¿Cómo podar una higuera?

0
763

¿Cómo podar una higuera?

¿Sabes cómo podar una higuera? Hoy te explicamos todo sobre los diferentes tipos de poda y te damos consejos sobre cómo tener una hermosa higuera.

La higuera es un árbol originario de Oriente Medio y más precisamente de las orillas del Mediterráneo. Mide en promedio de 4 a 8 metros de altura y es conocido por sus buenos frutos pequeños ovalados. Le encanta el sol y no necesita mucho cuando se trata de suelo.

¿Cuándo podarlo?

Podar tu higuera no es un paso obligatorio, pero si quieres tener un árbol voluminoso y hermosos frutos, este es recomendable pero ten cuidado, no lo podes demasiado.

Sea cual sea el tipo de talla que desee alcanzar, se prefieren determinados períodos. De hecho, es importante podar al comienzo de la primavera cuando la savia está subiendo, su árbol comenzará de nuevo más rápidamente. O después de haber recogido sus frutos alrededor de septiembre u octubre.

Además, la higuera no necesita poda anual, una poda de mantenimiento cada 2/3 años es suficiente.

Los diferentes tipos de poda:

Hay diferentes tipos de poda para una higuera:

  • Tamaño de entrenamiento
  • Poda de mantenimiento
  • Tamaño de rejuvenecimiento

Estos satisfacen diferentes necesidades.

Tamaño de entrenamiento :

Tiene lugar durante los primeros años de tu higuera. Equilibra las astas y le da forma a tu árbol para que crezca hacia afuera, formando un hermoso arco de círculo y no hacia adentro. Para ello, generalmente es necesario cortar las ramas que crecen dentro de la higuera para mantener solo las ramas que sirven de estructura.

Poda de mantenimiento :

Esto permite que su higuera mantenga una forma elegante y armoniosa al acortar las ramas. ¡Este tipo de poda permite que se desarrolle la floración y por tanto los frutos! Cuidado, es importante cortar por encima de los cogollos.

Poda de rejuvenecimiento :

Este tipo de poda se realiza en higueras viejas. De hecho, generalmente están «desequilibrados» a nivel de sus ramas y con la edad, la producción de frutos se ralentiza. Esto lo reestructurará desde un punto de vista estético, pero también le permitirá comenzar a producir de nuevo en abundancia. Por lo tanto, la higuera se corta hasta el tocón (a unos cincuenta centímetros del suelo) para que todas las ramas puedan regenerarse.

Pero luego… Cómo podar una higuera, te explicamos.

Cómo podar una higuera:

Las herramientas que debes tener para podar tu higuera:

  • Podadera
  • Una sierra de podar (en caso de ramas más gruesas)

Como hacer :

Para la poda de mantenimiento, pode las ramas mal dirigidas (empujando demasiado hacia arriba o hacia abajo), así como las ramas que empujan hacia adentro.

Si deja demasiadas ramas para su planta, puede cansarse rápidamente.

Corte a 4/5 ojos con respecto al año anterior, pero tenga cuidado, si desea que su higuera florezca y dé frutos bonitos, considere dejar algunos brotes.

Esto refrescará tu árbol y condensará su savia en sus cogollos.

Si su higuera ha crecido bien después de la fructificación, puede cortar los brotes que hayan dado fruto. Esto promoverá la fructificación para el año siguiente.

Después del tamaño:

Recuerde cubrir las heridas de su higuera con un ungüento curativo como arcilla verde. De hecho, pequeños hongos llamados cancros pueden desarrollarse allí y debilitar la corteza y los frutos de su árbol. Esta enfermedad también lo hace mucho más vulnerable a los ataques de otros parásitos.

¿Cuándo y cómo podar un higuera?

La higuera se debe podar en invierno, cuando la planta está en reposo y ha perdido todas sus hojas. De esta manera, se pueden eliminar las ramas viejas y dañadas para permitir el crecimiento de nuevas ramas y renovar la planta.

Para podar una higuera, es importante contar con herramientas de poda afiladas y limpias para evitar dañar la planta. Se deben podar las ramas que estén cruzadas o que se estén tocando, así como aquellas que crezcan hacia el centro de la planta y que impidan el paso de la luz solar y el aire.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

También es importante eliminar las ramas que estén dañadas, enfermas o quebradas, ya que pueden ser un foco de infección y propagar enfermedades a otras partes de la planta. Es recomendable dejar algunas ramas principales para permitir el crecimiento de nuevos brotes y mantener la forma de la planta.

