¿Cómo saber cuando fertilizar tus plantas de Marihuana?

0
128
Fertilizantes Marihuana - ¿Cómo saber cuando fertilizar tus plantas de Marihuana?
Fertilizantes Marihuana - ¿Cómo saber cuando fertilizar tus plantas de Marihuana?
 Aceite Rico en CBD

¿El suelo de tu jardín es adecuado o inadecuado? No es un tema menor; es más: es un tema vital sobre el que hay que trabajar antes que ningún otro. Te respondo rápidamente: la única manera definitiva de saber con certeza cómo es tu suelo, es que lo analicen.

De todos modos, una primera estimación, o más bien una señal de alerta, se puede hacer al mirar la salud de tus plantas de marihuana. Si ellas están prosperando, no te desveles al respecto, pero si están languideciendo, presentan color amarillento o aspecto débil o enfermizo, es momento de considerar que valdría la pena probar el suelo.

Primeros parámetros: el pH

Una primera prueba muy sencilla que puede hacerse con kits que se venden en tiendas de jardinería o en los grow shop, es determinar el valor de pH. Dependiendo de su valor, en el caso de que sea bajo, la recomendación será añadir cal, para elevar la alcalinidad; de lo contrario, si es superior a 7 (el valor del neutro) habrá que añadir azufre, para bajar el pH del suelo. Si bien esto es bastante fácil de hacer, debe hacerse por etapas, para no “escandalizar” a las plantas. Consulta en la tienda o con un entendido en cuanto a dosis y frecuencia de las adiciones de ajuste.

Adición de Nutrientes

Si hallas que es necesario agregar nutrientes al suelo, tendrás que decidir entre la opción de orgánico o inorgánico. Ambas opciones presentan sus ventajas y desventajas, de modo que prepárate: si pides opinión a expertos, idóneos, aficionados o profesionales de la jardinería te encontrarás opiniones en contra y a favor.

Los fertilizantes de lenta son un producto tan recomendable como útil. Personalmente los uso por dos motivos: realizan bien su cometido -dotando al suelo de los nutrientes necesarios en forma equilibrada y son prácticos -no tengo que estar pendiente de fertilizar cada poco tiempo y medir dosis cada vez.

Ahora bien… la gran pregunta es… ¿ es verdad que los fertilizantes de liberación lenta(también conocidos como fertilizantes  granulados) en realidad duran vigentes hasta seis meses o más?

¿Cuál es la respuesta?

Mi respuesta es tan simple como poco contundente: depende. La popularidad ganada por este fertilizante se debe a que estamos hablando de una formulación sintética que está encapsulada en un material que se disuelve lentamente para liberar los nutrientes al tiempo adecuado.

¿De qué depende?

La velocidad a la que las pequeñas gotas se disuelven está en función de la temperatura del suelo. Es importante leer bien las instrucciones y comentarios que constan en la etiqueta del producto y que ha sido redactada por el fabricante.

En este producto, la mayoría de los fabricantes afirman basarse en las temperaturas del suelo en el entorno de los 21º Celsius. Pero para ser más claros, diremos que en la medida que las temperaturas son más altas, se reducirá considerablemente el tiempo durante el cual el fertilizante sigue siendo eficaz.

Es importante que te asesores correctamente con los especialistas en tu zona, quienes tienen amplio conocimiento de los tipos de suelo y en particular de las condiciones climáticas en las que deben crecer los vegetales de tu huerta y jardín; sin duda te aconsejarán correctamente

Al principio, recomiendo abonar tus plantas de macetas o contenedores dos veces por semana (siempre que hayas elegido fertilizante orgánico como recomendé). Si no es posible, hazlo una vez por semana.

Si hablamos de plantas en tu jardín de tierra plena, la recomendación se amplía a hacerlo cada 2-3 semanas, e incluso (dependiendo de la riqueza natural de tu suelo) una vez al mes.

Observa con mucha atención lo que ocurre. Estoy segura de que podrás ver una gran diferencia; al poco tiempo tus plantas serán más grandes y producirán más flores y frutos. También estará en mejores condiciones para defenderse de las plagas y enfermedades, y tendrá una mejor resistencia a la sequía y el estrés del tiempo otros.

En suma, la habrás fortalecido y protegido, al igual que cualquier otro ser vivo tendrá mayor vigor y será capaz de defenderse mejor de sus amenazas climáticas y enemigos naturales.

Primero la elección del fertilizante correcto. Comienza por la compra de un alimento o fertilizante orgánico, en lo posible de origen vegetal y soluble en agua. Enfatizo en que sea orgánico, porque si no has proporcionado fertilizante antes, te voy a recomendar que lo hagas con cierta frecuencia.

Optar por un fertilizante sintético, también es posible y en definitiva mejor que nada…; en ese caso tendrás que seguir las instrucciones del paquete con sumo cuidado y atención para no correr el riesgo de “quemar” las plantas mediante la excesiva aplicación de fertilizantes químicos.

Existen fertilizantes conocidos como AP (all-purpose o todo propósito) que fertilizantes están formulados con base orgánica, son fáciles de usar y muy eficaces. Otras opciones también están disponibles en el mercado, incluyendo algunos compuestos hechos en base a excremento de lombriz, y elementos provenientes de algas marinas. Asesórate en la tienda de tu confianza…

Una encuesta reciente, realizada por la Asociación Nacional de Jardinería de los Estados unidos reveló un dato que -por lo menos a mi- me resultó sorprendente: la mayoría de los jardineros no fertilizan sus plantas.

Todo ser vivo necesita alimentarse para sobrevivir, y como bien sabes no sólo con lo básico y no sólo hablamos de cantidad sino de calidad. Las plantas no escapan a ese concepto y créeme que no hay manera más fácil de mejorar la salud de las plantas, su resistencia a plagas y enfermedades, su producción de flores y frutos y fortalecer su belleza en general, que promover una alimentación sana, es decir en su caso, una buena fertilización.

Me encantan las plantas y -sinceramente…- odio verlas “pasar hambre”. Por ello, si estás entre esos millones de jardineros alrededor del mundo que no realizan acciones para  fertilizar sus plantas, te invito a leer este post y los que siguen con suma atención.

Lo primero, a través de los párrafos anteriores, sin duda es sensibilizarte. ¿Podrías tener una mascota sin alimentarla? ¿Serías capaz de darle sólo agua y de vez en cuando, que se yo.. cuando puedas?

Pues tus plantas son seres vivos: sufren el frío, el excesivo calor, la “sed” a su manera y el “hambre” a su manera. Te invito a estar pendiente del próximo post donde comienzo directamente con los consejos para un plan de fertilización de tus plantas

 Aceite Rico en CBD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here