¿El tabaco es una Droga?

0
142
¿El Tabaco es una Droga?

¿Qué es el tabaco?

El tabaco son las hojas secas de una planta que crece en muchas partes del mundo. El principal ingrediente activo es la nicotina.

La mayor parte del tabaco que se utiliza en este país procede de Estados Unidos y se vende en forma de cigarrillos. Los puros y el tabaco de pipa se elaboran con tabaco más fuerte y oscuro. El rapé es tabaco en polvo que se aspira por la nariz.

El tabaco se utiliza a menudo para fabricar cigarrillos de cannabis o porros. Tanto el tabaco de liar como el tabaco extraído de los paquetes de cigarrillos se mezclan con resina o hierba de cannabis y se enrollan en papeles de fumar.

Efectos/riesgos

Fumar tabaco implica la inhalación de alquitrán, nicotina, monóxido de carbono y otros gases. La nicotina es una droga estimulante que aumenta el pulso y la presión arterial. Los fumadores habituales suelen encontrar que fumar combate la ansiedad y el estrés, ayuda a la concentración y alivia el aburrimiento. Algunos consideran que también suprime el apetito. Los que fuman por primera vez suelen sentirse mal, mareados y con dolor de cabeza.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

La tolerancia a los efectos de la nicotina se desarrolla rápidamente, por lo que se necesita más cantidad para conseguir un efecto. La mayoría de las personas que fuman se vuelven dependientes y se sienten inquietas y ansiosas si intentan dejarlo. Muy pocas personas consideran que pueden fumar sólo un cigarrillo de vez en cuando. Suelen fumar un número al día o no fumar en absoluto.

Fumar de forma regular y prolongada aumenta enormemente el riesgo de padecer una serie de enfermedades graves, como cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, bronquitis, mala circulación y úlceras. Cada año mueren en el Reino Unido unas 120.000 personas de forma prematura por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Las mujeres que fuman durante el embarazo tienden a dar a luz a bebés de menor peso. Fumar mientras se toman anticonceptivos orales («la píldora») aumenta el riesgo de problemas cardíacos y circulatorios.

Accesorios para el Cultivo
Paraguas de Marihuana
Paraguas Marihuana
Accesorios de Marihuana
Bong de Marihuana
Bong Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Máquinas de liar de Marihuana
Maquinas para Liar

La exposición al humo de tabaco ajeno también perjudica la salud. Según la Encuesta de Salud para Inglaterra entre los no fumadores en 2015, el 81% no estaba expuesto al humo de tabaco ajeno, medido por los niveles indetectables de cotinina en la saliva, más que en HSE2013, cuando era el 75%. La exposición regular autodeclarada al humo de segunda mano fue más alta entre los que tenían entre 16 y 24 años, con más de la mitad de este grupo informando de alguna exposición.

Cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que permiten al usuario inhalar nicotina. Funcionan calentando y vaporizando una solución que contiene nicotina, glicerina y a veces aromas. Al no haber combustión, no hay humo y no se produce alquitrán ni monóxido de carbono, dos de los productos más perjudiciales del tabaco. La inhalación de nicotina de un cigarrillo electrónico se denomina vaping.

En los últimos cinco años, los cigarrillos electrónicos se han hecho cada vez más populares y disponibles. Si bien la salud pública está preocupada por el consumo de cigarrillos electrónicos por parte de los no fumadores, muchos médicos creen que pueden ayudar a los fumadores a dejar o reducir su consumo de tabaco.

Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Termos de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Guantes de Cocina de Marihuana
Guantes Cocina
Accesorios de Marihuana
Gorros de Marihuana
Gorros de Punto

En 2015, el 5% de los adultos usaban actualmente cigarrillos electrónicos. Se trata de un pequeño aumento con respecto a la HSE2013, cuando el 3% de los adultos eran usuarios actuales de cigarrillos electrónicos.

La prevalencia de haber usado alguna vez cigarrillos electrónicos fue mucho mayor entre los fumadores actuales (40%).

Sólo el 1% de los que nunca habían fumado habían utilizado alguna vez un cigarrillo electrónico.

Esto sugiere que muy pocos no fumadores han empezado a utilizar cigarrillos electrónicos. Sin embargo, como los cigarrillos electrónicos son todavía bastante nuevos, es probable que aún no conozcamos con certeza el panorama completo de su seguridad.