En resumen, la poda de una higuera debe realizarse en invierno, con herramientas de poda adecuadas y eliminando las ramas cruzadas, tocándose, dañadas o enfermas para permitir el crecimiento de nuevas ramas y mantener la salud y forma de la planta.

¿Qué mes se poda Las higueras?

La poda de higueras se realiza generalmente en invierno, entre diciembre y febrero, cuando la planta está en reposo y no hay hojas en ella. La poda de la higuera se realiza en dos momentos del año: la poda de invierno y la poda de verano.

La poda de invierno se realiza durante el periodo de latencia de la planta, generalmente entre diciembre y febrero, antes de que empiecen a brotar las hojas. Esta poda se utiliza para eliminar las ramas secas, dañadas o mal posicionadas, y para reducir el tamaño de la planta. También se puede aprovechar para dar forma a la copa de la higuera.

La poda de verano se realiza en julio o agosto, después de la cosecha, y tiene como objetivo eliminar los brotes laterales y los chupones que aparecen en el tronco y las ramas principales. De esta manera, se consigue que la energía de la planta se centre en el crecimiento de los frutos y en la producción de savia.

Es importante tener en cuenta que la poda de la higuera debe realizarse con herramientas limpias y desinfectadas para evitar la propagación de enfermedades. Además, es recomendable no podar en épocas de heladas o lluvias intensas para evitar dañar la planta.

¿Qué hacer para que la higuera de higos?

Para que una higuera dé higos es importante seguir algunos consejos y cuidados. Lo primero es asegurarse de que la planta esté bien establecida en el suelo y tenga suficiente agua y nutrientes. Además, es importante que la higuera reciba suficiente luz solar y esté protegida de vientos fuertes.

En cuanto a la poda, se recomienda realizarla en invierno para eliminar ramas y hojas secas y favorecer la formación de nuevas ramas y frutos. También es importante fertilizar la planta de forma regular, utilizando abonos ricos en potasio, ya que este elemento favorece la producción de frutos.

Otro consejo útil es la polinización, ya que las higueras requieren de la presencia de una especie de avispa para que los higos se desarrollen adecuadamente. Para atraer a estas avispas, se pueden colocar trampas con agua y azúcar cerca de la planta.

Siguiendo estos cuidados y consejos, la higuera debería dar una buena cosecha de higos en su temporada correspondiente.

¿Cuál es la mejor época para podar una higuera?

La mejor época para podar una higuera es en invierno, cuando la planta está en reposo vegetativo y sin hojas. Se recomienda hacerlo en los meses de diciembre a febrero, antes de que comience la brotación de primavera. De esta manera, se puede favorecer el crecimiento y la formación de nuevos frutos en la temporada siguiente.

¿Cuántas formas hay de podar una higuera?

Hay varias formas de podar una higuera, pero las dos principales son la poda de formación y la poda de mantenimiento.

La poda de formación se realiza en los primeros años de vida de la higuera y tiene como objetivo darle una estructura adecuada para su posterior desarrollo. En esta poda se eliminan las ramas débiles, muertas o mal situadas, y se dejan las ramas principales que formarán la estructura del árbol.

La poda de mantenimiento se realiza en árboles adultos y tiene como objetivo mantener su forma y tamaño adecuados, mejorar su producción y evitar problemas fitosanitarios. En esta poda se eliminan las ramas que están secas, dañadas o enfermas, así como aquellas que están en competencia o se cruzan entre sí. También se puede reducir el tamaño del árbol eliminando algunas ramas para estimular el crecimiento de nuevas yemas.

Además de estas dos formas de poda, existen otras técnicas más específicas para controlar el tamaño del árbol o mejorar la producción de frutos, como la poda de aclareo, la poda de rejuvenecimiento o la poda de fructificación. Es importante realizar la poda en el momento adecuado y con las herramientas adecuadas para evitar dañar el árbol y conseguir los resultados deseados.

¿Qué pasa si podas mal una higuera?

