¿Cómo realizar bien el secado y curado de las plantas de marihuana?

0
150
¿Cómo Realizar bien el Secado y Curado de las Plantas de Marihuana?
¿Cómo Realizar bien el Secado y Curado de las Plantas de Marihuana?

Secado y Curado de las plantas de marihuana

Después de meses de paciencia y dedicación, el tan esperado momento de cata se acerca. Sin embargo, amigos míos, la precipitación es mortal. No sean angustiosos y dejen que los brotes se tomemos su tiempo. Sin duda, sus gargantas y sus cerebros psicoactivos lo apreciarán.

Lo que es importante tener en cuenta es que, aunque se tenga una casa llena de cogollos recién cortados, todavía hay dos de las fases más importantes de la producción de marihuana: el secado y la curación. Si estos procedimientos no se llevan a cabo de forma adecuada, la calidad del efecto final se verá desgraciadamente perjudicada.

Estos son algunos consejos para secar y curar tu mejor marihuana

Estos consejos están dirigidos a quienes desean obtener una marihuana de primera calidad, con una buena potencia y un sabor agradable. La marihuana recién cortada debe pasar por un largo camino para desarrollar todo su gran potencial.

La marihuana no muere cuando se corta

Mientras haya rastros de humedad en el interior de los tejidos, siguen produciéndose reacciones químicas que influyen de una manera determinante en la calidad y el sabor del resultado final del producto. Si esta fumando la marihuana antes de un mes después de cortarla, esta impaciente. Si esperas un mes más, mejorará.

Elección de los cogollos

Al por lo menos deje que los mejores brotes de cada planta se sequen y sanen bien. Si no puedes resistir, fuma los cogollos diminutos. Hay que tener muy en cuenta que son necesarios dos tratamientos para que la marihuana se encuentre bien.

La marihuana tiene que secarse

Por un lado, la marihuana tiene que secarse, es decir, perder el agua de sus tejidos, para que el THC sea psicoactivo (lugar). Este proceso se llama secado y dura de una a cuatro semanas, dependiendo del clima. Segundo, la marihuana debe ser curada. Durante el curado, se producen reacciones químicas en el que el cogollo descompone la clorofila (que da a las plantas su color verde).

Gracias a la curación, la marihuana tiene un sabor más suave que no irrita la garganta

También pierde el sabor de la “hierba” y gana (mucho) en su potencial. Para secar la marihuana basta con colgarlo en un lugar ventilado, oscuro y seco. Cuando la parte externa de los cogollos de marihuana tienen un toque crujiente es cuando puede empezar a curarse. Si la marihuana se seca demasiado, el curado no se realiza correctamente.

Normalmente en dos semanas la marihuana está lista para empezar a curar, pero en zonas muy secas puede estar antes y en la costa un poco más tarde. El curado de la marihuana consiste en acabar de secarla muy lentamente. Cuando los cogollos están crujientes por fuera, todavía tienen algo de humedad por dentro. Pondremos la marihuana en un frasco de vidrio o en una caja de metal o madera cubierta.

Abrir la caja varias veces al día

Al día siguiente, la humedad interna del cogollo de marihuana habrá sido repartida y ya no será crujiente. Durante las próximas semanas abriremos la caja una o dos veces al día durante un par de minutos para cambiar el aire. La marihuana se seca poco a poco mientras la clorofila se descompone. A medida que la hierba se cura, pierde su color verde intenso al perderse la clorofila. El proceso de curado puede durar de dos a seis semanas, hasta que la clorofila se cura.

La marihuana alcanza su punto óptimo de humedad

Normalmente, se dice que la marihuana está lista cuando los tallos se rompen con un clic en lugar de doblarse. En este punto hay que meter la marihuana para mantenerla en buen estado durante mucho tiempo. Si se almacena bien puede durar un año sin que pierda demasiado. Aún más.

Hay tres enemigos principales del THC: el aire, la luz y el calor

Por lo tanto, empaquetaremos la marihuana en tarros herméticos y los mantendremos en un lugar oscuro y fresco, sin grandes variaciones de temperatura. Después de muchos meses de cultivo y otros dos meses de secado y curación, la marihuana está finalmente lista para ser consumida.

Para apreciar plenamente sus cualidades, los cogollos deben cortarse con tijeras. De esta manera la resina no se pierde entre los dedos y el marihuana mantiene intacto todo su aroma y sabor.

Cosas que NO debe hacer

A parte de los mitos que se difunden, la marihuana no pone más, no tiene más THC, o sabe mejor cuando es almacenada durante meses. Todo lo que puedes hacer es llenarla con moho, que es muy perjudicial para tus pulmones.

Uno de los engaños más increíbles que existen asegura que la planta debe ser arrancada con las raíces y sumergida en agua hirviendo para que el THC fluya hacia los cogollos.

Sabiendo que el THC se crea en las cogollos y no en las raíces, no puedo evitar reírme cuando me imagino a un cultivador ingenioso tratando de poner las raíces de un gigante de tres metros en agua hirviendo, sin separarlas del resto de la planta.

Si usted seca las plantas colgadas boca abajo es por conveniencia, no para que el THC se escurra hacia los cogollos de marihuana. Tanto con el horno convencional como con el microondas, se destruye parte del THC de los cogollos de marihuana.

Si la impaciencia te puede y no puedes soportarlo, lo mejor que puedes hacer es secar la marihuana en una hora y media en un horno convencional a la temperatura mínima (alrededor de 50°C) y con la puerta entreabierta.

Es aconsejable revisar la marihuana cada pocos minutos para que no se seque demasiado. Este sistema es uno de los menos malos pero, aún así, destruye una parte del THC y la marihuana no sabe bien, pica demasiado.

“Quien es feliz hará también felices a los demás”

Si te ha gustado el artículo ayúdanos a compartirlo y darle “Me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes entrar en nuestro Facebook y darle a “Me gusta”.

https://www.facebook.com/Semillasdemarihuanainfo-197948240615509/

COMPARTIR
Artículo anteriorSemilla de Marihuana Apollo Haze del Banco Brothers Grimm Seeds
Artículo siguienteSemilla de Marihuana Cinderella 99 del Banco Brothers Grimm Seeds
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here