El compostaje del patio trasero es fácil

0
257
Compostaje para el Cultivo de Marihuana

Compostaje en el Jardín

Es un proceso muy bueno, y mientras sólo lo hagan las cosas que deben ir en la pila de abono, eventualmente funcionará. Mientras la pila no tenga demasiado material «verde» de alto nitrógeno, no debería oler mal ni ser una molestia.

En un bosque o jungla sin cultivar, las hojas y otros materiales vegetales caen al suelo y se descomponen, lo que crea una rica y fértil capa de abono y humus para el crecimiento futuro y se logra todo sin ninguna intervención humana. No es limpio, rápido o bonito, pero ha funcionado en la naturaleza durante mucho, mucho tiempo!

Si se toma una bolsa que contiene hojas, recortes de césped y periódicos arrancados y se extiende en el suelo, con el tiempo se descompondrá como lo haría en el suelo de un bosque. También sería desordenado y los vecinos podrían quejarse si se hace un hábito de ello, así que una solución más ordenada sería poner el material en una pila. Lo ideal sería que la pila midiera al menos un metro más o menos en cada lado, esto no sólo mantiene las cosas más ordenadas en el jardín, sino que también ayuda a facilitar el proceso de compostaje.

La naturaleza hará todo el trabajo

Este montón de vegetación en descomposición se conoce como una pila de abono «frío» y, dependiendo de lo que haya en él, en cualquier lugar desde unos pocos meses hasta un par de años se convertirá en abono. La naturaleza hará todo el trabajo si se le da el tiempo suficiente y algunas lluvias ocasionales. Una forma muy simple de compostaje implica tomar las hojas, tallos y raíces sobrantes después de una cosecha de otoño, ponerlos en una pila y luego desenterrar el abono que se desarrolla durante el invierno para su uso en la primavera.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

Dependiendo de las condiciones locales, este método podría tener que ser modificado para incluir unas pocas pilas diferentes; cada pila puede entonces dejarse reposar durante un año o más. Lo ideal sería que cada pila de abono midiera alrededor de un metro o más de cada lado, porque las pilas que son demasiado pequeñas no se calientan tan bien.

Las pilas grandes son difíciles de remover, pero es necesario removerlas más a menudo que las pilas pequeñas porque es importante que el material del núcleo se rote con el material del exterior para que el abono sea uniforme.

Hay formas de hacer el proceso más rápido y de evitar los aromas desagradables. Mientras que el material en descomposición en el bosque puede apestar y a nadie le importará, si huele en su patio trasero puede tener un problema. Si se añade demasiado material «verde», la pila puede empezar a oler. Cuando el material vegetal se descompone, puede ser procesado por bacterias que aman el aire (aeróbicas) o que lo odian (anaeróbicas).

Una pila húmeda de hojas verde oscuro (material verde) se convertirá rápidamente en huésped de las bacterias anaeróbicas y comenzará a pudrirse, emitiendo un olor desagradable. Si ese mismo montón se mezclara con hojas de otoño (material marrón), entonces la humedad se distribuiría mejor y la mezcla tendría una mejor aireación.

Las bacterias aeróbicas dominarían y la mezcla resultante emitiría un dulce olor a tierra mientras se convertía en abono. Sin embargo, si se añade demasiado material marrón, la descomposición será más lenta y el proceso será más largo. En caso de duda, tenga en cuenta que demasiado marrón huele mejor que demasiado verde.

Los materiales marrones generalmente tienen una proporción de carbono a nitrógeno de más de 30 a uno. Las hojas, el periódico, el cartón, el aserrín, la paja y cualquier cosa relacionada con los árboles o el azúcar se consideran generalmente materiales marrones y todos ellos tardarán mucho en descomponerse si se dejan en una pila sin materiales verdes.

El compostaje será más lento

Si se añade demasiado material marrón a una pila, el compostaje será más lento, pero los materiales marrones ayudan a controlar la estructura y el olor. Si la pila de abono comienza a oler, agregue más materiales marrones y revuelva la pila.

