¿Qué es la Amarilis? ¿Cuidados que hay que tener con la Amarilis?

0
1013
¿Qué es la Amarilis? - ¿Cuidados que hay que tener con la Amarilis?

Qué es la Amarilis

La Amarilis Pertenece a la clase de las monocotiledóneas y su denominación viene del griego “maryssein” que significa “brillar o brillante”. Las amarilidáceas forman una familia de plantas generalmente bulbosas, con las hojas muy sencillas, envainadoras y corrientemente paralelinervias. Poseen un escapo terminado en una flor asilada o en varias formando umbrela y rodeada de una espata.

Las flores de la amarilis son hermafroditas, con las seis hojas del perigonio coloreadas, petaloideas y más o menos entresoldadas. Los estambres rara vez estaminodios y nunca más de seis, con las enteras generalmente introrsas.

Las amarilis comprenden algo más de 400 especies, la inmensa mayoría propias de las regiones cálidas y pocas pertenecientes a los países templados. Quizás la especie más conocida y común sea la llamada Azucena roja, originaria del continente africano y aclimatada primeramente en las Islas Canarias.

La planta amarilis dispone de 6 u 8 embudadas, olorosas y de color rojo intenso, sobre un escapo de 60 centímetros de altura. Los frutos son bayas o cápsulas y las plantas mayores adquieren alturas hasta de un metro y medio. En Europa es actualmente muy cultivada para su empleo como planta ornamental.

Parafernalia de Marihuana
Zapatillas de Marihuana
Zapatillas Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Gorras de Marihuana de Marihuana
Gorra de Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Grinders de Marihuana
Grinder de Marihuana

Preguntas que se han hecho 

A la amarilis le están brotando hojas, pero aún no hay tallo de flor. ¿Significa esto que no florecerá?
Algunos bulbos de amarilis brotan primero las hojas, y luego el tallo de la flor emerge un poco más tarde. Otros envían primero el tallo floral, seguido de las hojas. Deberías ver el tallo de la flor asomando entre las hojas pronto.

¿Necesito fertilizar mi amarilis?

El bulbo almacenado contiene todo el «alimento» que tu amarilis necesita para brotar y florecer. Si decides conservar tu amarilis para que vuelva a florecer el próximo año, necesitarás fertilizarla como lo harías con cualquier planta de interior.

¿Puedo usar las flores como flores cortadas?

Sí. Las amarilis se están volviendo muy populares como flores de corte, y, sorprendentemente, a menudo duran más tiempo en un jarrón – ¡hasta dos semanas! – que cuando se dejan crecer en la planta. En lugar de relegar un amaryllis alto a un alféizar o un aparador, puedes crear un dramático centro de mesa usando un jarrón relativamente bajo y combinando tus flores de amaryllis con otras flores y follaje.

¿Cuántos tallos de flores producirá mi bulbo?

Esto depende de la variedad de amarilis, y de la calidad y tamaño del bulbo. En general, cuanto más grande sea el bulbo (para una variedad en particular), más tallos de flor obtendrás. Cuando se trata de bulbos de amarilis, cuanto más grande es mejor.

¿Dejo las flores marchitas en la planta o «cabeza muerta» como hago con mis plantas de exterior?

Cuando las flores individuales empiezan a desvanecerse, puedes cortarlas con cuidado. Una vez que todas las flores del tallo se hayan marchitado, corte el tallo a unos pocos centímetros del bulbo.

Para las flores del próximo año

Se puede alentar a la amarilis a que florezca de nuevo al año siguiente. Requiere un poco de planificación y cuidado extra, pero es bastante simple y muy gratificante. Después de que las flores se hayan marchitado, corten el tallo de la flor a menos de 1 pulgada de la parte superior del bulbo.

Continúe regando y alimentando la planta regularmente con un fertilizante líquido para plantas de interior. La amarilis crecerá un número de hojas durante la primavera y el verano. Esto ayudará a la planta a producir energía para la floración del año siguiente. A mediados de agosto, comience a retener agua y deje que el follaje muera naturalmente a medida que la maceta se seca completamente.

