¿Cómo Eliminar el Hongo Fusarium de las Plantas de Marihuana?

0
5104
Hongo Fusarium - ¿Cómo Eliminar el Fusarium de las Plantas de Marihuana?
Hongo Fusarium - ¿Cómo Eliminar el Fusarium de las Plantas de Marihuana?

¿Qué es el hongo Fusarium?

Como todos los hongos que pueden afectar a nuestro cultivo de marihuana no hablamos de nada bueno. El Fusarium pertenece a la familia de los Nectriaceae, hongos que viven en el suelo, estos hongos actúan de un forma parasitaria se alimentan de otros organismos vivos de forma parasitaria, haciendo que pueda enfermar y morir.

Hemos de evitar que nuestra planta de marihuana sea tocada por este hongo Fusarium.

El hongo fusarium ataca a nuestra planta de marihuana haciendo que no le llegue los alimentos a nuestra planta de marihuana, debilitando a nuestra planta porque no le llega la comida.

¿Cómo podemos identificar si una planta de marihuana es atacada por el hongo Fusarium?

El hongo Fusarium es capaz de producir la podredumbre de la base de los tallos de la planta de marihuana.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

El hongo de fusarium provoca la clorosis en las hojas de la planta de marihuana

El hongo Fusarium hace que las puntas de las hojas de marihuana se ricen hacia arriba, se ponen de color amarillo y terminan por morir las hojas.

El hongo de Fusarium provoca que al cortar el tallo de una rama en su interior aparece un color marrón rojizo.

¿Cómo eliminar el hongo Fusarium de nuestras plantas de marihuana?

Hemos de prevenir que aparezcan los hongos en nuestras plantas de marihuana, es lo que siempre venimos diciendo.

Es importante mantener la temperatura del sustrato inferior a 30 grados, para que no aparezca el hongo Fusarium.

Hemos de estar encima de nuestro cultivo de marihuana todos los días, limpieza, de nuestra planta de marihuana y del sustrato.

A la hora de aplicar fertilizantes a nuestro suelo, no excedernos en nitrógeno, y si se pude aplicar agua oxigenada a nuestro suelo para que las raíces estén más oxigenadas.

Es importante cuidar nuestro suelo, y antes de plantar las semillas de marihuana aplicar fungicidas orgánicos como la cola de caballo o la ortiga, si podemos hacer un purín de ortiga o un purín de cola de caballo, estaremos ganando mucho en nuestro cultivo de marihuana.

El daño por la marchitez del Fusarium es más evidente en las hojas y los tallos. La podredumbre de la raíz del fusarium afecta primero a las raíces, luego la enfermedad sube por el tallo.

La marchitez del fusarium aparece inicialmente como pequeñas manchas oscuras e irregulares en las hojas inferiores, que rápidamente se vuelven cloróticas (amarillo-marrón). Las puntas de las hojas se curvan hacia arriba, y las hojas marchitas se secan y cuelgan de las plantas sin caerse. Los tallos se vuelven amarillos, luego marrones, y finalmente se derrumban. En el marchitamiento del Fusarium las raíces no muestran síntomas externos si la planta enferma es arrancada.

La putrefacción de las raíces de Fusarium comienza por debajo de la línea del suelo, convirtiendo las raíces en podridas y necrosadas y dándoles un color rojo característico. El primer síntoma visible suele aparecer cuando la podredumbre sube por el tallo, produciendo una decoloración rojo-marrón en la línea del suelo.

Esta decoloración puede progresar hasta la hinchazón y el tallo puede abrirse. La planta de marihuana pronto comienza a marchitarse, y luego se derrumba cuando la descomposición se extiende por el tallo.

Tanto en la marchitez como en la podredumbre de la raíz, el hongo se propaga a través de las células de la planta y obstruye los vasos del xilema, inhibiendo el transporte de agua y nutrientes. Esta obstrucción vascular dentro de las plantas de marihuana causa los síntomas externos de marchitamiento y colapso. Las plantas infectadas suelen morir. El Fusarium sobrevive en los restos de las plantas, por lo que los restos de las plantas infectadas no deben ser enterrados, compostados o colocados en un suelo no infectado.

