¿Cómo hay que hacer los trasplantes en las Plantas de Marihuana?

0
3984
Trasplantar Marihuana - Cómo Trasplantar Plantas de Marihuana
Trasplantar Marihuana - Cómo Trasplantar Plantas de Marihuana

Trasplantes en el cultivo de Marihuana

Los trasplantes de marihuana es una tarea muy habitual entre los cultivadores de marihuana, ya que en un comienzo se hacen trasplantes de una maceta pequeña a otras más grandes. Aunque lo recomendable es no hacer trasplantes a otras macetas más grandes, sino plantar la semilla de marihuana en la maceta definitiva, para no estresar a la planta de marihuana.

¿Cómo tenemos que hacer el trasplante de una planta de marihuana?

Hemos de saber que si queremos plantas de marihuana pequeñas, tendremos que cultivar nuestras semillas de marihuana en macetas pequeñas, pero si queremos cultivar plantas de marihuana enormes, necesitaremos macetas enormes.

Hemos de saber que cuando se realiza un trasplante al principio el crecimiento de la planta de marihuana se estanca. Una vez que se va tomando los nuevos nutrientes del nuevo recipiente, empezará a crecer.

Es importante evitar las horas de más sol y calor, no regar en exceso cuando se hace el trasplante, basta con la humedad que hay en el sustrato para que la planta de marihuana empiece a nutrirse.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

¿Qué macetas hemos de utilizar en los trasplantes de plantas de marihuana?

Ya hemos dicho que lo mejor es utilizar una maceta y plantar la semilla de marihuana y no hacer trasplantes. Pero los que consideren que la técnica del trasplante aporta más vitalidad y energía a la planta de marihuana, se puede empezar por macetas de 5 litros para la primera fase del crecimiento, y posteriormente en la segunda fase se puede coger otra de 15 a 20 litros para el primer trasplante de nuestra planta de marihuana y para finalizar y si queremos que nuestra planta de marihuana se convierta en una gran planta de marihuana lo haremos el trasplante a una de 50 litros.

Los trasplantes de nuestras plantas de marihuana se deben realizar como muy tarde antes de que comience la fase de floración y en el hemisferio norte nos deberíamos poner como límite para realizar el último trasplante finales de junio o principios de julio.

Es importante contar con un sustrato rico en nutrientes para floración, principalmente fósforo y potasio, es posible que no tengamos que usar ningún tipo de abono hasta mitad de floración si hacemos bien las cosas en los trasplantes de nuestra planta de marihuana.

¿Cómo hemos de hacer un trasplante de nuestra planta de marihuana?

Buen sustrato importante

Un buen sustrato es fundamental con un equilibrio de NPK, y con buena cantidad de tierra, siempre que todo esté bien drenado con piedras o bien con Arlita o sepiolita.

No tener la tierra muy húmeda

No es recomendable cuando se hace el trasplante tener la tierra muy húmeda, mejor dejarla uno o dos días que se seque un poco. De esta forma sacar todo en una sola vez, y compacto.

Maceta muy parecida pero más grande

La maceta nueva tiene que tener también la misma estructura que la que vamos a trasplantar, un buen drenaje y un buen sustrato, para que nuestra planta de marihuana, después de sufrir el estrés pueda crecer con fuerza teniendo todos los nutrientes.

Eliminar bolsas de aire

Cuando pongamos la maceta trasplantada en la nueva, hemos de presionar, para eliminar las bolsas de aire. No tiene que quedar muy compacto, un poco suelto mejor. Al regar la tierra se va para abajo, echaremos un poco más de tierra encima.

Ph del agua para regar

Recordemos que el ph del agua es importante a la hora de regar, aportar un estimulador de raíces para que crezcan más fuertes y más rápido, reduciendo el estrés del trasplante.

¿Cuándo se puede trasplantar una planta de marihuana?

En general, se recomienda trasplantar una planta de marihuana cuando las raíces llenan completamente la maceta actual y empiezan a salir por los agujeros de drenaje. Esto suele ocurrir aproximadamente cada 1-2 meses en función del tamaño de la maceta y la velocidad de crecimiento de la planta. También es importante tener en cuenta que el trasplante debe hacerse durante la fase de crecimiento de la planta y no durante la floración, ya que puede estresarla demasiado y afectar a la producción de cogollos.