Los materiales verdes generalmente tienen una proporción de carbono a nitrógeno de menos de 30 a uno. En otras palabras, contribuyen más nitrógeno por la cantidad de carbono que contienen que los materiales marrones. Los recortes de hierba, los restos de comida de verduras o frutas, los posos de café y el material de hojas verdes son todos verdes.

Estos se descompondrán rápidamente si se dejan en una pila sin materiales marrones, pero también tienden a apestar y pudrirse en el proceso. Hay que tener cuidado de no poner demasiados cítricos en una pila de una vez, ya que el ácido puede obstaculizar la acción microbiana.

Poner una capa de marrones sobre una nueva capa de verdes ayudará a evitar que la pila huela mal. Lo ideal es que la pila de abono tenga un ligero aroma terrenal, ya que los olores desagradables son una indicación de que algo no está bien. Añada marrones y revuelva para ayudar a corregir este tipo de desequilibrio.

Las hojas, los tallos, las raíces y la tierra para macetas usada se pueden poner en la pila de abono, pero se debe evitar cualquier material vegetal que haya tenido problemas con insectos o enfermedades o que haya sido tratado con plaguicidas. Una taza de melaza diluida o cualquier otro jarabe de azúcar puede impulsar el crecimiento microbiano, pero debe ser suministrado al centro de la pila y enterrado para evitar atraer a las hormigas y otras plagas.

Las cáscaras de huevo y los posos de café son dos restos de la mesa del desayuno que se pueden convertir en abono y los jardineros a menudo pueden recoger gratuitamente los posos de café usados en las cafeterías locales. No ponga ningún residuo o material de alimentos grasos, aceitosos o grasientos en el abono y evite la carne y los productos cárnicos. Los residuos de perros, gatos y humanos pueden ser portadores de patógenos peligrosos y tampoco deben ser utilizados.

Acelerar el compostaje de material marrón

Para acelerar el compostaje de material marrón y evitar que el material verde apeste, utilice cantidades aproximadamente iguales de cada uno y mézclelo bien. Los trozos más pequeños se convierten en abono más rápidamente que los grandes, en parte debido al aumento de la superficie para que las bacterias trabajen, por lo que aunque un tronco y el aserrín estén hechos del mismo material, el aserrín puede convertirse en abono en semanas o meses mientras que un tronco en descomposición puede tardar años o décadas.

Una pila de 50/50 de material marrón-verde se compostará más rápido y de forma más agradable que una mezcla que contenga demasiado de uno u otro. Debido a las diferencias en la densidad y los valores de carbono, la proporción podría necesitar ser ajustada en algún grado dependiendo de los materiales que se estén utilizando – como regla general, si comienza a ponerse funky, agregue marrones y revuelva. Si no hace nada, agregue verdes y revuelva.

Los agentes biológicos involucrados en este proceso necesitan aire y humedad – la pila debe mantenerse húmeda pero no mojada y para darle aire a las bacterias se debe revolver la pila de abono ocasionalmente.

Si la pila no comienza a calentarse en los próximos días, es un indicio de que algo está mal. Puede ser que no haya suficiente material en la pila, que la composición de la pila esté mal, que no esté lo suficientemente húmeda, que esté demasiado húmeda o que necesite ser revuelta. Una pila de abono que no se calienta se llama una pila de abono «fría»… seguirá haciendo abono, pero llevará más tiempo que una «caliente». En caso de duda, revuelva la pila, ya que al revolverla se corrigen una multitud de problemas y es una solución fácil.

Si la mezcla de abono, el contenido de humedad y el suministro de aire están bien (o por lo menos cerca), una nueva pila debería comenzar a calentarse y convertirse en una pila de abono ‘caliente’. Una pila con una temperatura interna de entre 50 y 60 grados es ideal, pero las temperaturas pueden llegar hasta los 70 grados. A medida que el compostaje continúa, la temperatura bajará a medida que más material se convierta en abono.