Prevención en las Plantas de Marihuana

Si un cultivo de marihuana al aire libre cae presa de la Fusarium, esa parcela de tierra ya no se puede utilizar para cultivar marihuana en absoluto, aunque otras plantas lo harán bien allí. Asimismo, no deben utilizarse las semillas producidas por plantas infectadas. El patógeno permanece latente en la semilla y ataca a la planta cuando ésta emerge, causando su humectación y probablemente matándola.

Evite plantar marihuana en el mismo terreno durante muchos años seguidos. Aunque ninguna de las plantas muestre síntomas, las múltiples plantaciones sucesivas pueden hacer que el hongo se acumule en el suelo hasta alcanzar niveles destructivos.

Se ha comprobado que ciertos tipos de suelo son menos propicios para el crecimiento del Fusarium que otros. Los suelos arcillosos tienen propiedades fungistáticas debido a su elevado pH. Los suelos limosos con un crecimiento vegetal sano y diverso suelen albergar microbios nativos que suprimen el Fusarium. Estos suelos no detienen el hongo, pero lo frenan, y pueden ser útiles en combinación con otras medidas preventivas.

El compost debidamente cuidado, y el té hecho con él, ayudan a proteger las plantas de todo tipo de infecciones fúngicas.

El cultivo en recipientes es una de las mejores maneras de evitar el Fusarium, porque le da al jardinero un control completo sobre el suelo. Si se sabe que un área que de otra manera sería ideal (clima, sol, etc.) está infectada con Fusarium, entonces los contenedores le permiten aprovechar los puntos fuertes del sitio y a la vez evitar los problemas de la enfermedad. Para prevenir las infecciones de Fusarium, utilice mezclas de tierra esterilizadas o pasteurizadas y macetas esterilizadas o nuevas. No fertilice en exceso. Asegúrese de que la tierra drene.

Las micorrizas (hongos beneÿciales) ayudan a mejorar la resistencia de las plantas a las enfermedades.

Streptomyces griseoviridis, Bacillus pumilus, y Bacillus subtilis (todas las bacterias beneficiosas) o Gliocladium (hongo beneÿcial) pueden aplicarse como tratamientos previos a las semillas, como empapado del suelo o como pulverización foliar.

Asegúrese de que el pH del suelo no baje demasiado.

Neutralice el suelo ácido con cal dolomita o arena verde. Los fertilizantes mejorados con potasio y calcio pueden ayudar a combatir y prevenir el Fusarium, mientras que el exceso de nitrógeno y fósforo puede empeorar la enfermedad.

El único control verdaderamente eficaz es la eliminación y destrucción de las plantas infectadas. Después de eliminar cualquier planta afectada, use peróxido de hidrógeno (H2O2) para limpiar todas las herramientas que tocaron esas plantas antes de usarlas de nuevo.

Es importante estar encima de nuestras plantas de marihuana todos los días para saber en qué no está saliendo bien, y en qué podemos mejorar nuestro cultivo de marihuana. De esta forma podremos ver en qué momento nuestra planta de marihuana tiene alguna dificultad y podemos corregirla.

¿Cómo eliminar el hongo Fusarium?

El hongo Fusarium puede ser difícil de eliminar por completo, pero hay algunas medidas que puedes tomar para controlarlo y reducir su propagación:

Asegúrate de tener una buena higiene: limpia y desinfecta todo el equipo y las herramientas de cultivo regularmente.

Controla la humedad: reduce la humedad del ambiente y evita el exceso de agua en las raíces.

Usa tierra de calidad: utiliza una tierra de calidad y asegúrate de que esté bien drenada.

Usa fungicidas: los fungicidas pueden ayudar a controlar la propagación del hongo Fusarium.