Otro factor a tener en cuenta es el tamaño de la nueva maceta. Si se trasplanta a una maceta demasiado grande, la planta puede tener problemas para absorber agua y nutrientes debido al exceso de sustrato. Por lo tanto, es importante elegir una maceta del tamaño adecuado y agregar una capa de drenaje en la parte inferior para evitar encharcamientos.

En general, se recomienda regar bien la planta unos días antes del trasplante para que las raíces estén bien hidratadas y puedan soportar el estrés del trasplante. También se puede utilizar algún producto para estimular el enraizamiento y reducir el estrés de la planta durante el proceso de trasplante.

Se debe trasplantar una planta de marihuana cuando las raíces llenan completamente la maceta actual, durante la fase de crecimiento y en una maceta del tamaño adecuado. Además, es importante regar bien la planta antes del trasplante y utilizar productos para estimular el enraizamiento y reducir el estrés de la planta.

¿Cuántos trasplantes necesita una planta de marihuana?

Una planta de marihuana necesita varios trasplantes durante su ciclo de vida. En general, se recomienda hacer un trasplante cuando las raíces de la planta hayan llenado completamente la maceta actual, lo que suele ocurrir cada 3-4 semanas en los primeros meses de crecimiento.

El primer trasplante se realiza desde la maceta pequeña de germinación a una maceta algo más grande, lo que permite que las raíces tengan más espacio para crecer y absorber nutrientes. El segundo trasplante se hace cuando la planta ha crecido lo suficiente para necesitar una maceta aún mayor, y así sucesivamente hasta que se llega al tamaño de maceta definitivo.

El número exacto de trasplantes dependerá del tamaño final deseado de la planta y del tiempo disponible para el cultivo. Algunos cultivadores prefieren hacer más trasplantes y utilizar macetas más pequeñas para controlar mejor el crecimiento de la planta y maximizar el uso del espacio. Otros cultivadores prefieren hacer menos trasplantes y utilizar macetas más grandes para reducir la cantidad de trabajo necesario y permitir que las raíces se desarrollen completamente.

Se recomienda hacer al menos 2-3 trasplantes durante el ciclo de vida de una planta de marihuana, pero el número exacto dependerá de las preferencias del cultivador y del tamaño final deseado de la planta.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de trasplantar una planta de marihuana?

A la hora de trasplantar una planta de marihuana, es importante tener en cuenta varios aspectos para asegurar su correcto crecimiento y salud. Algunos de ellos son:

Tamaño de la maceta: La maceta nueva debe ser lo suficientemente grande para permitir el crecimiento de las raíces de la planta. Si la maceta es muy pequeña, la planta no podrá desarrollar su sistema radicular correctamente y esto limitará su crecimiento.

Tipo de sustrato: El sustrato debe ser adecuado para la etapa de crecimiento en la que se encuentra la planta. Es importante asegurarse de que el sustrato tenga los nutrientes y la estructura necesarios para que las raíces puedan crecer y absorber los nutrientes.

Momento del trasplante: El momento adecuado para trasplantar una planta es cuando ha crecido lo suficiente y la maceta actual se ha quedado pequeña. Es importante no trasplantar demasiado pronto, ya que esto puede estresar a la planta.

Preparación de la planta: Antes de trasplantar la planta, es importante regarla bien para asegurarse de que el sustrato esté húmedo y las raíces no se dañen. También se puede considerar podar un poco las raíces más largas para evitar que se enreden o dañen durante el trasplante.

Trasplante cuidadoso: Durante el trasplante, es importante manipular la planta con cuidado para evitar dañar las raíces. Se debe sostener la planta por las hojas y no por el tallo, ya que esto puede romperlo. Además, se debe evitar tocar las raíces tanto como sea posible.

Riego después del trasplante: Después del trasplante, la planta necesitará ser regada cuidadosamente para evitar que el sustrato se seque demasiado. Es importante no regar en exceso, ya que esto puede ahogar las raíces y causar problemas de crecimiento.