El compostaje en caliente tiene algunas ventajas sobre el compostaje en frío, es más rápido y algunos patógenos serán eliminados por el calor generado, pero las temperaturas que se permiten demasiado altas pueden matar bacterias y microorganismos beneficiosos también, por lo que más caliente no siempre es mejor.

Eventualmente el abono completará su descomposición y se convertirá en su forma estable, que se conoce como humus. El humus es tan estable que puede permanecer inalterado durante cientos, si no miles de años. Sin embargo, como la descomposición es completa, el humus contiene poco valor nutritivo, aunque aún así proporciona una densidad de suelo menos compacta y una mejora general del suelo. El ácido húmico, el ácido fúlvico y el humín son todos extractos de humus.

Hacer abono no es difícil, la naturaleza lo hace todo el tiempo. Si ayuda al proceso utilizando una mezcla adecuadamente aireada y humedecida de las proporciones correctas, se puede formar fácilmente una pila de abono en su patio trasero.

Hacer tu propio abono te ahorrará dinero en la compra y transporte de bolsas de producto comprado. Una pila de abono caliente es un logro de jardinería del que estar orgulloso, pero incluso si no se calienta la naturaleza eventualmente la convertirá en abono frío, sólo tomará un poco más de tiempo.

Compostaje para el cultivo

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer compost?

El tiempo necesario para hacer compost puede variar dependiendo de varios factores, como el tipo de materiales utilizados, la proporción de materiales verdes y marrones, la humedad, la temperatura y la frecuencia de volteo. En general, el proceso de compostaje puede llevar de 2 a 12 meses.

En condiciones óptimas, donde se proporciona la proporción adecuada de materiales verdes (ricos en nitrógeno) y marrones (ricos en carbono), se mantiene una humedad adecuada (alrededor del 50-60%) y se voltean los materiales regularmente para promover la aireación, el compostaje puede completarse en unos 3 a 6 meses.

Sin embargo, si las condiciones no son ideales o si los materiales utilizados son más difíciles de descomponer, como ramas grandes o materiales más fibrosos, el proceso de compostaje puede llevar más tiempo, incluso hasta 12 meses o más.

Es importante monitorear el proceso de compostaje, verificar la temperatura interna del compost (debe estar entre 55 y 65 grados Celsius para un compostaje eficiente) y ajustar las condiciones según sea necesario para acelerar el proceso.

Recuerda que el compostaje es un proceso natural que puede llevar tiempo. La paciencia y el cuidado adecuado del montón de compost ayudarán a obtener un compost de alta calidad para enriquecer el suelo de tu jardín o huerto.

¿Cómo se hace el compost paso a paso?

Aquí tienes los pasos básicos para hacer compost paso a paso:

Elige un lugar adecuado: Escoge un lugar en tu jardín o patio trasero donde puedas colocar tu montón de compost. Debe estar en una zona sombreada o parcialmente sombreada y tener fácil acceso para agregar y voltear los materiales.

Recolecta materiales: Recolecta una mezcla de materiales verdes y marrones. Los materiales verdes son ricos en nitrógeno y pueden incluir restos de vegetales, recortes de césped, flores marchitas y estiércol fresco. Los materiales marrones son ricos en carbono y pueden incluir hojas secas, ramas pequeñas, papel triturado y paja.

Prepara el montón de compost: Comienza colocando una capa de materiales marrones en el fondo del montón para proporcionar una base aireada. Luego, agrega una capa de materiales verdes y sigue alternando capas de materiales marrones y verdes. Asegúrate de cortar o triturar los materiales más grandes para acelerar el proceso de descomposición.

Mantén una proporción equilibrada: Intenta mantener una proporción aproximada de tres partes de materiales marrones por cada parte de materiales verdes. Esto ayuda a proporcionar el equilibrio adecuado de carbono y nitrógeno para el proceso de descomposición.