Guarde el bulbo inactivo en un lugar fresco, oscuro y seco durante un mínimo de ocho semanas; más tiempo está bien. Luego, unas seis u ocho semanas antes de que quiera que la amarilis vuelva a florecer, replantee el bulbo en tierra fresca para macetas y colóquelo bajo luz brillante e indirecta. Reanudar el riego – con moderación al principio. Una vez que vea un nuevo crecimiento, aumente el riego y espere la próxima exposición floral. Siguiendo estas pautas básicas de cuidado, podrá animar a su amarilis a florecer año tras año.

¿Dónde ubicar las amarilis?

Las amarilis se deben ubicar en un lugar donde reciban luz solar directa durante varias horas al día. Es recomendable plantarlas en un lugar con buena ventilación y suelo bien drenado. Durante la época de crecimiento, las amarilis prefieren temperaturas cálidas y pueden tolerar temperaturas de hasta 30 grados Celsius. En cambio, durante el período de latencia, las amarilis prefieren temperaturas más frescas y se deben mantener en un lugar con una temperatura de entre 12 y 15 grados Celsius.

¿Qué hay que hacer o poner para que florezcan las amarilis?

Para que las amarilis florezcan es importante proporcionarles los cuidados adecuados. Aquí te dejo algunos consejos:

Proporciona suficiente luz solar: Las amarilis necesitan al menos 6 horas de luz solar directa al día para florecer. Por lo tanto, debes ubicarlas en un lugar donde reciban suficiente luz natural.

Proporciona suficiente agua: Durante la época de crecimiento, debes regarlas regularmente y asegurarte de que el suelo esté siempre ligeramente húmedo. Sin embargo, durante el período de latencia, debes reducir el riego y dejar que el suelo se seque un poco entre cada riego.

Proporciona nutrientes: Durante la época de crecimiento, debes fertilizarlas con un fertilizante líquido para plantas con flores una vez al mes.

Proporciona un ambiente fresco: Para estimular la floración, debes mantener las amarilis en un lugar fresco y bien ventilado durante la época de latencia. Una vez que comienzan a brotar, puedes moverlas a un lugar más cálido para acelerar el proceso de floración.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de hermosas flores de amarilis en tu hogar.

¿Cuántas veces al año florece el amarilis?

El amarilis generalmente florece una vez al año, durante la época de primavera o principios del verano, dependiendo del clima y las condiciones de cultivo. Sin embargo, algunos cultivares pueden producir flores dos veces al año si se les proporcionan los cuidados adecuados. Es importante tener en cuenta que, después de la floración, la planta puede entrar en un período de latencia y requerir cuidados especiales para estimular una nueva floración.

¿Qué hacer cuando se muere la flor de amarilis?

Cuando se muere la flor de amarilis, es importante seguir cuidando la planta adecuadamente para que pueda producir flores nuevamente en el futuro. Aquí te dejo algunos consejos:

Corta el tallo floral: Una vez que la flor se ha marchitado y secado, debes cortar el tallo floral cerca de la base de la planta para evitar que la planta pierda energía tratando de mantenerlo vivo.

Continúa regando y fertilizando la planta: Después de la floración, debes seguir regando y fertilizando la planta regularmente para estimular un nuevo crecimiento y mantenerla saludable.

Proporciona un período de latencia: Después de que la planta haya florecido, es importante permitir que entre en un período de latencia. Esto significa reducir gradualmente el riego y dejar que la planta se seque un poco entre cada riego. Durante este tiempo, también debes mover la planta a un lugar más fresco y menos iluminado.

Siguiendo estos consejos, podrás asegurarte de que tu amarilis tenga un buen cuidado después de la floración y esté lista para producir hermosas flores nuevamente en el futuro.

¿Cómo cuidar la amarilis en maceta?

