¿Qué hacer cuando llegan las lluvias en la Floración de nuestras Plantas de Marihuana?

0
2802
Cómo Evitar los Daños Causados por las Lluvias en la Floración
Cómo Evitar los Daños Causados por las Lluvias en la Floración

Cómo evitar los daños causados por las lluvias en la floración

La floración de nuestras plantas de marihuana se desarrolla poco a poco y la cosecha de nuestro cultivo se acerca cada vez un poco más. Una vez que hemos prestado la atención a los buenos conocimientos que tenemos o la experiencia adquirida en el pasado en anteriores cultivos, no hay duda de que disponemos de algunas plantas de marihuana protegidas con un sistema de protección contra las enfermedades.

De esta manera podremos evitar o minimizar los posibles ataques de plagas y hongos, tan comunes y nocivos en estas épocas de la recogida de nuestra cosecha de marihuana. Sin embargo, siempre se podrá pasar algo por alto y no habernos dado cuenta, por falta de tiempo, entre otras causas, las primeras lluvias tan habituales en estos momentos en los cuales nuestros cogollos de marihuana tienen poco para ser recogidos, como muchos cultivadores han podido verificar en estos últimos tiempos los desastres de las primeras lluvias.

Lluvias muy dañinas en la floración

Las lluvias en las finales de la floración son muy dañinas para nuestras plantas de marihuana, por eso tenemos que poner medidas. Hay dos principales. La primera es que los cogollos acumulan tanta agua de lluvia que el peso hace que las ramas se rompan, y se nos pierda parte de la cosecha. La segunda y peor es que esta concentración de agua favorece la formación del hongo botrytis una enfermedad que puede hacer que nos quedemos sin cosecha. Las temperaturas del momento, aún cálidas, aumentan la potencia de los ataques.

No todas las especies o variedades de marihuana son tan sensibles a la lluvia

Plantas de marihuana sativas

Las plantas de marihuana sativas por lo general se portarán mejor ante las primeras lluvias antes de la recogida. Estas cepas son autóctonas de los trópicos, por lo que han ido evolucionando para resistir mejor las inclemencias del tiempo, y esas catastróficas primeras lluvias. Sus ramas largas, delgadas y flexibles, además de sus cogollos normalmente aireados, minimizan el posible riesgo de formación de hongos o de rotura de una rama como resultado del peso que tienen que aguantar los cogollos húmedos.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana
Plantas de marihuana índicas

Las plantas de marihuana índicas son en general las más susceptibles a hongos como la botrytis, ya que sus cogollos de marihuana en mayor cantidad son muy compactos, por lo que no facilitan una buena ventilación y no se pueden secar de mejor forma.

No sólo son cepas de marihuana que repercuten más en las precipitaciones, sino en la humedad del aire en general. Todo cultivador de marihuana donde se encuentre en de regiones muy húmedas como las de la costa, se habrá dado cuenta en una primera persona de lo complicado que es cultivar a veces variedades indicas.

Ante las lluvias no podemos hacer mucho, es más poco se puede hacer, excepto prevenir dentro de lo posible, y entre la prevención está la posibilidad de salvar nuestra cosecha. Lo más fácil es mirar el parte meteorológico todos los días, y casi que sí que lo hacemos sobre todo a la hora de la cosecha de nuestras plantas de marihuana, como para no hacerlo.

No te marches por la mañana si hay lluvia, la que hoy puedes recoger y no dejarla a expensas de posibles riesgos. Si vemos que tenemos que cosechar dentro de una semana y luego nos da lluvias, entonces continuemos y cosechemos ahora, mejor ahora que no dentro de dos semanas, sino sabemos qué nos puede pasar, yo no me arriesgo y aunque queden dos semanas y den una semana de lluvias, la recojo la cosecha antes de tiempo. Tenga en cuenta que una vez que llueve, debe esperar para cosechar hasta que las cogollos estén bien secos de agua.