Mantén la humedad adecuada: Riega ligeramente el montón de compost para mantener una humedad similar a una esponja húmeda. Evita que se seque demasiado o se vuelva demasiado empapado.

Voltea el compost: Cada dos o tres semanas, usa una horca o una pala para voltear los materiales en el montón. Esto ayuda a airear el compost y acelerar la descomposición. Si el compost parece seco, puedes agregar un poco de agua durante el volteo.

Controla la temperatura: El compostaje genera calor debido al proceso de descomposición. Verifica regularmente la temperatura interna del montón de compost. Debe estar entre 55 y 65 grados Celsius para un compostaje eficiente. Si la temperatura es demasiado alta o demasiado baja, puedes ajustar los materiales o la humedad para regularla.

Espera a que el compost esté listo: Dependiendo de las condiciones y los materiales utilizados, el compost puede tardar de 2 a 12 meses en estar listo. Sabrás que está listo cuando tenga un aspecto oscuro y terroso, y los materiales originales estén casi irreconocibles.

Utiliza el compost: Una vez que el compost esté listo, puedes utilizarlo para enriquecer el suelo de tu jardín, macetas o huerto. Mézclalo con el suelo existente o esparce una capa delgada alrededor de las plantas y riégalo.

Recuerda que estos son solo los pasos básicos del compostaje. Puedes ajustar el proceso según tus necesidades y condiciones específicas. El compostaje es un proceso natural, así que ten paciencia y disfruta del proceso de convertir tus desechos orgánicos en un valioso recurso para tu jardín.

¿Qué es lo que nunca debes agregar al compost?

Existen algunos materiales que es recomendable evitar agregar al compost, ya sea porque pueden generar olores desagradables, atraer plagas o dificultar el proceso de descomposición. Aquí tienes una lista de elementos que generalmente se considera que no deben agregarse al compost:

Carne y productos lácteos: Estos materiales pueden atraer animales no deseados y causar olores desagradables.

Grasas y aceites: Estos materiales pueden dificultar la descomposición y causar malos olores. Además, pueden atraer plagas.

Excremento de animales carnívoros: El estiércol de perros, gatos u otros animales carnívoros puede contener patógenos que no se descomponen fácilmente en un compost casero.

Plantas enfermas o plagadas: Las plantas enfermas o infestadas de plagas pueden contener patógenos o huevos de insectos que pueden sobrevivir en el compost y propagarse en el suelo.

Malezas con semillas o rizomas: Algunas malezas tienen semillas o rizomas resistentes que pueden sobrevivir al proceso de compostaje y germinar en el jardín cuando se aplique el compost.

Materiales tratados con químicos: Evita agregar materiales tratados con pesticidas, herbicidas u otros productos químicos al compost, ya que podrían afectar negativamente el equilibrio del compost y el suelo.

Cenizas de carbón o productos de madera tratados: Las cenizas de carbón pueden contener sustancias tóxicas, mientras que la madera tratada con productos químicos puede liberar sustancias dañinas durante el proceso de descomposición.

Papel o cartón brillante, plastificado o con tintas tóxicas: Estos materiales pueden contener sustancias tóxicas o no descomponibles que pueden contaminar el compost.

Recuerda que la calidad del compost depende de los materiales que agregues. Evitar estos materiales te ayudará a obtener un compost saludable y seguro para utilizar en tu jardín. En cambio, enfócate en agregar materiales orgánicos no procesados, como restos de frutas y verduras, hojas, recortes de césped y residuos de plantas saludables.

¿Qué vegetales no se pueden compostar?

La mayoría de los vegetales se pueden compostar, ya que son materiales orgánicos que se descomponen fácilmente. Sin embargo, hay algunos vegetales que se recomienda evitar compostar o compostar con precaución debido a ciertas características o problemas potenciales. Estos son algunos ejemplos:

Cebolla y ajo: Estos vegetales tienen compuestos sulfurosos que pueden persistir en el compost y afectar su olor. Puedes compostarlos, pero es posible que desees hacerlo en cantidades moderadas.