Podar mal una higuera puede tener consecuencias negativas en su crecimiento, producción y salud. Algunos de los posibles efectos de una mala poda incluyen:

Reducción de la producción de frutos o incluso la falta de producción en el siguiente ciclo de cultivo.
Desarrollo de ramas débiles que pueden partirse con facilidad.
Mayor susceptibilidad a enfermedades y plagas debido a heridas mal curadas o a la eliminación excesiva de hojas y ramas sanas que proporcionan defensa natural a la planta.
Formación de brotes desordenados que dificultan la futura poda y manejo de la planta.
Alteración del equilibrio y la armonía de la forma natural de la higuera, lo que puede afectar su belleza ornamental y su integración en el entorno.
Por eso es importante informarse bien sobre las técnicas y momentos adecuados de poda de las higueras y, si se tiene dudas, buscar la asesoría de expertos en la materia.

¿Cuáles son las ventajas de podar una higuera?

Podar una higuera tiene varias ventajas, entre las que se encuentran:

Aumenta la producción de frutos: Al podar una higuera adecuadamente se estimula el crecimiento de nuevas ramas y brotes que pueden dar lugar a una mayor producción de frutos.

Mejora la calidad de los frutos: Al podar la higuera se eliminan las ramas muertas o enfermas, lo que ayuda a mejorar la salud del árbol y por ende, la calidad de los frutos.

Controla el tamaño del árbol: Al podar una higuera se puede controlar su tamaño, evitando que crezca demasiado y ocupando demasiado espacio en el jardín.

Favorece la entrada de luz y aire: Al podar la higuera se eliminan las ramas que impiden la entrada de luz y aire al árbol, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades y plagas.

Mejora la estética del árbol: Al podar la higuera se pueden eliminar ramas que estén torcidas, malformadas o que afecten la estética del árbol, mejorando su apariencia y haciendo que se vea más atractivo en el jardín.

Es importante realizar la poda en el momento adecuado y de la manera correcta para evitar dañar el árbol y lograr los resultados deseados.

¿Cuáles son las desventajas de podar una higuera?

La poda puede tener algunas desventajas para una higuera si se realiza de manera incorrecta o excesiva. Entre las desventajas se encuentran:

Retraso en el crecimiento: Si se poda demasiado la higuera, puede haber una disminución en su capacidad para crecer y producir frutos.

Aumento del riesgo de enfermedades: Si se realizan cortes en ramas más grandes de lo necesario, se puede aumentar la posibilidad de que la higuera sea atacada por enfermedades o plagas.

Reducción en la producción de frutos: Si se realiza una poda excesiva o incorrecta, se puede reducir la producción de frutos en la siguiente temporada.

Daño a la forma natural de la higuera: Si se cortan ramas innecesariamente, se puede dañar la forma natural y atractiva de la higuera.

En resumen, la poda debe realizarse con cuidado y de manera consciente para evitar estas desventajas.

¿Cómo podar un higuera en edad adulta?

Para podar una higuera adulta, es importante seguir algunos pasos:

Espera hasta que la higuera esté en su periodo de inactividad: La mejor época para podar una higuera adulta es durante el invierno, cuando la planta está en su periodo de inactividad. Esto permitirá que la higuera se recupere rápidamente después de la poda.

Elimina las ramas muertas y dañadas: Busca ramas secas, enfermas o dañadas y córtalas con una herramienta de poda afilada. También es importante eliminar cualquier rama que crezca en dirección al interior del árbol o que se crucen entre sí, ya que esto puede impedir el crecimiento adecuado de la higuera.

Controla el tamaño del árbol: Si la higuera adulta está demasiado grande para su espacio, puedes reducir su tamaño cortando las ramas más largas. Trata de no cortar más del 20% de la masa total de la higuera en una sola sesión de poda.

Fomenta el crecimiento de las ramas principales: Las ramas principales de la higuera son las que soportan la mayor parte de la producción de frutos. Asegúrate de que estas ramas tengan espacio suficiente para crecer y poda las ramas secundarias que compiten por espacio.

Cuida las heridas de la poda: Después de la poda, asegúrate de aplicar un sellador para proteger las heridas y evitar que entren enfermedades. También es importante regar bien la higuera después de la poda para ayudarla a recuperarse.

En general, podar una higuera adulta puede ayudar a mantenerla sana y productiva, siempre y cuando se haga de manera cuidadosa y estratégica.

¿Qué herramientas se utilizan para podar una higuera?

Para podar una higuera se pueden utilizar diversas herramientas, algunas de las más comunes son:

Tijeras de podar: son ideales para podar ramas pequeñas y delgadas, permiten hacer cortes precisos y limpios.