Elimina las plantas infectadas: si tienes plantas infectadas con Fusarium, retíralas inmediatamente para evitar que el hongo se propague.

Trata las semillas: si tienes semillas que están infectadas con Fusarium, remójalas en una solución fungicida antes de plantarlas.

Es importante recordar que la prevención es la mejor forma de controlar el hongo Fusarium. Mantén un ambiente de cultivo limpio y saludable y utiliza semillas y tierra de calidad para minimizar el riesgo de infección.

¿Qué fungicida sirve para el Fusarium?

Existen varios tipos de fungicidas que pueden ser efectivos para combatir el hongo Fusarium. Algunos de los fungicidas que se pueden utilizar incluyen:

Trichoderma: este es un hongo beneficioso que puede competir con el hongo Fusarium y reducir su propagación.

Fosetil-aluminio:
este fungicida puede ser efectivo para controlar el hongo Fusarium en ciertos cultivos.

Propiconazol: este fungicida es efectivo contra una amplia variedad de hongos, incluyendo el Fusarium.

Azoxistrobina: este fungicida puede ser efectivo contra el Fusarium en algunas plantas.

Es importante seguir las instrucciones del fungicida cuidadosamente para asegurarse de que se esté utilizando de manera segura y efectiva. También es importante recordar que los fungicidas pueden no eliminar completamente el hongo Fusarium, sino que pueden ayudar a reducir su propagación y mantenerlo bajo control.

¿Cómo controlar Fusarium?

El hongo Fusarium puede ser difícil de controlar, pero hay algunas medidas que puedes tomar para reducir su propagación y minimizar sus efectos:

Asegúrate de tener una buena higiene: limpia y desinfecta regularmente todo el equipo y las herramientas de cultivo.

Controla la humedad: reduce la humedad del ambiente y evita el exceso de agua en las raíces.

Usa tierra de calidad: utiliza una tierra de calidad y asegúrate de que esté bien drenada.

Elimina las plantas infectadas: si tienes plantas infectadas con Fusarium, retíralas inmediatamente para evitar que el hongo se propague.

Utiliza variedades resistentes: algunas variedades de plantas pueden ser más resistentes al hongo Fusarium que otras.

Controla las plagas: las plantas que están debilitadas por las plagas pueden ser más susceptibles al hongo Fusarium.

Utiliza fungicidas: los fungicidas pueden ser efectivos para reducir la propagación del hongo Fusarium, pero es importante seguir las instrucciones del producto cuidadosamente para asegurarse de que se esté utilizando de manera segura y efectiva.

Es importante recordar que el control del hongo Fusarium puede ser difícil y que la prevención es la mejor manera de evitar su propagación. Mantén un ambiente de cultivo limpio y saludable, utiliza semillas y tierra de calidad y controla las plagas para minimizar el riesgo de infección.

¿Qué pasa si fumo cogollos con Fusarium?

Fumar cogollos infectados con el hongo Fusarium puede ser perjudicial para la salud, especialmente si se trata de una persona con un sistema inmunológico comprometido o que sufra de alergias. El hongo Fusarium puede producir micotoxinas, que son sustancias químicas tóxicas que pueden afectar la salud de las personas que las consumen.

Los síntomas de la exposición a las micotoxinas pueden variar y dependerán de la cantidad de micotoxinas que se consuman, así como de la salud de la persona que las consume. Los síntomas pueden incluir náuseas, vómitos, diarrea, fiebre, dolores de cabeza y problemas respiratorios.

Si sospechas que tus cogollos están infectados con el hongo Fusarium, es mejor desecharlos y no fumarlos. Es importante tomar medidas preventivas para evitar la propagación del hongo y mantener un ambiente de cultivo limpio y saludable.

¿Cómo evitar el Fusarium?

Para evitar el hongo Fusarium en tus plantas de marihuana, es importante tomar medidas preventivas. Aquí te dejamos algunos consejos:

Utiliza semillas y tierra de calidad: utiliza semillas y tierra de calidad para minimizar el riesgo de infección por Fusarium.