Patatas y batatas: Estos tubérculos pueden germinar y brotar en el compost, lo que podría generar nuevas plantas no deseadas en tu jardín. Si decides compostarlos, asegúrate de cortarlos en trozos más pequeños para evitar que vuelvan a crecer.

Tomates y pimientos podridos: Si bien estos vegetales se pueden compostar, los tomates y pimientos podridos pueden contener esporas de enfermedades fúngicas. Si tienes un montón de compost caliente y activo, es posible que el proceso de descomposición mate las esporas, pero si tienes dudas, es mejor desecharlos en la basura.

Hojas de ruibarbo: Las hojas de ruibarbo contienen altos niveles de ácido oxálico, que puede ser tóxico para las plantas y animales. Se recomienda evitar compostar estas hojas.

Plantas venenosas: Evita compostar plantas venenosas, como la belladona, la cicuta o la digital. Estas plantas pueden contener toxinas que no se descomponen fácilmente y podrían persistir en el compost.

Si tienes dudas sobre si un vegetal en particular se puede compostar, siempre es mejor investigar o consultar fuentes confiables. Recuerda que es importante mantener un equilibrio adecuado en tu montón de compost y evitar agregar cantidades excesivas de un solo tipo de material para obtener un compost saludable y de calidad.

¿Qué no hacer en una composta?

Hay algunas prácticas que se deben evitar al hacer compost. Aquí tienes una lista de cosas que no debes hacer en una composta:

No agregar materiales no orgánicos: Evita agregar plásticos, metales, vidrios u otros materiales no biodegradables al compost. Estos elementos no se descomponen y pueden contaminar el compost.

No agregar productos de origen animal: Evita agregar carne, huesos, productos lácteos o grasas al compost. Estos materiales pueden atraer animales no deseados, generar olores desagradables y dificultar el proceso de descomposición.

No agregar excremento de animales carnívoros: El estiércol de perros, gatos u otros animales carnívoros puede contener patógenos que no se descomponen fácilmente en un compost casero. Es mejor evitar agregar este tipo de excremento al compost.

No agregar malezas con semillas o rizomas: Evita agregar malezas que hayan producido semillas o tengan rizomas resistentes. Estos pueden sobrevivir al proceso de compostaje y germinar en el jardín cuando se aplique el compost.

No agregar productos químicos: Evita agregar materiales tratados con pesticidas, herbicidas u otros productos químicos al compost. Estos productos pueden afectar negativamente el equilibrio del compost y el suelo.

No agregar cantidades excesivas de un solo tipo de material: Mantén un equilibrio en tu montón de compost evitando agregar grandes cantidades de un solo tipo de material. La diversidad de materiales ayuda a proporcionar los nutrientes necesarios y mejora la calidad del compost.

No descuidar la aireación y la humedad: Es importante voltear regularmente el compost para proporcionar aireación y evitar la acumulación de olores desagradables. Además, asegúrate de mantener una humedad adecuada, similar a una esponja húmeda, para favorecer la descomposición.

Recuerda que hacer compost es un proceso natural que requiere paciencia y atención. Evitar estas prácticas ayudará a mantener un compost saludable y de calidad para enriquecer el suelo de tu jardín o huerto.

¿Cómo hacer composta en casa fácil y rápido?

Aquí tienes una guía fácil y rápida para hacer composta en casa:

Elige un contenedor: Puedes utilizar un recipiente grande de plástico, madera o metal para hacer tu compost en casa. Asegúrate de que tenga orificios o aberturas para permitir la ventilación y el drenaje.

Recolecta los materiales: Reúne materiales orgánicos como restos de frutas y verduras, cáscaras de huevo, posos de café, hojas, recortes de césped y pequeñas ramas. Trata de cortarlos en trozos más pequeños para acelerar el proceso de descomposición.