Podadera o sierra de poda: son herramientas más grandes que las tijeras de podar y sirven para cortar ramas más gruesas y duras.

Serrucho: es una herramienta de corte manual que puede utilizarse para cortar ramas de mayor tamaño.

Tijeras de mano: son una opción más económica que las tijeras de podar, pero pueden ser útiles para cortar ramas delgadas.

Es importante asegurarse de utilizar herramientas limpias y afiladas para evitar dañar la higuera durante la poda. También se recomienda desinfectar las herramientas antes y después de su uso para evitar la propagación de enfermedades o plagas.

¿Qué es lo que no se tiene que hacer al podar una higuera?

Al podar una higuera es importante tener en cuenta ciertas cosas que no se deben hacer para evitar dañar el árbol y comprometer su crecimiento y producción de frutos. Algunas de las cosas que no se deben hacer al podar una higuera son:

No podar en exceso: Podar en exceso puede debilitar el árbol y reducir su producción de frutos.

No podar en época equivocada: Podar en el momento incorrecto puede afectar la salud del árbol y reducir la producción de frutos. Es importante saber cuál es el momento adecuado para podar según la edad del árbol y la temporada del año.

No dejar heridas grandes: Al dejar heridas grandes en el árbol, se aumenta el riesgo de infecciones y enfermedades que pueden afectar su salud.

No cortar las ramas demasiado cerca del tronco: Al cortar demasiado cerca del tronco se puede dañar el tejido vivo del árbol, lo que puede afectar su crecimiento y desarrollo.

No utilizar herramientas sucias o desafiladas: Las herramientas sucias o desafiladas pueden dañar el árbol y propagar enfermedades.

Es importante realizar una poda adecuada y cuidadosa para mantener la salud y la productividad de la higuera.

¿Cuál es la técnica más utilizada para podar una higuera?

La técnica más utilizada para podar una higuera es la poda de formación. Esta técnica consiste en eliminar los brotes que crecen en dirección al centro de la copa y dejar los que crecen hacia afuera, para que la higuera tenga una forma equilibrada y estética.

También se eliminan las ramas secas, enfermas o dañadas, así como las ramas que crecen hacia abajo o en dirección opuesta a la forma deseada. La poda de formación se realiza durante los primeros años de vida de la higuera y es importante para asegurar un buen crecimiento y una producción de frutos adecuada en el futuro.

¿Cuáles son los trucos para podar un higuera?

Algunos trucos útiles para podar una higuera son:

Usar herramientas afiladas: asegurarse de que las herramientas de poda estén bien afiladas para evitar dañar la higuera.

Cortar en ángulo: cortar las ramas a un ángulo de 45 grados para facilitar la cicatrización de la herida.

Podar en invierno: la mejor época para podar una higuera es en invierno, cuando la planta está inactiva.

Eliminar ramas muertas o enfermas: cortar las ramas muertas o enfermas es esencial para mantener la salud de la planta y prevenir enfermedades.

Cortar las ramas más viejas: cortar las ramas más viejas estimula el crecimiento de nuevas ramas y aumenta la producción de higos.

No podar en exceso: podar en exceso puede debilitar la planta y disminuir la producción de higos. Es importante no quitar más del 30% de la masa foliar.

Mantener una forma equilibrada: mantener una forma equilibrada y uniforme ayuda a la higuera a producir frutos más grandes y saludables.

Utilizar una pasta cicatrizante: aplicar una pasta cicatrizante en las heridas de la poda puede ayudar a proteger la planta de enfermedades y parásitos.

Siguiendo estos trucos, podrás podar tu higuera de forma efectiva y mantenerla saludable.

¿Qué hacer cuando dejas heridas a una higuera?

Si accidentalmente dejaste heridas en tu higuera al podar, es importante tomar medidas para ayudar a la planta a sanar y evitar que se infecte. Aquí te dejamos algunos consejos:

Limpia tus herramientas de poda: Antes de continuar podando o hacer cualquier cosa más, asegúrate de limpiar tus herramientas de poda con alcohol o una solución desinfectante para evitar la propagación de enfermedades.

Aplica una pasta cicatrizante: Puedes encontrar en tiendas de jardinería o preparar tú mismo una pasta cicatrizante utilizando materiales naturales como cera de abeja, aceite de oliva y tierra de diatomeas. Aplica una capa gruesa de pasta en las heridas para sellarlas y evitar que entren plagas o enfermedades.