Prevalencia del consumo de cigarrillos

Los primeros ejemplos registrados de fumar tabaco proceden de la civilización maya mexicana, en torno al año 500 de nuestra era. A principios del siglo XVII se vendía en estancos, tiendas de ultramarinos y pañeros. Muchos europeos hicieron afirmaciones extravagantes sobre el uso del tabaco para curar diversas enfermedades y dolencias. Al principio, fumar tabaco por placer se limitaba a las clases adineradas, pero su uso se fue extendiendo.

A principios del siglo XVII, el rey Jaime y el clero se opusieron firmemente a fumar tabaco y lo consideraron un riesgo para la moral y la salud. En lugar de intentar prohibirlo por completo, el rey aumentó los impuestos sobre su importación. Otros países adoptaron una postura más draconiana. Fumar tabaco podía ser castigado con la muerte en Persia o China.

Desde finales del siglo XVII hasta principios del XIX, el rapé sustituyó a la pipa como principal forma de consumo de tabaco en Inglaterra. El consumo de puros también se hizo más común.

Los cigarrillos fueron introducidos por primera vez en Inglaterra por las tropas que regresaban de la Guerra de Crimea (1854-86), que habían visto a soldados franceses y turcos fumándolos. En esta época, los cigarrillos eran de liar. En la década de 1870, las empresas inglesas empezaron a fabricar cigarrillos ya liados, pero no fue hasta la década de 1880, con el desarrollo de la maquinaria automática, cuando los cigarrillos tal y como los conocemos hoy se generalizaron. Los cigarrillos con filtro se introdujeron por primera vez en la década de 1950.

En los años 60, el consumo de tabaco se asoció a problemas de salud. Hasta entonces, los productos del tabaco se consideraban una forma de mejorar la salud y de relajarse. Incluso los deportistas famosos hacían publicidad del tabaco.

Las advertencias sanitarias condujeron a un descenso del consumo de tabaco en los países desarrollados, al aumento de los impuestos sobre los productos del tabaco, al control de la publicidad, a las variedades con bajo contenido de alquitrán y a la prohibición de fumar en lugares públicos. La preocupación por la salud también dio lugar a nuevos productos y planes para ayudar a la gente a dejar de fumar, como grupos para dejar de fumar, parches de nicotina, chicles y cigarrillos electrónicos.

Se ha revelado que las empresas tabaqueras sabían desde muchos años antes de que se hiciera público que el tabaquismo habitual estaba estrechamente relacionado con el cáncer.

La ley

No es ilegal comprar, poseer o consumir productos del tabaco. Desde 2003, la publicidad y la promoción del tabaco están prohibidas en el Reino Unido, tras la aprobación de la Ley de Publicidad y Promoción del Tabaco en diciembre de 2002.

Desde el 1 de julio de 2007, está prohibido fumar en prácticamente todos los lugares públicos cerrados y lugares de trabajo en todo el Reino Unido y desde el 1 de octubre de 2007 la edad para comprar cigarrillos se elevó a 18 años.

Fumar: ¿Cuáles son los efectos?

Efectos del tabaco

Los efectos de cualquier droga (incluido el tabaco) varían de una persona a otra. La forma en que el tabaco afecta a una persona depende de muchas cosas, como su tamaño, su peso y su salud, y también de si la persona está acostumbrada a tomarlo. Los efectos del tabaco, como los de cualquier droga, también dependen de la cantidad que se tome.

En Australia, el consumo de tabaco es responsable de aproximadamente 15.000 muertes al año.

No existe un nivel seguro de consumo de tabaco. El uso de cualquier droga siempre conlleva algún riesgo, incluso los medicamentos pueden producir efectos secundarios no deseados. Es importante tener cuidado al tomar cualquier tipo de droga.

Dosis bajas o moderadas

Algunos de los efectos que se pueden experimentar después de fumar tabaco son

estimulación inicial, y luego reducción de la actividad del cerebro y del sistema nervioso
aumento del estado de alerta y de la concentración
sensación de euforia leve
sensación de relajación
aumento de la presión arterial y del ritmo cardíaco
disminución del flujo sanguíneo en los dedos de las manos y de los pies
disminución de la temperatura de la piel
mal aliento
disminución del apetito
mareos
náuseas, calambres abdominales y vómitos
dolor de cabeza
tos, debido a la irritación del humo.
Dosis más altas

Una dosis elevada de nicotina puede provocar una sobredosis. Esto significa que una persona ha tomado más nicotina de la que su cuerpo puede soportar. Los efectos de las dosis muy grandes pueden incluir

un aumento de los efectos desagradables
sensación de desmayo
confusión
disminución rápida de la presión arterial y de la frecuencia respiratoria
convulsiones
parada respiratoria (dejar de respirar) y muerte.
60 mg de nicotina por vía oral pueden ser mortales para un adulto.