Construye tu montón de compost: Coloca una capa de materiales secos y marrones en el fondo de tu contenedor. Luego, agrega una capa de materiales húmedos y verdes. Continúa alternando capas de materiales secos y húmedos.

Añade agua: Rocía un poco de agua sobre cada capa para mantener la humedad adecuada. La compostera debe tener una consistencia similar a una esponja húmeda. No la satures de agua.

Mezcla y airea: Mezcla los materiales en tu compostera regularmente para proporcionar aireación. Puedes utilizar una pala o una horquilla para revolver los materiales. Esto acelerará el proceso de descomposición y evitará malos olores.

Mantén la composta cubierta: Cubre tu compostera con una tapa o con un material como una lona para mantenerla protegida de la lluvia excesiva y para ayudar a mantener la humedad adecuada.

Evita materiales no deseados: No agregues carne, productos lácteos, grasas, productos químicos o materiales no orgánicos a tu compostera.

Paciencia y tiempo: El proceso de compostaje puede llevar de varios meses a un año, dependiendo de las condiciones y los materiales utilizados. Mantén tu compostera bien cuidada y espera a que los materiales se descompongan completamente.

Utiliza el compost: Una vez que el compost esté oscuro, terroso y descompuesto, estará listo para usar. Puedes aplicarlo en tu jardín, macetas o huerto para enriquecer el suelo y proporcionar nutrientes a tus plantas.

Recuerda que cada compostera casera puede ser diferente y los tiempos de descomposición pueden variar. A medida que adquieras más experiencia, podrás ajustar el proceso según tus necesidades y obtener mejores resultados. El compostaje es una excelente manera de reducir los desechos orgánicos y crear un valioso abono para tus plantas. ¡Disfruta del proceso y contribuye al cuidado del medio ambiente!

¿Qué residuos se pueden compostar?

Se pueden compostar una amplia variedad de residuos orgánicos. Aquí tienes una lista de los principales residuos que se pueden compostar:

Restos de frutas y verduras: Cáscaras, piel, semillas y recortes de frutas y verduras.

Posos de café y bolsitas de té: Los posos de café y las bolsitas de té sin nylon se pueden agregar al compost.

Restos de comida no procesada: Sobras de alimentos como arroz, pasta, pan, legumbres, huevos (sin cáscara), cáscaras de nueces, etc.

Hojas y recortes de césped: Hojas secas, recortes de césped, ramas pequeñas y otros restos de jardín.

Plantas de interior y exterior: Plantas viejas, flores marchitas y otras plantas que ya no necesites.

Papel y cartón sin tinta tóxica: Papel de cocina, servilletas, cartón, cajas de cartón, siempre y cuando no estén plastificados o tengan tintas tóxicas.

Estiércol de animales herbívoros: Estiércol de vaca, caballo, oveja, conejo y otros animales herbívoros. Asegúrate de que el estiércol esté bien descompuesto antes de usarlo en el compost.

Virutas de madera sin tratar: Virutas o aserrín de madera sin tratar, preferiblemente de árboles de hoja caduca.

Recuerda que es importante mantener un equilibrio en tu montón de compost. Asegúrate de tener una mezcla adecuada de materiales húmedos (restos de comida, césped) y materiales secos (hojas secas, papel) para favorecer el proceso de descomposición. Evita agregar cantidades excesivas de un solo tipo de material para evitar problemas como malos olores o una descomposición lenta. Con un equilibrio adecuado y el cuidado adecuado, podrás convertir tus residuos orgánicos en un valioso abono para tus plantas.

¿Qué tipo de papel se puede compostar?

El papel que se puede compostar incluye aquellos que son biodegradables y no contienen tintas tóxicas. Aquí tienes una lista de los tipos de papel que se pueden compostar:

Papel de cocina y servilletas: El papel de cocina y las servilletas usadas se pueden compostar, siempre y cuando no estén contaminados con productos químicos o grasas pesadas.