Siguiendo estos consejos, se puede trasplantar una planta de marihuana con éxito y asegurarse de que crezca de manera saludable y vigorosa.

¿Qué pasa si no Trasplanto una planta de marihuana?

Si no trasplantas una planta de marihuana, las raíces pueden acabar sobresaturando el contenedor de la planta y no tener suficiente espacio para crecer, lo que puede afectar negativamente su salud y producción. Las plantas pueden mostrar signos de crecimiento lento, hojas amarillas, raíces visibles en la superficie del sustrato, pudrición de la raíz y un tamaño pequeño y débil.

Además, una planta que no se trasplante también corre el riesgo de tener problemas de riego, ya que el exceso de agua puede acumularse en el sustrato y causar pudrición de las raíces. En resumen, no trasplantar una planta de marihuana puede afectar negativamente su salud y producción.

¿Cómo revivir una planta de marihuana después del trasplante?

Trasplantar una planta de marihuana puede ser un proceso estresante para ella, especialmente si no se realiza correctamente. Si la planta parece estar sufriendo después del trasplante, hay algunas cosas que puedes hacer para intentar revivirla:

Regar adecuadamente: Después del trasplante, es importante regar la planta adecuadamente para evitar que se seque. Sin embargo, tampoco es recomendable excederse en el riego, ya que el exceso de agua puede ahogar las raíces y provocar la pudrición de las mismas.

Proporcionar luz adecuada: Las plantas necesitan luz para la fotosíntesis, por lo que asegurarse de que la planta reciba la cantidad adecuada de luz después del trasplante es importante para ayudarla a recuperarse.

Asegurarse de que la temperatura sea adecuada: Las temperaturas extremas pueden ser perjudiciales para las plantas. Después del trasplante, es importante asegurarse de que la temperatura alrededor de la planta no sea demasiado alta ni demasiado baja.

No fertilizar inmediatamente después del trasplante: Después del trasplante, es mejor esperar unos días antes de fertilizar la planta, ya que las raíces necesitan tiempo para establecerse en su nuevo medio.

Proporcionar un ambiente adecuado: Asegurarse de que la planta esté en un ambiente adecuado después del trasplante es importante para ayudarla a recuperarse. Un ambiente con la humedad y ventilación adecuada puede ayudar a la planta a recuperarse más rápidamente.

Si tu planta parece estar sufriendo después del trasplante, debes asegurarte de que la estás regando adecuadamente, proporcionando suficiente luz y una temperatura adecuada, no fertilizar inmediatamente después del trasplante y proporcionar un ambiente adecuado. Si la planta no mejora después de seguir estos consejos, es posible que debas consultar a un experto en cultivo de marihuana para obtener más ayuda.

¿Qué pasa si Trasplanto de día la planta de marihuana?

Trasplantar una planta de marihuana durante el día no es lo ideal, ya que la exposición al sol y el calor pueden causar un estrés adicional en la planta, lo que puede reducir su capacidad para absorber agua y nutrientes y aumentar el riesgo de marchitamiento o muerte.

Idealmente, se debe trasplantar durante las horas de oscuridad cuando la planta está descansando y es más resistente al estrés. Si por alguna razón es necesario trasplantar durante el día, es importante proteger la planta del sol directo y el calor excesivo durante las primeras horas después del trasplante. Cubrir la planta con una sombra temporal, y asegurarse de regarla adecuadamente para mantenerla hidratada y ayudar a que se recupere del estrés del trasplante.

¿Cuándo no trasplantar una planta de marihuana?

Hay situaciones en las que no se debe trasplantar una planta de marihuana, ya que puede ser perjudicial para su crecimiento y salud. A continuación, se mencionan algunas de estas situaciones:

Durante la floración: es mejor evitar trasplantar durante la floración, ya que esto puede causar estrés a la planta y disminuir la producción de cogollos.

En días de calor extremo: si la temperatura es demasiado alta, el trasplante puede causar un estrés adicional a la planta, lo que puede retrasar su crecimiento.

Cuando la planta está enferma o tiene problemas de raíces: si la planta está luchando contra una enfermedad o tiene problemas de raíces, trasplantarla puede ser contraproducente y empeorar la situación.

