¿Cómo trabaja un breeder creando nuevas variedades de marihuana?

0
77
¿Qué es un Breeder? - ¿Cuál es el trabajo de un Breeder?
¿Qué es un Breeder? - ¿Cuál es el trabajo de un Breeder?

Los bancos de semillas están en constante evolución y para esta evolución necesitan a los breeders que son fundamentales en los bancos de semillas para crear nuevas variedades de semillas y mejorar las que ya existen.

¿Qué es un breeder? ¿Cuál es el trabajo de un breeder?

Un breeder es una persona que crea variedades de marihuana haciendo que tenga unas características diferentes a las que ya existen en el mercado. Los breeders son magos de la marihuana, los cuales conocen muy bien las genéticas que tienen otros bancos e intentan crear nuevos híbridos potenciando y mejorando las variedades de marihuana en muchos casos para mejorar las características de las semillas.

La mayor parte de las semillas de marihuana que encontramos en el mercado han sido cruzadas con otras variedades haciendo que estas últimas puedan ser mejores, más grandes, más productivas, más ricas en CBD…por lo tanto los breeder son fundamentales en el banco de semillas ya que aportan nuevas variedades a los bancos de semillas de marihuana.

¿Qué necesitamos saber si queremos ser breeder?

Experiencia: Lo primero que necesitamos saber para ser breeder es mucha experiencia en el cultivo de semillas de marihuana. Hemos de ser un experto y tener un bagaje de muchos años cultivando semillas, conocimiento de las diferentes genéticas del mercado y que nos aportan cada una de ellas

Templanza: como buen agricultor hemos de ser pacientes, no se consigue una nueva variedad de la noche a la mañana, hemos de ser pacientes y saber que vamos a conseguir el objetivo. Pero en muchos casos se necesitan meses o años para que esto se pueda dar. Hay veces que se podrá conseguir una nueva variedad y otras veces que no se podrá conseguir.

Ideas Claras: ideas claras, hay que saber que variedad se quiere conseguir una variedad rica en CBD y poco THC, o una variedad terapéutica donde destaquen sabores afrutados con equilibrio entre el CBD y el THC, hay que tener las ideas claras de lo que se quiere conseguir y a partir de ahí elegir las variedades con las que vamos a trabajar.

Ser un gran catador: No solo en las catas se huele, se siente, se mira, se toca, lo mismo ocurre con las plántulas o las plantas de marihuana, sabe lo que se quiere desde el primer momento. Los sentidos juegan un papel fundamental tanto en una cata de marihuana como a la hora de generar una nueva variedad de marihuana. El buen breeder tendrá la capacidad de elegir claramente cuál es el híbrido que mejor se adaptará a las características que se necesitan dependiendo de la variedad que se quiera trabajar.

¿Cómo trabaja un breeder?

La verdad que nos imaginamos a un breeder en un sotano cerrado y bien cuidado para que no salgan los olores, rodeado de plántulas, plantas de marihuana y esquejes. Todas ellas bien anotadas en las macetas, con un montón de nuevos cruces  y con una mesa llena de hojas con anotaciones de los posibles cruces y resultados de ellos.

Pero el buen breeder tiene que:

Definir un objetivo

Eso lo hará con el banco de semillas, sabiendo lo que está demandando los clientes, en muchos casos variedades para mejorar sus enfermedades, aumenta la demanda de variedades terapéuticas, pues hay que crear un híbrido con una serie de características.

Selección de variedades a trabajar

Teniendo claro que variedad del banco de semillas que se quiere mejorar, hay que buscar que otras variedades pueden ir bien a la hora de generar en nuevo híbrido. Y es un trabajo que parte de la experiencia, y de la innovación, ya que la experiencia solo se consigue probando nuevos cruces.

Diferentes cruces

No solo basta con un cruce sino que hay que probar varias veces para poder lograr una estabilidad, hay que lograr que la segunda, tercera o cuarta generación sean estables, que puedan tener las mismas características que necesitamos, no que en la segunda generación sea buena, pero en una tercera cambien las características. Tienen que ser estables, y para eso se requiere tiempo.

¿Qué tienen que tener las variedades que utilizan los breeders?

Los breeders intentan juntar plantas buenas con otras que también lo son, para generar plantas extraordinarias. Y eso lo consiguen con la experiencia y la sapiencia que tienen estas personas.