Si tienes una amarilis en maceta, es importante proporcionarle los cuidados adecuados para que crezca saludable y produzca hermosas flores. Aquí te dejo algunos consejos para cuidar tu amarilis en maceta:

Proporciona suficiente luz solar: Las amarilis necesitan al menos 6 horas de luz solar directa al día para crecer y florecer adecuadamente. Coloca la maceta en un lugar donde reciba suficiente luz natural.

Riega regularmente: Durante la época de crecimiento, debes regar la amarilis regularmente y asegurarte de que el suelo esté siempre ligeramente húmedo. Sin embargo, durante el período de latencia, debes reducir el riego y dejar que el suelo se seque un poco entre cada riego.

Proporciona nutrientes: Durante la época de crecimiento, debes fertilizar la amarilis con un fertilizante líquido para plantas con flores una vez al mes.

Revisa la maceta: Asegúrate de que la maceta tenga suficiente espacio para el crecimiento de la planta y que tenga buen drenaje para evitar la acumulación de agua en las raíces.

Proporciona un período de latencia: Después de que la planta haya florecido, debes permitir que entre en un período de latencia. Esto significa reducir gradualmente el riego y dejar que la planta se seque un poco entre cada riego. Durante este tiempo, también debes mover la planta a un lugar más fresco y menos iluminado.

Siguiendo estos consejos, podrás asegurarte de que tu amarilis en maceta crezca saludable y produzca hermosas flores.

¿Cuándo hay que sacar los bulbos de amarilis?

Los bulbos de amarilis deben sacarse del suelo y almacenarse durante un período de tiempo específico para estimular una nueva floración. El momento adecuado para sacar los bulbos de amarilis del suelo es cuando la planta ha terminado su ciclo de crecimiento y las hojas han comenzado a amarillear y marchitarse. Aquí te dejo los pasos para sacar y almacenar los bulbos de amarilis:

Corta el tallo y las hojas de la planta: Una vez que la planta ha terminado su ciclo de crecimiento, corta el tallo floral y las hojas cerca de la base de la planta.

Sacar los bulbos del suelo: Con cuidado, excava los bulbos del suelo con una pala o una herramienta similar.

Limpia los bulbos: Limpia los bulbos con un paño suave para quitar la tierra y los residuos.

Dejar secar los bulbos: Deja los bulbos secar al aire libre durante varios días, en un lugar cálido y seco.

Almacenamiento: Después de que los bulbos estén completamente secos, guárdalos en un lugar fresco y seco, como un cajón o una bolsa de papel, hasta que estés listo para replantarlos.

Replantación: Para replantar los bulbos, simplemente colócalos en una maceta con tierra fresca y sigue los consejos de cuidado adecuados.

Recuerda que los bulbos de amarilis necesitan un período de latencia después de la floración para estimular una nueva floración. Durante este tiempo, debes dejar que los bulbos descansen en un lugar fresco y seco sin riego ni fertilización durante varias semanas antes de volver a replantarlos.

¿Cómo plantar amarilis en maceta?

La amarilis es una planta bulbosa que puede ser fácilmente cultivada en maceta. Aquí te dejo los pasos para plantar amarilis en maceta:

Prepara la maceta: Elige una maceta lo suficientemente grande como para que los bulbos de amarilis tengan espacio para crecer. Asegúrate de que la maceta tenga buen drenaje para evitar la acumulación de agua en las raíces.

Prepara el sustrato: Usa una mezcla de tierra y arena para macetas para proporcionar un sustrato bien drenado. También puedes añadir un poco de compost o abono para mejorar la calidad del sustrato.

Coloca los bulbos en la maceta: Coloca los bulbos en la maceta, dejando al menos 1-2 centímetros de espacio entre ellos. Cubre los bulbos con tierra hasta que solo las puntas de las hojas sobresalgan de la superficie del sustrato.

Riega la planta: Riega la planta después de plantarla para asentar el sustrato. Después, riega la planta regularmente, asegurándote de que el sustrato esté siempre ligeramente húmedo.

Proporciona luz solar adecuada: Coloca la maceta en un lugar donde reciba suficiente luz solar directa durante al menos 6 horas al día.