¿Qué podemos hacer para secar los cogollos de marihuana?

Después de una intensa lluvia, para que los cogollos pierdan rápidamente el agua de su interior y al mismo tiempo las hojas de su superficie, movemos ligeramente toda la planta o rama a rama, mejor hacer esto antes de que algún buen cogollo de marihuana termina afectado por el moho.

Algunos toman el secador de mano y empiezan a secar toda la planta de marihuana, mejor evitar que suceda esta situación y vernos haciendo el ridículo en el balcón o en el jardín con un alargador y un secador de mano.

¿Cómo evitar que se puedan mojar?

Pero no hay nada mejor para proteger nuestras plantas de marihuana de la lluvia que colocar una cobertura que las pueda tapar y a la vez protegerlas de los intensos rayos solares. Puede ser muy fácil o no dependiendo de lo manitas que seamos, todo por nuestras plantas de marihuana.

Construir un invernadero

Necesitaremos unas lamas de madera o metal, y una buena cantidad de plástico transparente, además de una buena cantidad de tiempo y destreza, que todos no somos igual de hábiles, para una pequeña construcción para proteger a nuestras plantas de marihuana.

También es cierto que una construcción endeble no nos servirá de nada si la más mínima ráfaga de viento nos arranca el plástico y causa algún daño a la planta de marihuana. No es una protección permanente, sino un pequeño arreglo para proteger las plantas de marihuana tan rápido como veamos una nube fea o un predicción de lluvia que pueda arruinar nuestra cosecha de marihuana.

Y por último, no debemos olvidar que hay productos que protegen los cogollos de marihuana yo no los utilizo, prefiero la observación diaria y una buena prevención que nos pueda evitar aplicar productos a nuestras plantas de marihuana, y mucho menos a los cogollos de marihuana a punto de ser recolectados.

¿Qué pasa si llueve en floración con la marihuana?

Si llueve durante la floración de las plantas de marihuana, puede haber algunas consecuencias negativas en su crecimiento y producción.

En primer lugar, el exceso de agua puede saturar el suelo y provocar problemas de raíces, como la pudrición. Además, la lluvia constante puede hacer que los cogollos se vuelvan más pesados ​​y se inclinen hacia abajo, lo que puede dañarlos o incluso partirlos.

También hay un mayor riesgo de moho y hongos en un clima húmedo, lo que puede afectar seriamente la calidad de las plantas y la producción de cogollos. Por lo tanto, es importante proporcionar un buen drenaje para evitar la acumulación de agua en el suelo, así como proporcionar una buena ventilación para evitar la humedad excesiva en las plantas.

En resumen, aunque la lluvia es necesaria para el crecimiento saludable de las plantas de marihuana, es importante controlar la cantidad de agua que reciben y proporcionar un ambiente adecuado para prevenir daños y enfermedades.

¿Qué pasa si se mojan los cogollos marihuana con la lluvia?

Si los cogollos de marihuana se mojan con la lluvia, pueden producirse varios efectos negativos en la calidad y cantidad de la cosecha.

En primer lugar, los cogollos pueden absorber demasiada humedad, lo que puede aumentar el riesgo de moho y hongos. Esto puede ser especialmente problemático si la lluvia ocurre durante las últimas etapas de la floración, cuando los cogollos están densamente poblados y son más susceptibles a daños.

Además, la lluvia puede hacer que los cogollos se vuelvan más pesados y se inclinen hacia abajo, lo que puede provocar que se rompan o se deformen. Los cogollos dañados son menos valiosos y pueden reducir la cantidad total de producción de la planta.

En general, es importante proteger los cogollos de la lluvia tanto como sea posible, ya sea mediante la instalación de un techo, una lona u otro tipo de protección. También se pueden sacudir suavemente los cogollos después de la lluvia para eliminar el exceso de agua. En última instancia, la clave es mantener los cogollos secos y evitar que se dañen para maximizar la calidad y cantidad de la cosecha.