Controla la humedad: asegúrate de que la humedad del ambiente esté bajo control y evita el exceso de agua en las raíces.

Utiliza una buena ventilación: una buena ventilación puede reducir la humedad del ambiente y ayudar a prevenir la propagación del hongo.

Controla las plagas: las plantas que están debilitadas por las plagas pueden ser más susceptibles al hongo Fusarium.

Asegúrate de tener una buena higiene: limpia y desinfecta regularmente todo el equipo y las herramientas de cultivo.

Utiliza variedades resistentes: algunas variedades de plantas pueden ser más resistentes al hongo Fusarium que otras.

Controla la temperatura: evita temperaturas extremas y asegúrate de que tus plantas estén creciendo en un ambiente óptimo.

Utiliza fungicidas: los fungicidas pueden ser efectivos para reducir la propagación del hongo Fusarium, pero es importante seguir las instrucciones del producto cuidadosamente para asegurarse de que se esté utilizando de manera segura y efectiva.

Siguiendo estas medidas preventivas, puedes reducir significativamente el riesgo de infección por Fusarium en tus plantas de marihuana.

¿Cómo saber si mi planta tiene Fusarium?

El hongo Fusarium puede ser difícil de detectar en las etapas iniciales de la infección, pero aquí te dejamos algunos síntomas que pueden indicar la presencia del hongo en tus plantas de marihuana:

Marchitez: las hojas y las ramas pueden marchitarse y mostrar signos de descoloración.

Pérdida de hojas: las hojas pueden comenzar a caerse antes de tiempo.

Descoloración: las hojas pueden mostrar una decoloración amarillenta o marrón.

Daño en las raíces: el hongo Fusarium puede infectar las raíces, lo que puede causar pudrición de las raíces y daños a la planta.

Retraso en el crecimiento: las plantas infectadas con Fusarium pueden mostrar un crecimiento lento y un desarrollo deficiente.

Manchas en los tallos: las plantas infectadas pueden mostrar manchas oscuras o necrosis en los tallos.

Si observas alguno de estos síntomas en tus plantas, es importante actuar rápidamente para prevenir la propagación del hongo. Puedes tomar medidas como reducir la humedad, utilizar fungicidas o desechar las plantas infectadas para evitar que se propaguen a otras plantas en tu cultivo. También es recomendable realizar pruebas de laboratorio para confirmar si la planta está infectada con el hongo Fusarium.

¿Cómo desinfectar un suelo de Fusarium?

Desinfectar el suelo de Fusarium es un proceso complicado, ya que el hongo puede persistir en el suelo durante varios años y es muy resistente. Aquí te dejamos algunas opciones para desinfectar el suelo y prevenir la propagación del hongo:

Solarización: Consiste en cubrir el suelo con una lámina de plástico transparente durante un período de 4 a 6 semanas. El calor acumulado bajo la lámina puede matar los hongos y otros patógenos.

Rotación de cultivos: Cambia las especies de plantas que cultivas en esa área. No replantes plantas susceptibles de nuevo en el mismo lugar durante varios años.

Fumigación del suelo: Existen fungicidas específicos para tratar el suelo infectado por Fusarium. Es importante seguir las instrucciones del producto y tener en cuenta que puede ser tóxico para las plantas y el medio ambiente.

Uso de biofumigantes: Los biofumigantes son compuestos orgánicos que se pueden incorporar al suelo y que actúan como pesticidas naturales. Algunos ejemplos son la mostaza, el rábano y el nabo. Estos cultivos liberan gases que pueden matar patógenos del suelo.

Es importante recordar que la prevención es la mejor manera de evitar la propagación de Fusarium. Asegúrate de limpiar y desinfectar cualquier herramienta o equipo que hayas utilizado en tu cultivo antes de utilizarlos en otra área. Además, asegúrate de comprar semillas y plantas de calidad y saludables para evitar introducir el hongo en tu cultivo.