Proporciona nutrientes: Durante la época de crecimiento, fertiliza la amarilis con un fertilizante líquido para plantas con flores una vez al mes.

Siguiendo estos pasos, podrás plantar tus bulbos de amarilis en maceta y disfrutar de sus hermosas flores. Recuerda que la amarilis necesita un período de latencia después de la floración para estimular una nueva floración. Durante este tiempo, debes dejar que los bulbos descansen en un lugar fresco y seco sin riego ni fertilización durante varias semanas antes de volver a replantarlos.

¿Cómo y cuándo se trasplanta el amarilis?

El trasplante de amarilis se realiza cuando el bulbo ha crecido y se ha vuelto demasiado grande para la maceta actual o cuando la maceta está llena de raíces y el sustrato se ha agotado. Aquí te dejo los pasos para trasplantar amarilis:

Elige una maceta adecuada: Elige una maceta ligeramente más grande que la actual para dar suficiente espacio a la planta.

Prepara el sustrato: Prepara un sustrato fresco y bien drenado mezclando tierra para macetas, arena y compost o abono.

Retira el bulbo y limpia las raíces: Saca el bulbo de la maceta con cuidado y elimina el exceso de sustrato. Limpia las raíces suavemente con agua y tijeras de podar si es necesario.

Coloca el bulbo en la nueva maceta: Coloca el bulbo en la nueva maceta, asegurándote de que la parte superior del bulbo sobresalga ligeramente por encima del nivel del sustrato.

Añade el sustrato: Agrega suficiente sustrato fresco alrededor del bulbo para cubrir las raíces.

Riega la planta: Riega la planta después de trasplantarla para asentar el sustrato y asegurarte de que el agua llegue a todas las raíces.

Proporciona luz solar adecuada: Coloca la maceta en un lugar donde reciba suficiente luz solar directa durante al menos 6 horas al día.

Recuerda que la amarilis necesita un período de latencia después de la floración para estimular una nueva floración. Durante este tiempo, debes dejar que los bulbos descansen en un lugar fresco y seco sin riego ni fertilización durante varias semanas antes de volver a replantarlos. El mejor momento para trasplantar la amarilis es después de que haya florecido y antes de que comience su período de descanso.

¿Qué hacer con los bulbos de la amarilis después de florecer?

Después de que la flor de amarilis se marchita, debes cortar el tallo de la flor y permitir que la planta continúe creciendo y desarrollando hojas. A medida que la planta crece, también lo hacen los bulbos debajo de la superficie del sustrato. Aquí te dejo lo que debes hacer con los bulbos de la amarilis después de florecer:

Continúa regando la planta: Después de la floración, debes seguir regando la planta regularmente para que el sustrato permanezca ligeramente húmedo.

Proporciona suficiente luz solar: La amarilis necesita al menos 6 horas de luz solar directa al día para desarrollar sus hojas y fortalecer los bulbos.

Proporciona nutrientes: Durante la época de crecimiento, fertiliza la amarilis con un fertilizante líquido para plantas con flores una vez al mes.

Permite que los bulbos descansen: Después de la temporada de crecimiento, la amarilis entra en un período de descanso. En este momento, debes dejar de regar la planta y permitir que el sustrato se seque completamente. Durante este período, también debes dejar que los bulbos descansen en un lugar fresco y seco sin riego ni fertilización durante varias semanas.

Replantar los bulbos: Después del período de descanso, debes retirar los bulbos de la maceta y revisarlos para ver si están sanos y firmes. Si es necesario, debes eliminar cualquier bulbos blandos o podridos. Luego, debes replantar los bulbos en una maceta fresca con sustrato bien drenado y comenzar el ciclo de crecimiento nuevamente.

Siguiendo estos pasos, podrás cuidar adecuadamente los bulbos de la amarilis después de florecer para que puedan volver a florecer en la próxima temporada.

¿Cómo se conservan los bulbos de la amarilis de un año para otro?