¿Cómo proteger las plantas de marihuana de la tormenta?

Para proteger las plantas de marihuana de una tormenta, hay varias medidas que se pueden tomar:

Cubrir las plantas: Una manera efectiva de proteger las plantas es cubrirlas con una lona o algún tipo de cobertura resistente al agua. Esto ayudará a mantener las plantas secas y evitar que se dañen por la lluvia y el viento.

Amarre las plantas: Si las plantas son altas o tienen ramas que se extienden hacia afuera, es importante atarlas para evitar que se rompan o se doblen durante la tormenta. Esto se puede hacer con tutores o cuerdas para mantener las plantas en su lugar.

Podar las plantas: Si las plantas tienen ramas débiles o enfermas, es importante podarlas antes de una tormenta para reducir la cantidad de peso que soportan. Esto puede evitar que las ramas se rompan o se doblen y dañen las plantas.

Drenaje del suelo: Es importante asegurarse de que el suelo tenga un buen drenaje para evitar que las raíces se dañen por el exceso de agua. Si es necesario, se pueden agregar materiales como grava o arena para mejorar el drenaje.

Proteger la estructura de las plantas: En caso de que las plantas sean pequeñas o tengan una estructura débil, es importante protegerlas de la fuerza del viento. Esto se puede hacer mediante el uso de tutores o colocándolas en un área protegida.

En general, la clave para proteger las plantas de marihuana durante una tormenta es anticiparse a las condiciones climáticas y tomar medidas preventivas para minimizar los daños.

¿Cómo afecta la precipitación pluvial a las plantas de marihuana?

La precipitación pluvial puede tener varios efectos en las plantas de marihuana, tanto positivos como negativos.

Por un lado, la lluvia puede proporcionar agua fresca y nutrientes al suelo, lo que puede estimular el crecimiento de las plantas y aumentar la producción de cogollos. Además, la lluvia puede ayudar a lavar el polvo y la suciedad de las hojas, lo que puede mejorar la absorción de luz y aumentar la fotosíntesis.

Por otro lado, la precipitación pluvial excesiva puede tener efectos negativos en las plantas de marihuana. Por ejemplo, si el suelo no tiene un buen drenaje, el agua puede acumularse y provocar la pudrición de las raíces. Además, el exceso de agua en las hojas y los cogollos puede aumentar el riesgo de moho y hongos, lo que puede dañar la salud de las plantas y disminuir la calidad y cantidad de la cosecha.

En general, es importante proporcionar un buen drenaje en el suelo y controlar la cantidad de agua que reciben las plantas para evitar daños y enfermedades causadas por la lluvia. También es importante asegurarse de que las plantas estén protegidas durante las tormentas fuertes para evitar que se rompan o se inclinen debido al peso del agua en las hojas y los cogollos.

¿Qué pasa si Fertilizo las plantas de marihuana y llueve?

Si fertilizas tus plantas de marihuana y luego llueve, puede haber algunos efectos positivos y negativos en tus plantas.

Por un lado, la lluvia puede ayudar a distribuir el fertilizante en el suelo y hacer que los nutrientes estén más disponibles para las raíces de las plantas. Esto puede mejorar el crecimiento y la salud de las plantas.

Sin embargo, si llueve demasiado después de fertilizar, el exceso de agua puede lavar el fertilizante del suelo y hacer que los nutrientes se pierdan antes de que las plantas puedan absorberlos. Además, si las plantas reciben demasiado fertilizante y luego llueve, el exceso de nutrientes puede lixiviar hacia el agua subterránea y contaminar los ríos y arroyos cercanos.

En general, es importante tener en cuenta las condiciones climáticas cuando se fertilizan las plantas de marihuana. Si hay posibilidad de lluvia, es mejor fertilizar las plantas después de que la lluvia haya pasado o cubrirlas para protegerlas del agua de lluvia. También es importante utilizar la cantidad adecuada de fertilizante para evitar el exceso de nutrientes en el suelo.

