que estimula la aparición de dos nuevos brotes en las ramas laterales. De esta forma, se consigue que la planta crezca de forma más compacta y se produzcan más cogollos.

En el caso de las plantas autoflorecientes, la poda apical se debe realizar en un momento específico, generalmente después del tercer o cuarto nudo. Es importante tener en cuenta que no se deben hacer más de dos podas apicales, ya que esto puede retrasar el crecimiento de la planta y disminuir la producción de cogollos.

Existen muchos videos y tutoriales en línea que explican cómo realizar la poda apical de forma correcta. Es importante seguir cuidadosamente los pasos y utilizar herramientas limpias y desinfectadas para evitar infecciones o enfermedades en la planta.

En resumen, la poda apical es una técnica efectiva para mejorar la producción de cogollos y promover un crecimiento más compacto de las plantas. Es importante realizarla en el momento adecuado y no excederse en la cantidad de podas, especialmente en el caso de las autoflorecientes.

Crecimiento de las plantas y obtener mejores resultados

La poda apical es una técnica muy utilizada en el cultivo de marihuana para controlar el crecimiento de las plantas y obtener mejores resultados. Aunque no es necesaria en todas las situaciones, es una técnica muy recomendada para quienes buscan maximizar la producción de sus plantas.

Para realizar la poda apical, se debe cortar el ápice de la planta cuando ésta tiene alrededor de 3 a 4 pares de hojas verdaderas, lo que permitirá que se ramifique y se formen más cogollos. Para hacerlo, se debe utilizar una tijera bien afilada y cortar justo por encima del segundo par de hojas, lo que permitirá que la planta desarrolle dos nuevos tallos.

Es importante tener en cuenta que la poda apical debe realizarse con cuidado para evitar dañar la planta. Además, es recomendable realizarla en un ambiente controlado y esterilizado para evitar la propagación de enfermedades y evitar que la planta se estrese.

En el caso de las plantas autoflorecientes, se debe tener en cuenta que su ciclo de vida es más corto que el de las plantas regulares, por lo que la poda apical debe realizarse antes de que la planta comience su fase de floración. También es importante destacar que las plantas autoflorecientes tienen un tiempo limitado de crecimiento, por lo que se debe tener cuidado al hacer la poda para no reducir su tamaño y, por ende, su producción.

En resumen, la poda apical es una técnica útil para controlar el crecimiento de las plantas de marihuana y maximizar su producción, siempre y cuando se realice con cuidado y en el momento adecuado.

Aumentar la producción y mejorar la estructura de la planta

La poda apical es una técnica utilizada por muchos cultivadores de cannabis para aumentar la producción y mejorar la estructura de la planta. Consiste en cortar la punta del tallo principal, lo que estimula el crecimiento de nuevos brotes y ramas laterales. Pero, ¿cómo se realiza la poda apical?

Lo primero es esperar a que la planta tenga unos 4-6 nudos, ya que es en este momento cuando se empieza a desarrollar el tallo principal. Entonces, se corta la punta del tallo justo por encima del último nudo, utilizando unas tijeras limpias y afiladas para evitar dañar la planta. Es importante que se haga de forma precisa y que no se corte demasiado para evitar dañar la planta.

Después de hacer la poda apical, la planta comenzará a desarrollar nuevas ramas laterales en las que se formarán cogollos. Estos nuevos brotes pueden ser podados de nuevo más adelante si se desea. Es importante recordar que la poda apical solo debe hacerse en plantas sanas y vigorosas.

La poda apical se puede hacer tanto en plantas de interior como de exterior, y se puede aplicar en diferentes etapas del crecimiento de la planta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la poda apical puede retrasar ligeramente el tiempo de floración de la planta, ya que se está estimulando el crecimiento de nuevas ramas. También hay que tener en cuenta que esta técnica no es adecuada para todas las variedades de cannabis, por lo que se recomienda investigar sobre la planta específica antes de realizar la poda apical.

En resumen, la poda apical es una técnica útil para aumentar el rendimiento de la planta de cannabis, pero debe ser realizada con cuidado y solo en plantas saludables. Con un poco de conocimiento y práctica, cualquier cultivador puede aprender a realizar la poda apical con éxito.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anteriorPoner un Estanque en el Jardín ¿Es bueno poner un estanque en el Jardín?
Artículo siguiente¿Qué tipo de plantas elegir para la sombra?
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.