Si la planta es muy joven: si la planta es muy joven y aún no ha desarrollado un sistema de raíces fuerte, es mejor esperar a que crezca un poco más antes de trasplantar.

Es importante ser cuidadoso al trasplantar una planta de marihuana y elegir el momento adecuado para hacerlo. Es mejor esperar a que la planta esté en un estado saludable y en un momento adecuado de su ciclo de vida para minimizar el estrés y maximizar su crecimiento.

¿Cuándo abonar después de trasplantar una planta de marihuana?

Después de trasplantar una planta de marihuana, es importante esperar unos días antes de abonarla. El trasplante puede ser un shock para la planta, y necesita tiempo para adaptarse a su nueva ubicación y sustrato. Además, durante el trasplante se suelen dañar las raíces y la planta necesita recuperarse.

Se recomienda esperar al menos una semana antes de aplicar cualquier tipo de abono o fertilizante a la planta trasplantada. Durante ese tiempo, la planta debería recibir suficiente alimento de los nutrientes presentes en el sustrato fresco y los riegos.

Después de una semana, se puede empezar a aplicar abonos de manera gradual y siguiendo las instrucciones del fabricante. Es importante no sobrealimentar a la planta, ya que esto puede causar problemas de crecimiento y producción de cogollos.

Además, es importante tener en cuenta el tipo de sustrato utilizado durante el trasplante. Si se ha utilizado un sustrato rico en nutrientes, como un sustrato para floración, es posible que no sea necesario aplicar abonos durante las primeras semanas después del trasplante. En este caso, se recomienda vigilar los niveles de pH y EC del agua de riego para asegurarse de que la planta recibe los nutrientes necesarios.

Es importante esperar al menos una semana antes de abonar después de trasplantar una planta de marihuana. Durante ese tiempo, la planta debería recibir suficiente alimento de los nutrientes presentes en el sustrato fresco y los riegos. Después de ese periodo, se puede empezar a aplicar abonos de manera gradual y siguiendo las instrucciones del fabricante.

¿Qué días son buenos para trasplantar plantas de marihuana?

No existe un día específico para trasplantar una planta de marihuana, lo importante es asegurarse de que la planta esté sana y bien preparada para el trasplante. Sin embargo, algunos cultivadores prefieren hacerlo durante la fase de crecimiento vegetativo de la planta, ya que es cuando la planta está en su período de mayor crecimiento y se recuperará más fácilmente del estrés del trasplante.

Además, es importante tener en cuenta las condiciones ambientales al momento de trasplantar. Por ejemplo, es recomendable hacerlo en días nublados o al final del día para evitar que la planta se estrese demasiado por la exposición al sol directo. También es importante asegurarse de que la planta esté bien hidratada antes del trasplante, ya que esto ayudará a reducir el estrés y a facilitar la recuperación.

No hay un día específico para trasplantar plantas de marihuana, lo importante es asegurarse de que la planta esté sana y preparada para el trasplante, y hacerlo en condiciones ambientales adecuadas para reducir el estrés y facilitar la recuperación.

¿Qué pasa si se trasplanta una planta de marihuana en floración?

Trasplantar una planta de marihuana durante la floración puede ser un proceso estresante para la planta y puede resultar en una disminución de la producción de cogollos y en un retraso en el tiempo de cosecha. Esto se debe a que durante la floración, la planta está enfocando toda su energía en la producción de flores y, al trasplantarla, se interrumpe su proceso y puede tener dificultades para recuperarse y continuar su crecimiento normal.

Además, trasplantar una planta de marihuana en floración también puede dañar las raíces y las ramas, lo que puede aumentar el riesgo de infecciones y enfermedades en la planta. Por lo tanto, se recomienda trasplantar las plantas de marihuana antes de que comience la fase de floración, cuando están en su etapa de crecimiento vegetativo y son más resistentes al estrés.

En caso de que sea necesario trasplantar una planta de marihuana durante la floración, es importante asegurarse de que se haga con mucho cuidado para minimizar cualquier daño a la planta. Es recomendable trasplantar durante las primeras semanas de floración, cuando la planta aún está produciendo cogollos pequeños, y usar una tierra suave y esponjosa que no dañe las raíces. También se puede utilizar algún tipo de enraizante para ayudar a la planta a recuperarse del estrés del trasplante.