¿Cómo afecta la lluvia ácida al suelo y al desarrollo de las plantas de marihuana?

La lluvia ácida puede tener efectos negativos en el suelo y en el desarrollo de las plantas de marihuana.

La lluvia ácida es el resultado de la emisión de gases contaminantes en la atmósfera, que se combinan con el agua en el aire para formar ácidos. Cuando la lluvia ácida cae sobre el suelo, puede disolver los minerales y nutrientes esenciales que las plantas necesitan para crecer. También puede acidificar el suelo y aumentar su acidez, lo que puede reducir la disponibilidad de nutrientes para las plantas.

Además, la lluvia ácida puede afectar directamente a las plantas de marihuana al dañar sus hojas y tallos. El ácido puede quemar las hojas y hacer que se vuelvan amarillas o marrones. También puede debilitar los tallos de las plantas y hacer que sean más susceptibles a enfermedades y plagas.

Para proteger las plantas de marihuana de la lluvia ácida, es importante monitorear la calidad del aire en la zona de cultivo. Si la lluvia ácida es un problema, se pueden tomar medidas para reducir las emisiones de gases contaminantes y evitar la exposición directa de las plantas a la lluvia ácida. También se puede tratar el suelo con materiales alcalinos para neutralizar la acidez y mejorar la disponibilidad de nutrientes para las plantas.

¿Qué se puede hacer para disminuir la lluvia ácida en mi cultivo de marihuana?

Para disminuir la lluvia ácida en tu cultivo de marihuana, hay varias medidas que puedes tomar:

Reducir las emisiones de gases contaminantes: La lluvia ácida es causada por la emisión de gases contaminantes en la atmósfera. Si se reduce la cantidad de gases emitidos, se puede disminuir la cantidad de lluvia ácida que cae sobre tu cultivo. Algunas medidas que puedes tomar incluyen reducir el uso de vehículos, usar energía renovable y reducir el consumo de productos químicos y pesticidas.

Utilizar materiales alcalinos: Los materiales alcalinos, como la caliza o la dolomita, pueden ayudar a neutralizar la acidez del suelo y reducir la cantidad de lluvia ácida que afecta a tus plantas. Agregar estos materiales al suelo puede mejorar la disponibilidad de nutrientes para tus plantas y protegerlas de los efectos negativos de la lluvia ácida.

Utilizar técnicas de cultivo sostenibles: Las prácticas agrícolas sostenibles pueden ayudar a reducir la cantidad de contaminantes que se liberan en el aire y, por lo tanto, disminuir la cantidad de lluvia ácida que cae sobre tu cultivo. Algunas técnicas sostenibles incluyen el uso de abonos orgánicos, la rotación de cultivos y la conservación del agua.

Utilizar cubiertas protectoras: Utilizar cubiertas protectoras, como invernaderos o toldos, puede ayudar a proteger tus plantas de la lluvia ácida directa. Estas cubiertas pueden reducir la cantidad de ácido que llega a tus plantas y protegerlas de los efectos negativos de la lluvia ácida.

En general, es importante ser consciente de la calidad del aire en tu zona de cultivo y tomar medidas para reducir la cantidad de contaminantes que se emiten. Al tomar medidas para disminuir la lluvia ácida, puedes proteger tus plantas de marihuana y mejorar la calidad de tu cosecha.

¿Cómo influye el pH en la lluvia ácida en mi cultivo de marihuana?

El pH juega un papel importante en la lluvia ácida y puede influir en tu cultivo de marihuana de varias maneras.

El pH se refiere a la medida de la acidez o alcalinidad de una sustancia. En el caso de la lluvia ácida, el pH se refiere a la cantidad de ácido presente en el agua de lluvia. Cuanto menor sea el pH, mayor será la acidez del agua de lluvia.