¿Qué provoca el hongo Fusarium?

El hongo Fusarium puede causar varias enfermedades en plantas, como la marchitez, la pudrición de la raíz y la podredumbre del tallo. El hongo puede infectar una amplia variedad de plantas, incluyendo la marihuana, y puede tener un impacto significativo en el rendimiento y la calidad del cultivo.

La enfermedad por Fusarium se propaga por esporas del hongo que pueden sobrevivir en el suelo durante varios años. Las esporas pueden infectar la planta a través de las raíces o las heridas en el tallo. Una vez que la planta está infectada, el hongo se extiende por el sistema vascular de la planta, lo que interfiere con el flujo de agua y nutrientes. Como resultado, la planta puede marchitarse, desarrollar hojas amarillas y finalmente morir.

El hongo Fusarium también puede producir toxinas que son perjudiciales para la salud humana y animal. Al fumar cogollos infectados con Fusarium, las personas pueden inhalar estas toxinas y experimentar síntomas como náuseas, vómitos y diarrea. Por lo tanto, es importante prevenir y controlar la propagación del hongo en el cultivo de marihuana y en otros cultivos.

¿Cuánto dura el Fusarium en el suelo?

Las esporas del hongo Fusarium pueden sobrevivir en el suelo durante varios años, incluso en ausencia de un huésped vegetal. Por lo tanto, es importante tomar medidas para prevenir y controlar la propagación del hongo en el suelo, ya que puede persistir en la tierra durante mucho tiempo.

La duración exacta de la persistencia de las esporas en el suelo puede depender de varios factores, como las condiciones ambientales y la presencia de otros microorganismos en el suelo. En general, se recomienda utilizar prácticas de cultivo adecuadas y rotación de cultivos para reducir la cantidad de esporas del hongo Fusarium en el suelo. Además, se deben evitar la introducción de sustratos contaminados con Fusarium y utilizar semillas y plantas libres de la enfermedad.

¿Dónde crece Fusarium?

El hongo Fusarium puede crecer en una amplia variedad de plantas y cultivos, incluyendo cereales, hortalizas, frutas y plantas ornamentales. También puede encontrarse en el suelo y en residuos vegetales infectados, lo que aumenta el riesgo de infección en los cultivos posteriores.

Las esporas de Fusarium pueden ser transportadas por el viento, el agua y el suelo, lo que facilita su propagación en diferentes áreas geográficas. Además, las condiciones ambientales, como la humedad y la temperatura, pueden favorecer el crecimiento y la propagación del hongo Fusarium.

¿Cómo prevenir las plantas de marihuana del hongo fusarium?

Para prevenir la infección de las plantas de marihuana con el hongo Fusarium, se recomienda tomar las siguientes medidas:

Utilizar semillas y plantas de marihuana de buena calidad, libres de la enfermedad.

Desinfectar el sustrato y las herramientas de cultivo antes de su uso, para reducir la posibilidad de introducción de esporas del hongo.

Evitar el exceso de humedad en el ambiente y mantener una buena ventilación en el espacio de cultivo.

Utilizar un sistema de riego adecuado y evitar el encharcamiento del sustrato.

Utilizar un sistema de drenaje eficiente para evitar la acumulación de agua en el sustrato.

No reutilizar sustratos infectados con Fusarium.

Mantener una buena higiene en el espacio de cultivo y evitar la acumulación de residuos vegetales infectados.

Utilizar fungicidas preventivos, en caso de ser necesario, siguiendo las indicaciones del fabricante.

Es importante recordar que la prevención es la mejor herramienta para controlar el hongo Fusarium en las plantas de marihuana. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas preventivas adecuadas para reducir el riesgo de infección en el cultivo.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anteriorLa Marihuana Medicinal se receta como medicina en Estados Unidos
Artículo siguientePerfumes para Regalar y sorprender con Olor a Marihuana
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.