Para conservar los bulbos de la amarilis de un año para otro, debes seguir los siguientes pasos:

Después de que las hojas se hayan secado completamente, corta las hojas secas y retire los bulbos de la maceta.

Limpia los bulbos suavemente con un cepillo o un paño seco para eliminar la suciedad o el exceso de sustrato.

Pon los bulbos en un lugar fresco y seco para que se sequen completamente. Esto puede tardar varios días.

Después de que los bulbos estén completamente secos, colócalos en una bolsa de papel o en una malla con agujeros para permitir la circulación de aire. Marca la bolsa o la malla con el nombre de la variedad y la fecha de cosecha.

Guarde los bulbos en un lugar fresco y seco donde la temperatura se mantenga entre 10-15°C. Un sótano o un armario fresco y oscuro son opciones ideales.

Comprueba regularmente los bulbos para asegurarte de que estén en buen estado. Si encuentras algún bulbos que se esté pudriendo, elimínalo inmediatamente para evitar que infecte a los demás.

Siguiendo estos pasos, podrás conservar los bulbos de la amarilis de un año para otro de manera adecuada y así poder volver a plantarlos en la próxima temporada.

¿Cómo se guardan los bulbos de amarilis?

Para guardar los bulbos de amarilis, sigue estos pasos:

Después de que la planta haya terminado su ciclo de crecimiento y las hojas se hayan secado, corta las hojas secas y extrae los bulbos de la tierra.

Limpia los bulbos suavemente con un cepillo o un paño seco para eliminar cualquier exceso de tierra o restos de plantas.

Coloca los bulbos en una bolsa de papel o en una malla con agujeros para permitir la circulación de aire.

Etiqueta la bolsa o la malla con el nombre de la variedad de amarilis y la fecha de cosecha.

Guarda la bolsa o la malla en un lugar fresco y seco, con una temperatura entre 10 y 15 grados Celsius. Puedes guardar los bulbos en una despensa, en un armario o en un sótano fresco.

Revisa los bulbos regularmente durante el almacenamiento para asegurarte de que estén en buen estado. Si encuentras algún bulbo que esté podrido o enfermo, elimínalo para evitar que infecte a los demás bulbos.

Al seguir estos pasos, podrás guardar los bulbos de amarilis de manera adecuada para plantarlos nuevamente en la próxima temporada de crecimiento.

¿Cómo multiplicar los bulbos de la amarilis?

Existen dos maneras de multiplicar los bulbos de amarilis:

División de los bulbos: Después de que la planta haya terminado su ciclo de crecimiento y las hojas se hayan secado, saca los bulbos de la tierra. Separa los bulbillos que hayan crecido a partir del bulbo principal, asegurándote de que tengan raíces. Planta los bulbillos en macetas individuales o en un lugar adecuado en el jardín y mantenlos húmedos hasta que comiencen a crecer.

Siembra de semillas: Recoge las semillas maduras de la planta de amarilis después de que la flor haya marchitado. Siembra las semillas en una mezcla de tierra para macetas y arena en un recipiente poco profundo. Mantén la mezcla de tierra húmeda y cálida, a una temperatura de alrededor de 20-25 grados Celsius. Las semillas tardan de 4 a 6 semanas en germinar. Después de la germinación, trasplanta las plántulas en macetas individuales o en un lugar adecuado en el jardín.

Es importante tener en cuenta que tanto la división de los bulbos como la siembra de semillas pueden tardar varios años en producir flores. Los bulbos obtenidos por división pueden tardar de 2 a 3 años en producir flores, mientras que las plantas obtenidas por siembra de semillas pueden tardar de 3 a 5 años en florecer.

¿Cuándo hay que plantar los bulbos de la amarilis?

Los bulbos de amarilis se deben plantar en el otoño o el invierno para que florezcan en la primavera o el verano. La mejor época para plantar los bulbos es a finales del otoño o a principios del invierno, cuando la temperatura ambiente comienza a bajar y el clima es más fresco. Plantar los bulbos en esta época permite que se establezcan bien antes de la floración.