La lluvia ácida con un pH bajo puede tener efectos negativos en tu cultivo de marihuana, ya que puede acidificar el suelo y reducir la disponibilidad de nutrientes para tus plantas. También puede dañar las hojas y tallos de tus plantas al quemarlos con el ácido.

Para minimizar los efectos de la lluvia ácida en tu cultivo de marihuana, es importante mantener un pH adecuado en tu suelo. El pH ideal para el cultivo de marihuana es de entre 6 y 7. Si tu suelo tiene un pH demasiado bajo, puedes utilizar materiales alcalinos, como la caliza o la dolomita, para neutralizar la acidez. Si tu suelo tiene un pH demasiado alto, puedes utilizar materiales ácidos, como el sulfato de aluminio, para bajar el pH.

También puedes monitorear el pH del agua de riego que utilizas para tus plantas. Si el agua tiene un pH demasiado bajo, puedes utilizar bicarbonato de sodio para aumentar el pH. Si el agua tiene un pH demasiado alto, puedes utilizar ácido sulfúrico o ácido nítrico diluido para bajar el pH.

En resumen, el pH puede influir en la lluvia ácida y en el cultivo de marihuana. Mantener un pH adecuado en tu suelo y en el agua de riego puede minimizar los efectos negativos de la lluvia ácida en tus plantas y mejorar la calidad de tu cosecha.

¿Cuál es el pH del agua de la lluvia?

El pH del agua de lluvia puede variar dependiendo de varios factores, como la contaminación atmosférica y la ubicación geográfica. En condiciones normales, el pH del agua de lluvia debería ser cercano a 5.6, lo que indica que es ligeramente ácido.

Sin embargo, en áreas con alta contaminación atmosférica, el pH del agua de lluvia puede ser significativamente más bajo, incluso llegando a niveles peligrosamente ácidos de 3.0 o menos. Esto puede tener efectos negativos en la salud de las plantas y del suelo. Por lo tanto, es importante monitorear el pH del agua de lluvia y tomar medidas para mitigar los efectos de la lluvia ácida en el cultivo de marihuana.

¿Cómo se puede medir el pH de forma casera?

Existen varios métodos caseros para medir el pH del agua y del suelo. Aquí te presento algunos de ellos:

Papel pH: se trata de una tira de papel que cambia de color según el pH del líquido. Simplemente debes sumergir la tira en el agua o en el suelo y comparar el color obtenido con una tabla de colores que indica el pH correspondiente.

Jugo de repollo morado: este método implica hervir repollo morado en agua y utilizar el líquido resultante para medir el pH. El líquido cambia de color según el pH del agua o del suelo. Por ejemplo, si el líquido se vuelve rojo, significa que el pH es ácido, mientras que si se vuelve verde o azul, significa que el pH es alcalino.

Vinagre y bicarbonato de sodio: este método implica mezclar vinagre y bicarbonato de sodio en un recipiente y luego agregar el agua o el suelo a medir. La mezcla burbujeará si el líquido es ácido y no burbujeará si es alcalino.

Es importante tener en cuenta que estos métodos caseros no son tan precisos como los medidores de pH profesionales, pero pueden ser útiles para una medición aproximada del pH.

¿Por qué el agua de lluvia es mejor para mi cultivo de marihuana?

El agua de lluvia se considera mejor para el cultivo de marihuana por varias razones:

Contiene nutrientes: el agua de lluvia puede contener nutrientes importantes como nitrógeno, fósforo y potasio, que son esenciales para el crecimiento de las plantas.

No contiene cloro: el agua de la lluvia no contiene cloro, lo que lo hace más suave para las plantas y evita el efecto negativo del cloro en el suelo.

pH natural: el pH del agua de lluvia suele ser más cercano al pH natural del suelo, lo que ayuda a mantener el equilibrio del pH del suelo y facilita la absorción de nutrientes por parte de las plantas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el agua de lluvia puede estar contaminada por la contaminación atmosférica y puede contener otros contaminantes como metales pesados. Por lo tanto, es importante monitorear el pH del agua de lluvia y tomar medidas para minimizar los efectos de la lluvia ácida en el cultivo de marihuana. Además, también se debe tener en cuenta que el agua de lluvia no siempre es suficiente para el riego de las plantas, especialmente en climas secos.