Papel de periódico y papel de impresión: El papel de periódico y el papel utilizado para imprimir documentos en blanco y negro se pueden compostar.

Papel de oficina: El papel de oficina, como los papeles de escritura y los documentos impresos sin tintas tóxicas, también se pueden compostar.

Papel de bolsas de papel marrón: Las bolsas de papel marrón sin revestimiento ni impresiones de tintas tóxicas se pueden compostar.

Papel de huevo: Los cartones de huevos y las cajas de huevo de papel se pueden compostar. Es mejor desmenuzarlos o cortarlos en trozos más pequeños para acelerar la descomposición.

Papel de cartón sin revestimientos ni tintas tóxicas: El cartón sin laminados ni revestimientos plásticos, como las cajas de cartón de embalaje, se puede compostar. Asegúrate de cortarlo en trozos más pequeños para facilitar la descomposición.

Recuerda evitar compostar papel que esté plastificado, tenga tintas tóxicas o esté contaminado con productos químicos. Estos pueden afectar la calidad del compost y las plantas que se beneficien de él. Además, es importante equilibrar los materiales húmedos y secos en tu montón de compost para obtener mejores resultados.

¿Qué plantas de marihuana son excelentes para aplicarles compost hecho en casa?

El compost hecho en casa es beneficioso para muchas plantas, incluyendo las plantas de marihuana. Aquí tienes algunas variedades de plantas de marihuana que pueden beneficiarse al aplicarles compost casero:

Indica: Las variedades de marihuana Indica, conocidas por sus efectos relajantes y sedantes, pueden beneficiarse del compost casero para promover un crecimiento saludable y una producción de cogollos de mayor calidad.

Sativa: Las variedades de marihuana Sativa, reconocidas por sus efectos estimulantes y eufóricos, también pueden beneficiarse del compost casero. El compost aportará nutrientes esenciales y mejorará la estructura del suelo, favoreciendo un crecimiento vigoroso.

Híbridas: Las variedades de marihuana híbridas, que son cruces entre Indica y Sativa, también se beneficiarán del compost casero. El compost proporcionará nutrientes esenciales y mejorará la capacidad de retención de agua del suelo, lo que favorecerá un crecimiento equilibrado de estas plantas.

En general, el compost casero es una fuente natural y rica en nutrientes que puede mejorar la estructura y la fertilidad del suelo, proporcionando a las plantas de marihuana los elementos necesarios para un crecimiento saludable. Recuerda aplicar el compost de manera moderada y en la etapa de crecimiento adecuada para obtener los mejores resultados. Además, asegúrate de realizar un compostaje adecuado para obtener un compost de alta calidad y libre de contaminantes que pueda beneficiar a tus plantas de marihuana.

¿Qué plantas de marihuana feminizadas son excelentes para aplicarles compost hecho en casa?

Las plantas de marihuana feminizadas en general pueden beneficiarse del compost hecho en casa. El compost aporta nutrientes esenciales y mejora la estructura del suelo, lo que favorece un crecimiento saludable y una producción de cogollos de mayor calidad. Aquí tienes algunas variedades de plantas de marihuana feminizadas que pueden beneficiarse al aplicarles compost casero:

White Widow Feminizada: Variedad legendaria conocida por su alta producción de resina y su potencia. Tiene un efecto equilibrado, proporcionando relajación física y estimulación mental.

Northern Lights Feminizada: Una de las variedades más populares y galardonadas. Es fácil de cultivar y produce cogollos densos y resinosos. Tiene un efecto relajante y eufórico.

Blueberry Feminizada: Destaca por su distintivo sabor y aroma a frutos del bosque. Es una planta resistente y vigorosa. Produce cogollos densos y de colores azules o violetas.

Girl Scout Cookies Feminizada: Variedad potente y sabrosa. Sus cogollos son densos y cubiertos de resina. Ofrece un efecto relajante y eufórico, con notas dulces y terrosas.