Efectos a largo plazo

El alquitrán de los cigarrillos recubre los pulmones y puede provocar cáncer de pulmón y de garganta en los fumadores. También es responsable de las manchas de color amarillo-marrón en los dedos y dientes de los fumadores.

El monóxido de carbono de los cigarrillos reduce la cantidad de oxígeno disponible para los músculos, el cerebro y la sangre. Esto significa que todo el cuerpo -especialmente el corazón- debe trabajar más. Con el tiempo, esto provoca el estrechamiento de las vías respiratorias y el aumento de la presión arterial, lo que puede provocar un ataque al corazón y un derrame cerebral.

Los niveles elevados de CO, junto con la nicotina, aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas, el endurecimiento de las arterias y otros problemas circulatorios.

Algunos de los efectos a largo plazo del tabaquismo que se pueden experimentar son

mayor riesgo de infarto y daño cerebral
cataratas oculares, degeneración macular, amarilleamiento del blanco de los ojos
pérdida del sentido del olfato y del gusto
dientes amarillos, caries y mal aliento
cáncer de nariz, labio, lengua y boca
posible pérdida de audición
cánceres de laringe y faringe
contribuye a la osteoporosis
dificultad para respirar
tos
bronquitis crónica
cáncer
desencadenar el asma
enfisema
enfermedades del corazón
bloqueos en el suministro de sangre que pueden provocar un ataque al corazón
presión arterial alta (hipertensión)
leucemia mieloide, un cáncer que afecta a la médula ósea y a los órganos que producen la sangre
cánceres de estómago y vejiga
úlceras de estómago
disminución del apetito
aspecto gris
arrugas tempranas
curación más lenta de las heridas
daños en las paredes de los vasos sanguíneos
mayor probabilidad de dolor de espalda
mayor susceptibilidad a las infecciones
menor fertilidad y mayor riesgo de aborto
periodos irregulares
menopausia precoz
daños en el esperma y reducción de los espermatozoides
impotencia.

Otros efectos del consumo de tabaco

Tabaquismo pasivo

El tabaquismo pasivo se produce cuando una persona que no fuma respira el humo de las personas que sí lo hacen. El tabaquismo pasivo puede irritar los ojos y la nariz y causar una serie de problemas de salud, como enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón. El humo del tabaco es especialmente perjudicial para los bebés y los niños pequeños.

Consumir tabaco con otras drogas

La nicotina puede afectar al modo en que el cuerpo procesa muchas drogas diferentes. Esto puede afectar al funcionamiento de estos fármacos. Por ejemplo, la nicotina puede disminuir la eficacia de las benzodiacepinas.

Fumar mientras se toma la píldora anticonceptiva aumenta el riesgo de que se formen coágulos de sangre.

Consulte con su médico u otro profesional de la salud si la nicotina puede afectar a los medicamentos que está tomando.

Embarazo y lactancia

Lea sobre los efectos del consumo de tabaco en el embarazo y la lactancia.

Muchas drogas pueden atravesar la placenta y afectar al feto.

En general, el consumo de drogas durante el embarazo puede aumentar las posibilidades de que el parto se adelante. Esto puede significar que los bebés nazcan con un peso inferior al normal.

Si una madre consume drogas durante la lactancia, éstas pueden estar presentes en su leche, y podrían afectar al bebé.

Consulte a su profesional de la salud si está tomando o planea tomar alguna droga durante el embarazo o la lactancia.

Tolerancia y dependencia

Las personas que consumen tabaco regularmente tienden a desarrollar una tolerancia a los efectos de la nicotina. Esto significa que necesitan fumar más tabaco para obtener el mismo efecto.

Pueden convertirse en dependientes de la nicotina. La dependencia puede ser psicológica, física o ambas. Las personas dependientes de la nicotina descubren que el consumo de la droga se convierte en algo mucho más importante que otras actividades de su vida. Ansían la droga y les resulta muy difícil dejar de consumirla.

Las personas psicológicamente dependientes de la nicotina pueden sentir el impulso de fumar cuando se encuentran en un entorno determinado o cuando se relacionan con sus amigos.

La dependencia física se produce cuando el cuerpo de la persona se adapta a la nicotina y se acostumbra a funcionar con ella.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
COMPARTIR
Artículo anteriorLo que hay que saber sobre el consumo de nicotina
Artículo siguiente¿Qué nos aporta el Consumo de Nicotina?
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.