¿Cuándo la lluvia baja su pH se le llama lluvia?

No necesariamente se le llama «lluvia» cuando el pH del agua de lluvia es bajo. El término «lluvia ácida» se refiere específicamente al fenómeno en el que la lluvia tiene un pH más bajo de lo normal debido a la contaminación atmosférica.

Este fenómeno se produce cuando los gases emitidos por la actividad humana, como el dióxido de azufre y el óxido de nitrógeno, se mezclan con el agua de lluvia y forman ácidos. Como resultado, la lluvia ácida puede tener un pH tan bajo como 3.0 o menos, lo que puede tener efectos negativos en la salud de las plantas y del suelo.

¿Cómo saber que está lloviendo lluvia ácida?

Es difícil saber si está lloviendo lluvia ácida simplemente observando la lluvia. Sin embargo, aquí hay algunos signos que podrían indicar que está ocurriendo la lluvia ácida:

Olor a azufre: si hueles un fuerte olor a azufre en el aire, podría ser un indicio de que la lluvia ácida está presente.

Daño en las plantas y árboles: las plantas y árboles que se ven afectados por la lluvia ácida pueden mostrar signos de daño, como hojas marchitas, manchas, defoliación y deformidades.

Agua de lluvia con pH bajo: si tienes un medidor de pH o una tira reactiva de pH, puedes probar el agua de lluvia para determinar si tiene un pH bajo. Un pH inferior a 5.6 puede ser indicativo de la lluvia ácida.

Si sospechas que está lloviendo lluvia ácida, es importante tomar medidas para proteger las plantas y el suelo. Puedes cubrir tus plantas con plástico o tela para evitar que entren en contacto con la lluvia ácida. También puedes agregar cal o bicarbonato de sodio al suelo para neutralizar los ácidos y restaurar el pH del suelo.

Un factor importante en el cultivo de la marihuana al aire libre

La lluvia puede ser un factor importante en el cultivo de la marihuana al aire libre, especialmente durante la floración. Mientras que la lluvia puede ser beneficiosa para las plantas de marihuana, también puede presentar desafíos para los cultivadores.

Durante la floración, la lluvia puede afectar negativamente a los cogollos, ya que pueden hincharse y desarrollar moho y hongos. Esto puede dañar la calidad de la cosecha y, en algunos casos, puede ser peligroso para la salud. Si se espera lluvia en la época de floración, se recomienda cultivar cepas resistentes a la humedad o autoflorecientes que puedan cosecharse antes de que lleguen las lluvias.

Sin embargo, si la lluvia llega después de que los cogollos hayan madurado lo suficiente, puede ser beneficiosa ya que puede aumentar la producción de resina y mejorar el aroma y sabor. En este caso, es importante asegurarse de que los cogollos estén bien ventilados para evitar el desarrollo de moho y hongos.

Si se debe cosechar durante una lluvia repentina, es posible cortar la marihuana mojada, pero se debe tener precaución para evitar dañar los cogollos. Es importante secarlos completamente después de la cosecha, ya que la humedad puede ser perjudicial para la calidad y durabilidad de la marihuana.

Es importante recordar que la lluvia no siempre es mala para los cogollos de marihuana, pero también puede presentar desafíos para los cultivadores. Siempre es recomendable planificar el cultivo en función de la época de lluvia, seleccionando cepas adecuadas y siguiendo buenas prácticas de cultivo para garantizar la mejor calidad y cantidad de cosecha.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anteriorSemilla de Marihuana Apollo Eleven del Banco Brothers Grimm Seeds
Artículo siguienteSemilla de Marihuana Apollo Haze del Banco Brothers Grimm Seeds
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.