Deja que la herida sane sola: En algunos casos, la higuera puede sanar sola sin necesidad de aplicar pasta cicatrizante. Si la herida es pequeña y no parece haber ninguna señal de infección, puedes simplemente dejarla sanar por sí sola.

Evita la poda excesiva: Una de las mejores maneras de prevenir heridas en la higuera es evitar la poda excesiva. Si no estás seguro de cómo podar adecuadamente tu higuera, es recomendable contratar a un profesional en jardinería para que te ayude.

Recuerda que es importante cuidar bien tu higuera y seguir buenas prácticas de poda para ayudarla a crecer fuerte y saludable.

¿Qué pasa si utilizas herramientas sucias o desafiladas?

Si utilizas herramientas sucias o desafiladas al podar una higuera, puedes causar daños en la planta al dejar heridas abiertas y rasgadas que pueden ser un caldo de cultivo para enfermedades y plagas. Además, las herramientas desafiladas pueden hacer cortes desiguales y desgarros en la corteza, lo que retrasa la curación de las heridas y aumenta el riesgo de infecciones.

Es importante utilizar herramientas limpias y desinfectadas antes de la poda para prevenir la propagación de enfermedades y mantener las herramientas afiladas para hacer cortes limpios y precisos. También se recomienda limpiar y desinfectar las herramientas después de cada uso para prolongar su vida útil y evitar la contaminación cruzada de enfermedades.

Estimular el crecimiento de nuevas ramas y hojas

La poda de una higuera vieja es importante para rejuvenecerla y estimular el crecimiento de nuevas ramas y hojas. Es recomendable realizar esta poda durante el invierno, cuando la higuera se encuentra en estado de reposo vegetativo.

Para empezar, es necesario retirar las ramas secas, enfermas o dañadas. También se deben eliminar las ramas que crecen hacia el interior de la copa, ya que esto puede dificultar la entrada de luz y aire y favorecer la aparición de enfermedades.

Es importante no podar más de un tercio de la masa verde de la higuera en una sola temporada, ya que esto puede debilitarla y hacer que produzca menos frutos. Se debe evitar podar en exceso y respetar la forma natural de la higuera, eliminando solamente lo necesario.

Para lograr una buena poda de una higuera, se recomienda utilizar herramientas de calidad y limpias, como tijeras de podar y sierras, y desinfectarlas antes y después de cada uso para evitar la propagación de enfermedades.

La poda de una higuera vieja es importante para mantener su salud y productividad. Se debe realizar en invierno, eliminando ramas secas o enfermas y respetando la forma natural de la higuera. Con las herramientas adecuadas y una técnica adecuada, se puede lograr una poda exitosa y beneficiosa para la planta.

La poda no afectará su producción de frutos

La higuera es un árbol frutal que requiere de podas periódicas para mantenerse sana y producir frutos de calidad. Pero ¿Cuándo es el momento adecuado para podarla? En general, la mejor época para podar una higuera es en invierno, cuando el árbol se encuentra en reposo vegetativo.

Durante esta época, la higuera no está en pleno crecimiento y la poda no afectará su producción de frutos. Además, podar en invierno permite una mejor visualización de la estructura del árbol y de las ramas que necesitan ser eliminadas.

En cuanto al mes específico, la poda de la higuera se puede hacer desde finales de noviembre hasta principios de marzo, antes de que aparezcan los primeros brotes de la primavera. Es importante evitar podar durante los meses de otoño, ya que la higuera se encuentra en plena producción de frutos y la poda podría afectar su rendimiento.

Al podar una higuera, es importante tener en cuenta que cada árbol es diferente y la poda debe adaptarse a sus características específicas. En general, se deben eliminar las ramas muertas, enfermas o que se crucen, así como aquellas que estén creciendo hacia el centro del árbol. También se pueden acortar las ramas más largas para estimular el crecimiento de ramas nuevas.

En conclusión, si te preguntas cuándo podar la higuera, la respuesta es en invierno, evitando el otoño y adaptando la poda a las características de cada árbol. Con una poda adecuada, podrás mantener tu higuera saludable y productiva por muchos años.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anteriorDetectar enfermedades de los albaricoqueros
Artículo siguiente¿Cómo podar tomates?
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.