El constante trabajo de años hace que tengan claro que características quieren de las plantas o genéricas que vayan a utilizar, quieren que sean vigorosas, que se adapten a cualquier parte del planeta, fuertes…

Vigorosidad. Está claro que no quieren variedades flojas, sino vigorosas, ya que son las que tienen a crecer de forma desmesurada logrando una importante producción.

Adaptables: Se necesita que no se cultive solamente en zonas mediterráneas o en interior. Es importante lograr tener para los cruces semillas de marihuana que se puedan cultivar en cualquier parte del planeta. Y para eso necesitan en los cruces diferentes semillas. Aunque hay semillas que también buscan zonas concretas para hacerse más fuertes.

Dureza: Tanto a la hora de generar nuevas variedades como para el cruce se necesitan o buscan semillas duras, que puedan ser resistentes, tanto a las sequías , mucha humedad, frío..

Resistentes: es importante que sean fuertes, que tengan resistencia a enfermedades y plagas, buscan los breeders crear mejores semillas más resistentes a diferentes plagas y enfermedades.

Rapidez en maduración. Es importante crear variedades de marihuana que maduren rápido y que lo hagan de una buena forma, con todas las propiedades que se quiere, ya que no basta una maduración rápida, sino que tiene que tener todas las características que se necesitan y se piden, ya que de eso dependerá la calidad de la cosecha.

Como son las flores, los cogollos de marihuana tienen que tener unas características, buscan un color correcto, un sabor y aroma característico, los tricomas, la calidad de la resina, el secado y el curado, aquí la valoración depende de muchos factores, pero con las diferentes cosechas para estabilizar la nueva variedad estos factores no tienen que ir cambiando, tienen que coincidir.

La hoja, tamaño de la planta, productividad: aquí se anota y se apunta como es la hoja, estrecha, ancha, tamaño, la morfología, aquí antes de salir al mercado, una vez estabilizada se cultivará en diferentes ambientes, meditarráneo, invernadero, y zona lluviosa con humedad, determinará las características de la planta nueva.

Tanto el tamaño como la productividad en la mayor parte de las ocasiones viene unido. Hay que ver para que se utiliza la nueva genética, si es para utilizarla terapéuticamente, puede que interese cultivarla en indoor y que sea una indica, por lo tanto no tiene que ser muy alta, pero sí que pueda ser muy productiva y con no mucha potencia.

Por lo tanto aquí es lo que hemos venido diciendo, el breeder tendrá que tener muy claro para que es la variedad que tiene que crear. Si busca mucho tamaño y productividad,  tendrá que ser para exterior y una sativa sería la mejor opción.

Potencia de la planta de marihuana, ya que depende de lo que se busque deberá tener más potencia o menos potencia, deberá tener más THC o menos THC y más CBD o bien un equilibrio entre ambos.

¿Qué tiene que tener en cuenta un breeder en el breeding?

Importante una buena selección de las semillas de marihuana para el objetivo del breeding, aquí las semillas con menos cruces y más puras o landrace son las que pueden marcar la diferencia.

El recinto a utilizar tiene que estar perfectamente controlado y limpio ya que hay que realizar una polinización de las semillas controlada, todo tiene que estar lo más limpio posible y con las plantas necesarias y exclusivas para que no tengan mezclas diferentes.

Es fundamental un lugar de trabajo extenso en el que puedan dividir los espacios, se tenga el recinto lo más aislado posible y con una buena ventilación (también controlada). No cabe error porque el tiempo es muy amplio entre prueba y error, y los errores se pagan muy caros.

¿Qué técnicas utilizan los breeders en el breeding existen?

Cruce de variedades: como su nombre indica, consiste en cruzar variedades y obtener una nueva.

Cruce recurrente: es un retrocruce para potenciar unas características de una planta.

Cruce para fijar características: cruzar varias plantas para fijar un rasco que interesa, y hacer que sea estable ese cruce.

Selfing: se autopoliniza una planta aumentando la estabilidad de la misma.

Retrocruce: cruce de semillas de marihuana que ya tiene estabilidad, para fijar mejor los rasgos que interesan

Segregación: Se cruzan las mejores plantas de marihuana con ellas mismas o hermanos para estabilizar sus características

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here