Si quieres plantar los bulbos en macetas, elige macetas lo suficientemente grandes como para que los bulbos tengan suficiente espacio para crecer y desarrollarse. La profundidad de la maceta debe ser de al menos 15-20 cm. Usa una mezcla de tierra para macetas y arena para asegurarte de que la maceta tenga un buen drenaje. Plantar los bulbos a una profundidad de 2-3 veces el tamaño del bulbo y regar bien después de la plantación.

Si quieres plantar los bulbos en el jardín, elige un lugar soleado y bien drenado. Asegúrate de que el suelo tenga buen drenaje y esté libre de malezas. Planta los bulbos a una profundidad de 2-3 veces el tamaño del bulbo y asegúrate de que estén separados por al menos 10-15 cm para permitir un buen crecimiento y desarrollo. Después de plantar, riega bien para asegurarte de que el suelo esté húmedo.

¿Cuánto sol necesitan los bulbos de la amarilis?

Los bulbos de amarilis necesitan al menos 6 horas de sol directo al día para crecer y florecer adecuadamente. Por lo tanto, es recomendable plantarlos en un lugar soleado en el jardín o en una maceta en un lugar donde reciban mucha luz solar directa.

Es importante tener en cuenta que demasiada luz solar directa puede hacer que los bulbos se sequen y se dañen, por lo que es recomendable protegerlos de la luz solar directa durante las horas más calurosas del día, especialmente durante el verano. En climas cálidos y secos, es recomendable regar los bulbos con regularidad para evitar que se sequen.

En general, los bulbos de amarilis prefieren un clima cálido y soleado, pero también pueden crecer bien en climas más frescos siempre que reciban suficiente luz solar directa.

¿Cómo enraizar bulbos de la amarilis en agua?

Para enraizar los bulbos de amarilis en agua, sigue estos pasos:

Primero, elige un bulbo de amarilis saludable y sin daños. Lávalo suavemente para quitar cualquier residuo de tierra o raíces.

Luego, llena un frasco o vaso con agua limpia y fresca, asegurándote de que sea lo suficientemente grande para que el bulbo se mantenga estable y no se caiga.

Coloca el bulbo de amarilis en el agua, asegurándote de que la base del bulbo esté en contacto con el agua y que el agua cubra al menos la mitad del bulbo.

Coloca el frasco o vaso en un lugar cálido y luminoso, pero no directamente expuesto a la luz solar directa. El bulbo debería comenzar a enraizar en unas pocas semanas.

Cambia el agua cada pocos días para asegurarte de que esté limpia y fresca, y para evitar la acumulación de bacterias u otros microorganismos que puedan dañar el bulbo.

Una vez que se hayan formado las raíces, puedes plantar el bulbo en una maceta o en el jardín, asegurándote de que las raíces estén completamente cubiertas de tierra y que el bulbo esté firme y estable en su lugar.

Es importante tener en cuenta que los bulbos de amarilis no son plantas acuáticas y, por lo tanto, no deben dejarse en agua durante un período prolongado. Una vez que hayan enraizado, es mejor plantarlos en tierra para que puedan desarrollarse y crecer adecuadamente.

¿Qué se le echa al agua para enraizar bulbos de la amarilis?

En general, no es necesario agregar nada al agua para enraizar los bulbos de amarilis. Los bulbos de amarilis tienen suficientes nutrientes almacenados dentro de ellos para enraizar y crecer adecuadamente en agua limpia y fresca.

Sin embargo, algunas personas prefieren agregar una pequeña cantidad de fertilizante soluble en agua al agua para proporcionar nutrientes adicionales al bulbo. Si decides agregar fertilizante al agua, asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante cuidadosamente y no agregar demasiado, ya que esto puede dañar el bulbo.

También puedes usar agua de lluvia o agua destilada en lugar de agua del grifo, ya que el agua del grifo puede contener cloro y otros productos químicos que pueden dañar el bulbo.