¿Cómo hacer un cambio de maceta de una planta de marihuana?

Para hacer un cambio de maceta de una planta de marihuana, se pueden seguir los siguientes pasos:

Preparar la nueva maceta: La nueva maceta debe estar limpia y lista para ser utilizada. Es recomendable que la maceta sea ligeramente más grande que la actual para que la planta tenga espacio para crecer.

Preparar la planta: Antes de trasplantar la planta, es importante regarla para que el sustrato esté húmedo. También es recomendable podar las raíces dañadas o enfermas.

Sacar la planta de la maceta: Es importante tener cuidado al sacar la planta de la maceta para no dañar las raíces. Se puede ayudar dando la vuelta a la maceta y sacando la planta con cuidado.

Colocar la planta en la nueva maceta: Se debe colocar la planta en el centro de la nueva maceta, y llenar alrededor de la planta con sustrato nuevo. Es importante dejar suficiente espacio entre la parte superior de la maceta y el sustrato para poder regar sin que el agua se derrame.

Regar la planta: Una vez trasplantada la planta, es importante regarla para que el sustrato se asiente y para que la planta se adapte a su nueva maceta. Es importante no regar en exceso, ya que puede causar problemas de pudrición de raíces.

Cuidados posteriores: Después del trasplante, es importante mantener la planta en un ambiente cálido y húmedo, y evitar exponerla a la luz directa del sol durante unos días. También es recomendable utilizar un abono suave durante las primeras semanas después del trasplante para ayudar a la planta a recuperarse.

Hacer un cambio de maceta de una planta de marihuana requiere de cuidado y paciencia para asegurarse de que la planta no sufra daños y pueda seguir creciendo saludablemente.

¿Cómo trasplantar una planta de marihuana de la maceta a la tierra?

El trasplante de una planta de marihuana de una maceta a la tierra puede ser un proceso delicado, pero si se realiza correctamente, puede tener un impacto muy positivo en el crecimiento y rendimiento de la planta. A continuación, se describen los pasos para realizar un trasplante exitoso:

Preparación: Antes de empezar, es importante tener todo lo que se va a necesitar a mano. Se necesita una tierra de buena calidad, una maceta más grande que la anterior, herramientas para remover la planta de la maceta anterior y una regadera para humedecer la nueva tierra.

Preparar la nueva maceta: Llene la nueva maceta con tierra fresca hasta el borde, asegurándose de que haya suficiente espacio en la parte superior para colocar la planta.

Preparar la planta: Antes de trasplantar, se recomienda regar la planta un par de días antes para humedecer bien la tierra y facilitar el trasplante. Después, retire la planta de la maceta anterior, tratando de no dañar las raíces. Si la planta se encuentra en una maceta de plástico, presione la base de la maceta para aflojar el cepellón y retirar la planta. Si la maceta es de barro, puede ser necesario utilizar una herramienta para aflojar la tierra de la maceta antes de retirar la planta.

Preparar el hoyo para la nueva planta: Realice un agujero en la nueva maceta lo suficientemente grande para acomodar el cepellón y las raíces de la planta, y luego coloque la planta en el hoyo. Asegúrese de que la parte superior del cepellón quede a la misma altura que la superficie de la tierra en la maceta nueva.

Rellenar con tierra: Rellene el espacio alrededor de la planta con tierra fresca, compactando ligeramente para que la planta quede bien firme en su nueva ubicación.

Regar: Después de completar el trasplante, riegue bien la planta con agua limpia. Esto ayudará a compactar la tierra y asegurarse de que la planta tenga suficiente agua para empezar a crecer en su nuevo hogar.

Para trasplantar una planta de marihuana de una maceta a la tierra, se deben seguir los siguientes pasos: preparar la nueva maceta, preparar la planta, preparar el hoyo para la nueva planta, rellenar con tierra y regar bien. Es importante realizar el trasplante en el momento adecuado, asegurarse de tener todo lo necesario a mano y ser cuidadoso al manipular la planta para evitar dañar las raíces.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje