¿Qué es el aceite de Marihuana?

0
830
Aceite de Marihuana - ¿Qué es el Aceite de Marihuana?
Aceite de Marihuana - ¿Qué es el Aceite de Marihuana?

El aceite de marihuana concentrado se puede decir que es un líquido viscoso y algo pegajoso. La preparación del aceite de marihuana no es complicado y con unas pautas cualquiera lo puede realizar.

Lo importante en una extracción para obtener aceite de marihuana es en la fase de evaporación del disolvente, normalmente etanol, es conseguir que los cannabinoides y los terpenos estén en altas concentraciones. El aceite de marihuana es fácil de tomar al igual que la tintura de marihuana. Basta con tomarlo por vía oral, pero también se puede hacer aceite de marihuana para dar masajes terapéuticos.

¿Cómo se prepara el aceite de marihuana?

El más popular, es el de Rick Simpson de Canadá, sugiere el uso de nafta o éter de petróleo como disolvente para la extracción. Tras el éxito del aceite Simpson, han surgido una serie de recetas parecidas con disolvente utilizando etanol, o la forma de prevenir la exposición a un disolvente orgánico mediante el uso de aceite de oliva ideal para masajes o para ensaladas cannábicas.

¿Estos disolventes suponen un riesgo para la salud?

Los aceites de marihuana se concentran generalmente mediante la evaporación de los disolventes que se han utilizado para la extracción, estos no se eliminan completamente y pueden quedar residuos, por eso si lo hacemos nosotros en casa hemos de ser muy precavidos a la hora de hacerlo.

Es tiempo y esperar a que se evaporen si aplicamos más calor para que se evaporen puede perder también más componentes beneficiosos (como cannabinoides o terpenos).
Es recomendable el uso de disolventes no tóxicos, de manera que los posibles residuos no sean perjudiciales para la salud.

La mejor forma de hacer aceite de marihuana

Se puede decir como disolventes de extracción, el etanol y el aceite de oliva son los mejores para la extracción de la gama completa de terpenos y cannabinoides de la planta de marihuana, siendo disolventes son seguros para el consumo.

El etanol puro también extrae grandes cantidades de clorofila de la planta de marihuana, lo que da al extracto final un verdor distinto y a menudo un sabor desagradable.
El aceite de oliva es la mejor forma para la preparación de aceite de marihuana para la automedicación.

El aceite de oliva es barato, no inflamable ni tóxico, y debe calentarse sólo hasta 100° C. Después de enfriar y filtrar el aceite ya está listo para el consumo.

Lo malo del aceite de oliva, que no se puede concentrar por evaporación, lo que significa que los pacientes que necesiten aceite de marihuana tendrán que consumir un mayor volumen del mismo para obtener los mismos resultados terapéuticos.

El precalentamiento de la marihuana para “activar” (descarboxilación) los cannabinoides puede dar como resultado la pérdida de terpenos por evaporación.

 Semillas de Cannabis

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here