Cómo tenemos que cultivar Plantas de Marihuana Autoflorecientes en Exterior

0
818
Cultivar Semillas de Marihuana Autoflorecientes
Cultivar Semillas de Marihuana Autoflorecientes
 Semillas de Cannabis

Las semillas de marihuana autoflorecientes, tienen un ciclo de vida es tan corto aproximadamente dos meses desde cultivo que es vital maximizar los recursos desde que plantamos la semilla de marihuana. Mientras las variedades feminizadas, cuyo ciclo de vida se puede alargar hasta cuatro meses, pueden tener tiempo para recuperarse de plagas o fallos nutricionales, las semillas de marihuana autoflorecientes son muy rápidas y no hay mucho tiempo para recuperarse del error.

Las semillas de marihuana autoflorecientes tienen una genética convierte en auténticas campeonas de la resistencia. Las variedades autoflorecientes con una buena planificación desde el principio, que permita a tu planta autofloreciente aprovechar todos los recursos nos aseguramos que tengamos un excelente resultado.

Las semillas de marihuana autoflorecientes al igual que cualquier planta necesitan del sol y calor en el mediterráneo puedes sembrar la primera cosecha de marihuana entre mediados de abril y principios de mayo, y con buena temperatura y mucho calor la podrás recoger a finales de julio y volver a plantar otras semillas de marihuana en Agosto y volver a cosecharlas en Octubre.

La variedades de semillas autoflorecientes en las zonas con clima más favorable donde todo el año hace una muy buena temperatura y se goza de sol se puede lograr hasta cuatro cosechas anuales.

En la Europa central y del norte de Europa llueve mucho, hace menos sol y los veranos son más cortos y con muy poco sol, por lo tanto sólo se puede cultivar una cosecha y gracias, y no será todo lo buena que tiene que ser como en los lugares mediterráneos. Lo ideal es sembrar las semillas de marihuana autoflorecientes a primeros de junio para poder cosechar a últimos de agosto.

Las variedades de semillas de marihuana autoflorecientes son menos propicias a tener hongos y ser atacadas por las plagas de la marihuana, ya que su cliclo es tan rápido que rara vez sufren estos ataques, casi no da tiempo. Es importante en estas plantas de marihuana autoflorecientes el exceso de humedad para que no sean atacadas por los hongos.

Vamos a realizar un cultivo de semillas de marihuana autoflorecientes
Elegiremos una semilla de marihuana autocritical de gea seeds que es una variedad indica, y la gama de semillas de marihuana autoflorecientes es cada vez más amplia.

Las plantas obtenidas con semillas de marihuana autoflorecientes, tienen un menor tamaño, pero no hay mal que por bien no venga, son un cultivo discreto, y las podemos tener en el balcón sin que sobresalgan demasiado.

Dentro de las semillas para iniciados existen las semillas ricas en CBD mejor para personas que no están acostumbradas a consumir marihuana y las semillas ricas en THC las que son para consumidores habituales de marihuana.

Germinar semillas de marihuana autoflorecientes es igual que cuando germinas cualquier otra semilla, el mismo método tanto para exterior como para interior.

Siempre recomendamos el cultivo orgánico tanto de semillas de marihuana autoflorecientes como de cualquier otro tipo de semillas de marihuana. Importante en estas semillas utilizar una buena maceta a poder ser de diez litros, con fibra de coco, humus de lombriz y como siempre decimos sin químicos, a poder ser, que luego lo consumimos nosotros.

Hay que intentar que la maceta donde vamos a cultivar nuestras semillas de marihuana autoflorecientes sea grande, intentar lo más grande posible, nada de 2 litros, intentar de siete o quince o 20 litros. Y si es de 50 litros ya sería tremendo. Tenemos que ofrecerles el mayor espacio posible para que se puedan desarrollar de la mejor forma posible.

Las cantidades de agua que tenemos que aportar a nuestra planta de marihuana autofloreciente son relativas, y dependen del clima y entorno en el que se desarrolla la planta, por lo que no podemos darte una cantidad exacta de agua, no hay dosis exacta, intentar que no le falte agua, pero tampoco debemos de dar agua en exceso.

Un par de semanas antes de la cosecha es importante realizar un lavado de las raíces para que los fertilizantes que le hayamos podido dar se eliminen, es importante regar a fondo la planta con mucha agua limpia, para eliminar todo el fertilizante y se quede en el sustrato.

La cosecha de nuestras plantas de marihuana llega entre 70-90 días después de haber sembrado, podrás por fin cosechar tus cogollos de marihuana. Es importante no regar la planta desde cinco días antes de la cosecha para que la tierra esté seca.

En el momento en el cual los cogollos de marihuana están listos porque el color de los tricomas de la resina empezará a cambiar de blanco a marrón y, sobre todo, porque la planta está amarilleando.

La planta de marihuana puede cortarse por ramas se pone a colgar en un lugar aireado y oscuro, para que corra el aire y no se estropee, que después de tanta espera solo falta que en al final del camino la liemos.

Para finalizar el proceso el manicurado, que consiste en cortar las hojas pequeñas de los cogollos para que tengan un mejor aspecto y permitir que estos desarrollen aromas complejos durante el curado.

Un proceso que hay que hacer bien paso a paso para poder obtener una hermosa cosecha de marihuana y disfrutar de esta maravillosa hierba, bien, fumada, vaporizada, en forma de aceite…al gusto del consumidor.

 Semillas de Cannabis

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here