OG Kush Feminizada: Una de las cepas más conocidas en el mundo del cannabis. Tiene un aroma característico a combustible y cítricos. Ofrece un efecto relajante y estimulante.

Amnesia Haze Feminizada: Variedad de alta potencia y euforia. Sus cogollos son grandes y resinosos. Tiene un sabor cítrico y amaderado. Es conocida por su efecto cerebral y energizante.

AK-47 Feminizada: Variedad famosa por su potencia y versatilidad. Produce cogollos densos y resinosos. Ofrece un efecto equilibrado, combinando relajación y estimulación mental.

Super Silver Haze Feminizada: Ganadora de múltiples premios. Es una variedad sativa dominante con un efecto eufórico y cerebral. Sus cogollos son grandes y llenos de resina.

Critical Mass Feminizada: Variedad Indica conocida por su alta producción de cogollos. Es ideal para cultivos comerciales. Ofrece un efecto relajante y calmante.

Cheese Feminizada: Variedad famosa por su aroma distintivo a queso. Sus cogollos son densos y resinosos. Tiene un efecto relajante y eufórico.

Recuerda que cada planta tiene sus propias características y efectos, por lo que es importante elegir la variedad que se adapte a tus preferencias y necesidades. El compost casero puede mejorar el crecimiento y la calidad de los cogollos de estas variedades, al proporcionar nutrientes y mejorar la estructura del suelo.

¿Qué plantas de marihuana autoflorecientes son excelentes para aplicarles compost hecho en casa?

Aquí tienes una lista de 10 plantas de marihuana autoflorecientes que pueden beneficiarse al aplicarles compost hecho en casa, junto con una breve descripción de cada una:

Northern Lights Auto: Una variedad autofloreciente clásica, compacta y fácil de cultivar. Produce cogollos densos y resinosos con un efecto relajante.

Blueberry Auto: Autofloreciente con un delicioso sabor y aroma a arándanos. Es una planta resistente y de rápido crecimiento, con cogollos densos y de colores azules o violetas.

Amnesia Haze Auto: Variedad autofloreciente de alta potencia. Tiene un efecto cerebral y energizante, con cogollos grandes y cubiertos de resina.

AK-47 Auto: Autofloreciente con genética de alto rendimiento y potencia. Produce cogollos densos y resinosos con un efecto equilibrado, combinando relajación y estimulación mental.

Critical Auto: Variedad autofloreciente conocida por su alta producción de cogollos. Es resistente y de fácil cultivo, con un efecto relajante y calmante.

White Widow Auto: Autofloreciente de gran rendimiento y potencia. Sus cogollos son densos y cubiertos de resina. Ofrece un efecto equilibrado, relajante y estimulante.

Cheese Auto: Autofloreciente con un aroma distintivo a queso. Es una planta de rápido crecimiento y producción abundante. Tiene un efecto relajante y eufórico.

Super Skunk Auto: Variedad autofloreciente con un aroma intenso y potente. Produce cogollos densos y resinosos. Tiene un efecto relajante y placentero.

Gorilla Glue Auto: Autofloreciente con una alta concentración de resina. Sus cogollos son pegajosos y potentes. Ofrece un efecto relajante y eufórico.

Sour Diesel Auto: Variedad autofloreciente con un aroma cítrico y combustible. Tiene un efecto cerebral y estimulante, con cogollos densos y llenos de resina.

Estas variedades autoflorecientes se caracterizan por su facilidad de cultivo y su rápida floración. El compost casero puede mejorar la calidad del suelo, proporcionar nutrientes esenciales y favorecer un crecimiento saludable y una producción de cogollos de alta calidad. Recuerda adaptar los cuidados y nutrientes, incluido el compost, a las necesidades específicas de cada planta para obtener los mejores resultados.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anteriorLa semilla de marihuana Lemon AK Auto del banco Fastbuds
Artículo siguientePlantas Ornamentales y comestibles: la nueva tendencia en jardinería
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.