¿Cómo hacer que salgan raíces de una rama de la amarilis?

ara hacer que salgan raíces de una rama de la amarilis, puedes seguir los siguientes pasos:

Selecciona una rama sana y joven de la amarilis que tenga al menos 15 cm de largo.

Corta la rama con un cuchillo afilado y limpio, asegurándote de cortar justo por debajo de un nudo o yema.

Retira todas las hojas de la parte inferior de la rama, dejando solo un par de hojas en la parte superior.

Si lo deseas, puedes sumergir el extremo cortado de la rama en una hormona de enraizamiento para estimular el crecimiento de las raíces.

Prepara una maceta con una mezcla de sustrato húmedo y coloca la rama en posición vertical en el sustrato, asegurándote de que el nudo inferior quede enterrado en el sustrato.

Coloca la maceta en un lugar cálido y luminoso, pero evita la luz solar directa que puede secar la rama.

Mantén el sustrato húmedo, pero evita el exceso de agua que puede pudrir la rama. Puedes cubrir la maceta con una bolsa de plástico para mantener la humedad, pero asegúrate de airear la rama periódicamente.

Después de algunas semanas, deberían comenzar a crecer raíces en el extremo cortado de la rama. Una vez que las raíces sean lo suficientemente largas y estables, puedes trasplantar la nueva planta a una maceta más grande.

Es importante tener en cuenta que la amarilis no se propaga fácilmente por esquejes de ramas y que este método puede no ser efectivo para todas las variedades de amarilis. Si prefieres propagar la amarilis por bulbos, deberás esperar a que la planta madure y forme nuevos bulbos que puedas separar y plantar.

¿Qué plagas pueden atacar a la amarilis?

La amarilis puede ser atacada por diversas plagas, entre las más comunes se encuentran:

Ácaros: pueden atacar a la planta causando manchas y deformaciones en las hojas y tallos.

Cochinillas: se adhieren a la planta y se alimentan de su savia, causando debilidad y pérdida de vigor.

Pulgones: se alimentan de la savia de la planta, provocando deformaciones en las hojas y tallos, además de debilitar la planta.

Trips: se alimentan de las hojas y tallos, causando manchas plateadas y deformaciones.

Orugas: se alimentan de las hojas y pueden causar daños severos a la planta si no se controlan a tiempo.

Es importante mantener la planta saludable y vigilarla regularmente para detectar cualquier plaga a tiempo y tomar medidas para controlarla. Se recomienda el uso de insecticidas orgánicos o químicos específicos para cada tipo de plaga, y siempre siguiendo las instrucciones del producto.

¿Por qué no florecen los bulbos de la amarilis?

Existen varias razones por las cuales los bulbos de amarilis pueden no florecer:

Falta de luz: La amarilis necesita mucha luz para florecer. Si la planta no recibe suficiente luz solar directa, puede no florecer. Asegúrate de que la planta reciba al menos 6 horas de luz solar directa al día.

Falta de nutrientes: Si el bulbo de amarilis no recibe los nutrientes necesarios, puede que no florezca. Asegúrate de fertilizar la planta regularmente con un fertilizante equilibrado.

Temperatura incorrecta: La amarilis necesita temperaturas frescas para desarrollar sus flores. Si la temperatura es demasiado alta o demasiado baja, puede que no florezca. Asegúrate de mantener la temperatura alrededor de 18-22°C.

Riego inadecuado: Si el bulbo de amarilis no recibe suficiente agua, puede que no florezca. Pero si se riega demasiado, también puede ser un problema. Asegúrate de regar la planta regularmente, pero no en exceso.

Bulbos inactivos: Los bulbos de amarilis necesitan un período de descanso para florecer. Si el bulbo no ha tenido un período de descanso, puede que no florezca. Deja de regar la planta durante unas semanas y deja que el bulbo se seque un poco antes de regarla de nuevo.

Si la planta no florece después de tomar estas medidas, puede haber un problema más grave, como una enfermedad o un problema de plagas. En ese caso, consulta a un experto en jardinería para que te ayude a identificar y resolver el problema.

Comprar Parafernalia

Parafernalia de Marihuana
Aceite de Cáñamo
Parafernalia de Marihuana
Aceite de CBD
Parafernalia de Marihuana
Armarios de Cultivo
Parafernalia de Marihuana
Luces Cultivo
Accesorios de Marihuana
Vaporizadores
Parafernalia de Marihuana
Peladora de Cogollos
Parafernalia de Marihuana
Edredón Marihuana
Accesorios de Marihuana
Alfombra Marihuana
Parafernalia de Marihuana
Mantas de marihuana
Si te ha gustado AYÚDANOS, dale a COMPARTIR en las REDES SOCIALES y agrégate a nuestro Instagram
https://www.instagram.com/semillasdemarihuana.info/
Accesorios de MARIHUANA
Aceite de CáñamoAceite de CBDArmarios de Cultivo
Básculas de PrecisiónControl de OloresBikini de Marihuana
Luces de CultivoInvernaderosCaseta de Jardín
Bañador HombreCalcetines de MarihuanaCalzoncillos Marihuana
Tazas de MarihuanaTermos de MarihuanaTest de Drogas
Toallas de MarihuanaGorras de MarihuanaRolling Box
Grinder MarihuanaMecheros CipperMecheros Zippo
Peladoras de CogollosPipas para FumarEliminar Plagas
Kit de CultivoKit de RiegoHerramientas Jardín
Macetas de TelaMedidores Ph y EcLeggings Marihuana
Sustratos y TierrasFertilizantes CultivoTermómetros Cultivo
Mantas de MarihuanaSudaderas de MarihuanaBufandas de Marihuana
Delantales MarihuanaGuantes de CocinaManteles Individuales
Zapatillas MarihuanaPijamas MarihuanaFundas Cojines
Funda Nórdica EdredónFelpudo MarihuanaAlfombras Marihuana
Cortinas DuchaNeceser MarihuanaAlfombra de Baño
Paraguas MarihuanaEsterillas de YogaCorbatas Marihuana
Mochilas de MarihuanaGorros de PuntoCremas de Marihuana
Camisetas de MarihuanaCalentador de CuelloSombrero Pescador
Tapiz MarihuanaPantalones MarihuanaLibros de Marihuana
VaporizadoresBong MarihuanaGlass Blunt
Prensa MarihuanaMáquinas de LiarCeniceros Marihuana
Líquidos VaporizadoresMacetas y TiestosMalla de Secado
Anillos MarihuanaColgantes MarihuanaPendientes Marihuana
Bolsa de AlmuerzoBolsa TérmicaBotellas de Agua
Disfraz MarihuanaSombrero Papa NoelPulseras de Marihuana
Estuche de GafasTiradores de MarihuanaMoldes de Marihuana
cesta de ropa suciaFunda CojínCortinas Marihuana
Mantel MarihuanaReloj de ParedDespertador
Lámpara de MesillaGorro de DuchaVinilos Marihuana
Chanclas MarihuanaMascarillasAntifaz para Dormir
Maletín para PortátilBolso de MaquillajeBolso de Mano
Bolso MensajeroMonedero MarihuanaBandolera Marihuana
Riñonera MarihuanaEstuche de LápicesMochila de Cuero
Bolsa GimnasioMochila CordonesMaleta de Viaje
COMPARTIR
Artículo anterior¿Qué es el THC? ¿Qué hay que saber del THC?
Artículo siguiente¿Qué son las Dalias? ¿Cuidados que tienen que tener las Dalias?
Soy un apasionado de esta fabulosa planta, cultivador y estudioso de la marihuana, siempre aprendiendo. Me gusta escuchar y aprender de las nuevas genéticas, nuevas cepas de marihuana. Siento pasión por la marihuana, por su cultura, por el cultivo y por el misterio que gira entorno a ella. Me encanta la actualidad cannábica y soy un amante de la marihuana medicinal, un curioso. Me gusta compartir lo poco que sé.